Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Militares franquistas y ajustes de cuentas: las batallas internas de los partidos en sus listas electorales

Los partidos políticos apuran la confección de sus listas entre 'fichajes', sospechas de pucherazos y disputas internas

Vox incluye como cabezas de listas a tres exmilitares que se reconocen abiertamente franquistas

El presidente de Vox, Santiago Abascal. /

  • Escucha el tramo completo en 'Hora 25':

Antes de que comience la campaña electoral en España, los partidos pasan la prueba más dura: la confección de las listas electorales. Ahora que han demostrado que los cuchillos están afilados, ya puede empezar la campaña.

Por el momento, en las ruedas de prensa se han puesto a hablar de purgas y de ajustes de cuentas. Para negar este término, ya que prefieren hablar de renovación, aunque las brechas que ahora se ven sean los restos esas brechas pasadas tan actuales. "Lo del ajuste de cuentas y tal... lo que a los demás les hemos aceptado, hemos pedido que se respete a nivel federal. Eso no es ajustar cuentas, es escoger aquellos que más responde al equipo que queremos hacer", decía esta mañana el ministro Ábalos.

PSOE

El caso más paradigmático es probablemente el PSOE. El pasado domingo, la federación andaluza se negó a votar las listas electorales y este lunes ha llegado a decir que algunos de los nombres que les han impuesto los han tenido que buscar en Internet porque “no sabían quiénes eran”.

A Susana Díaz no podía salirle gratis el pulso a Pedro Sánchez. Es lo que aseguran en privado fuentes de Ferraz, que reconocen que han ajustado cuentas tras las primarias aunque Ábalos haya evitado referirse a la composición de las listas en estos términos. El ministro de Fomento se ha empeñado en resaltar que hay cuatro provincias andaluzas que si que pactaron las listas. Esta es la forma de la dirección federal de trasladar que Díaz está debilitada en su territorio.

Por su parte, desde el PSOE andaluz niegan la mayor. Han recordado que todos los secretarios provinciales decidieron este domingo no votar las candidaturas en señal de protesta, ya que entienden que Ferraz ha laminado al susanismo y ha metido a nombres que ni siquiera han pasado por las asambleas. "Se ven nombres que yo tuve que buscar quién eran. Más sincero no puedo ser", ha apuntado Juan Cornejo, secretario de organización del PSOE-A. La batalla por el control de la federación andaluza parece estar servida cuando acabe el ciclo electoral.

Para las listas europeas, desaparecen los ecos de la etapa de Rubalcaba. Había algunos que ya habían pedido que les dejasen fuera, como es el caso de Ramón Jáuregui. Otros como José Blanco han quedado fuera. Tampoco está Elena Valenciano, algo esperado desde el momento en que Sánchez no apoyó su promoción. Los veteranos que si están en las listas son Juan Fernando López Aguilar o la portavoz Iratxe García, número dos en la lista encabezada por Josep Borrell. Quien ha entrado finalmente ha sido César Luena, con quien ha habido reconciliación después de que este se fuese con Patxi López en las pasadas primarias.

PP

Hay frases de José Luis Ábalos que bien hubiera podido pronunciar Pablo Casado. Esta mañana no ha llegado a quejarse de las fake news, como hizo la semana pasada, pero sí ha protestado por la cobertura de los medios, porque estos digan que aparta a los representantes de su rival en primarias, Sáenz de Santamaría, o de la etapa de Mariano Rajoy cuando, lo que hace, según él, es renovar los nombres. Pablo Casado no entiende las críticas. El líder del PP estaba enfadado con las críticas internas. Tanto por cómo se han hecho las listas, como por la deriva del partido en algunos asuntos polémicas. "Yo no sé de qué deriva me está preguntando. Soy el primer líder del PP elegido en primarias y con un programa muy claro y que fue legitimado en un Congreso abierto (...) La deriva habrá que preguntársela a los que hacen pucherazos, alientan el transfugismo o hacen una auténtica purga en sus candidatos como han dicho algunos en el PSOE", ha asegurado.

El líder del PP no entiende que se hagan juicios de valor sobre las listas cuando hay 300 candidatos por designar y, sobre todo, que se cuestionen los casos de Fernando Martínez Maillo y Carlos Floriano, que pasan del Congreso al Senado. "De 52 candidaturas, que dos pasen del Congreso al Senado... creo que habría que analizar los términos que se utilizan a la hora de valorar lo que hace un partido. A veces se extienden informaciones que no responden a la realidad", ha comentado.

Casado ha asegurado que en el PP hay sitio para todos, aunque el proceso de configuración de las listas ha generado malestar interno en algunos sectores del partido, que incluso durante el fin de semana han hablado de humillación. "Toca replegar velas y esperar nuevos tiempos", dicen algunos.

El líder popular se ha centrado también en defender la incorporación de Cayetana Álvarez de Toledo de las críticas que le llegan incluso desde dentro del partido. No solo los nacionalistas catalanes cuestionan a la número uno del PP en Barcelona por no ser catalana y no hablar catalán. También hay en las filas populares quien no lo comparte. Es el caso del eurodiputado del PP Europeo Santi Fisas, que en Twitter asegura que decir que "no hablar catalán da sentido a tu candidatura es un desprecio a Cataluña y a la lengua catalana" en referencia al discurso de Álvarez de Toledo de este fin de semana.

Casado ha vuelto a defender a su candidata, y lo ha hecho con una comparación. "Igual que Meritxell Batet vino de número dos por Madrid y nadie le pidió su pedigrí madrileño, creo que Cayentana Álvarez de Toledo puede ir de número uno por Barcelona, la segunda ciudad más importante de España, sin que nadie le pregunte por su catalanidad", ha comentado.

Unidos Podemos

Los comunes y Podemos en Cataluña han tratado de quitar importancia a su última crisis —la última de una larga serie—. El que fuera senador, Óscar Guardingo, que ganó las primarias de Podem, ha renunciado a ir en las listas al Congreso porque entiende que la candidatura es independentista al situar al frente a Jaume Asens. "Durante la negociación de la lista nadie se pone en contacto conmigo, pero tampoco quiero protestas. Ha habido ciertas diferencias políticas y se me ha apartado", ha asegurado en el programa 'Hoy por Hoy'.

Precisamente sobre renovación también ha hablado en la SER el candidato de Más Madrid Íñigo Errejón, que ha asegurado que Podemos no está quemado, pero le hace falta renovarse. "No creo que esté quemada pero sí que creo que hacía falta un poquito de renovación. Yo por ejemplo he podido hacer ahora un tipo de listas que me hubiese encantado hacer en Podemos pero no pude. Los partidos, todos, tienen una tentación a la endogamia que le dificulta atraer perfiles como un psiquiatra, un investigador contra el cáncer, una abogada laboralista... hubiera sido bueno, pero no se pudo", ha asegurado Errejón.

Ciudadanos

Esto que describe Errejón es lo que explican en Ciudadanos que trata de hacer Albert Rivera: traer a gente de varios lados. Este fin de semana, de hecho, ha anunciado nuevos fichajes, aunque el partido sigue sin sacudirse las sospechas de fraude en las primarias de algunos territorios. Mientras sigue el misterio sobre lo que ocurrió en Castilla y León, el último caso que se estudia es el de Cantabria.

Allí, el televisivo Felix Álvarez, Felisuco se impuso en las primarias a la presidencia de la comunidad pero su principal rival, José López, pide ahora a la Comisión de Garantías más datos sobre las votaciones. Hay, según este candidato, una extraña concentración de votos que procederían de los mismos dispositivos. "Que haya desde una misma IP se hayan emitido 20 votos, desde otra 8, desde otra 7...", apunta López. Quiere saber el momento exacto en que se emitieron los votos para comprobar si es algo casual o algo intencionado.

Eso en Cantabria, porque sobre los 82 votos nulos de Castilla y León sigue sin haber explicaciones. La Comisión de Garantías está investigando lo que ocurrió. Mientras, Rivera llama a la unidad, y presume de incorporaciones como la del exvicepresidente de Coca Cola Marcos de Quinto o la del exabogado del Estado Edmundo Bal, relevado por "pérdida de confianza" en la causa del 1-O y para quién el líder naranja tiene ya preparada una cartera.

Vox

Mientras su líder aparece lo justo, Vox deja que su campaña se vaya construyendo en Whatsapp y en las referencias que los demás partidos hacen de Santiago Abascal, que hablen de él, aunque sea mal. A media tarde, la agencia internacional Reuters ofrecía para sus abonados esta información: el partido de extrema derecha Vox —así lo adjetiva— ha inscrito en sus listas a tres exgenerales que habían expresado su apoyo a Franco. La inclusión de tres candidatos abiertamente franquistas con antecedentes militares de alto rango subraya, dice Reuters, por qué Vox se abre un hueco en un país que, en gran parte, se había alejado de la política militarista de extrema derecha desde la muerte del dictador.

Militares nostálgicos y gente del PP desencantada con su partido. En las últimas 24 horas Vox ha anunciado fichajes dentro de los sectores más conservadores del PP y de la Academia y los tres ejércitos.

El exdiputado del PP Ignacio Gil Lázaro será cabeza de cartel en Valencia. Muy próximo a Mayor Oreja, abandonó el PP hace cuatro años por lo que llamó "divorcio emocional". Un historiador, Fernando Paz, autor de obras que niegan el holocausto, será el número uno por Albacete.

Además, ya son cuatro los generales que figuran en las listas de Vox para las dos próximas convocatorias electorales. Alberto Asarta, cabeza de lista por Castellón; Agustín Rosety, por Cádiz; y Manuel Mestre, por Alicante. Estos se suman al nombre de Fulgencio Coll, candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca. Todos son militares retirados y no sujetos a la disciplina castrense.

¿Quiénes son estos generales retirados?

Dos de ellos, Rosety y Asarta, fueron firmantes del manifiesto que el pasado verano suscribieron hasta 500 militares defendiendo la figura de Franco. Asarta es una figura reconocida dentro del ejército de Tierra. Fue segundo de la UME, estuvo al mando de todos los cascos azules en el Líbano y fue coronel jefe en Irak.

El general de mayor graduación es el que fuera Jefe del Estado Mayo del Ejército de Tierra, el teniente general Fulgencio Coll, que entre otras cosas fue el general que mandaba a todo el contingente español en Irak cuando Zapatero ordenó la retirada de las tropas en 2004.

¿Pueden estos militares afiliarse a un partido o presentarse en las listas?

Las reales ordenanzas y el código disciplinario castrense, de obligado cumplimiento, no permiten romper la neutralidad política ni hacer manifestaciones en ese sentido. Esto es obligatorio para los militares que están en activo y para aquellos que están en la reserva, es decir, lo que no están en activo pero todavía no ha pasado a retiro. No se ha jubilado y en caso de emergencia podría volver al servicio. Los cuatro generales de Vox están jubilados, con lo que no incumplirían las reales ordenanzas. Un general en la reserva debería solicitar primero el retiro antes de entrar en política.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?