Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Así te afecta la nueva ley de copyright que acaba de aprobar la Eurocámara

La nueva directiva otorga a los creadores un mayor control sobre su contenido

Europa aprueba la nueva ley de copyright. / ()

Medio año después de que el Parlamento Europeo llegara a un acuerdo provisional sobre la nueva directiva europea de derechos de autor, la Eurocámara ha ratificado la que ya es considerada como la nueva ley de copyright europea gracias al apoyo de la Comisión y del Consejo. Una polémica ley que otorga un mayor control sobre su contenido a los creadores y que, bajo el punto de vista de los defensores del software libre, vulnera los derechos de los usuarios en la red.

Tras la votación que ha tenido lugar este martes en el Parlamento Europeo, el sí se ha impuesto al no por 348 votos a 274. Por lo tanto, la directiva que tiene como objetivo proteger a los creadores con más garantías y remuneraciones justas frente a los colosos de Internet, se vuelve obligatoria en todos los países del bloque, que deberán aplicarla con la mayor brevedad posible.

¿Por qué es tan polémica?

A pesar de haber sido aprobada por el Parlamento Europeo, la directiva cuenta con un gran número de detractores en el viejo continente, principalmente los defensores del software libre. Sin ir más lejos, cerca de 400.000 personas salieron a las calles de las principales calles europeas para protestar por la misma. ¿Por qué es tan polémica? Principalmente por dos artículos: el 15 y el 17.

El artículo 15

El primero de ellos, el artículo 15 (una especie de Canon AEDE a nivel europeo), aborda el uso digital de las publicaciones de prensa. Un canon a las noticias y a los enlaces mediante el que se prohíbe compartir un trozo de una noticia o material periodístico de cualquier tipo de contenido que esté protegido bajo licencia de derecho a copia: "Cuando una obra u otra prestación se incorpore a una publicación de prensa sobre la base de una licencia no exclusiva, los derechos contemplados en el apartado 1 no se invocarán para prohibir su utilización por otros usuarios autorizados".

En resumidas cuentas, el artículo 15 ofrece a los editores de prensa la posibilidad de gestionar sus derechos de autor con terceras personas. De esta manera, plataformas como Menéame tendrán que pedir permiso a cada uno de los editores de prensa, quienes valorarán si permiten incluir su contenido. Una medida que tiene como objetivo que las plataformas online paguen una tasa por enlazar a los editores de noticias y que puedan así obtener unos ingresos que les permita ser sostenibles.

Un artículo que ha sufrido varias modificaciones desde que se presentara meses atrás como artículo 11. Entre ellas destaca el tiempo de exposición de un contenido, que se reduce de 20 a dos años. Por lo tanto, todas aquellas personas que quieran usar el contenido de terceros para complementar su trabajo, no podrán hacerlo sin permiso del autor antes de dos años, después sí.

El artículo 17

Mientras tanto, el artículo número 17 insta a las diferentes páginas web a vigilar el contenido que suben los usuarios a su plataforma para asegurarse de que no vulneran los derechos de autor. Hasta la fecha, plataformas como YouTube o Vimeo tan solo tienen que ejercer un control sobre el contenido cuando se les señala una violación de copyright. A través de este artículo, las compañías tendrían que desarrollar filtros previos para evitar que sus usuarios subieran contenido que pertenece a terceras personas.

Herramientas, con un sistema tipo Content ID de YouTube, que permitieran a las distintas plataformas detectar violaciones de los derechos de autor antes de que lleguen a la red: "Los prestadores de servicios para compartir contenidos en línea deberán obtener una autorización de los titulares de derechos".

En definitiva, dos artículos diseñados para que los creadores de contenido (siempre de "manera adecuada y proporcionada") puedan gestionar su contenido como ellos crean conveniente. Desde cobrar por su trabajo hasta obtener información sobre su uso e incluso retirarlo de cualquier plataforma. Un artículo especialmente criticado por el bando de Reda, ya que controlar todo el contenido de cada plataforma podría ser muy peligroso, además de costoso.

¿De qué manera afecta a los usuarios? Dos formas de entender un mismo proyecto

 En declaraciones a Cadena SER, la política alemana del Partido Pirata de Alemania y miembro del Parlamento Europeo desde el 2014, Julia Reda, explica que la aprobación de estos dos artículos supondría la reducción de la libertad de expresión de los usuarios en las redes sociales y de la pluralidad mediática.

Bajo su punto de vista, aplicar el canon a las noticias y a los enlaces provocaría que los usuarios dejaríamos de ver tantas noticias en las redes sociales como lo hacemos a día de hoy. Por consiguiente, estaríamos menos informados y sujetos a tan solo unas pocas fuentes de información. Una medida que afectaría sobre todo a agregadores de noticias y a plataformas como Wikipedia, quienes no podrían compartir los enlaces de terceros sin haber pedido permiso antes a los editores. Por otro lado, tal y como apuntan desde el blog de Wikimedia, las tecnologías de filtrado automático que propone la Unión Europea podrían convertirse en herramientas de vigilancia masiva.

Mientras tanto, el bando que aboga por un mayor control de los contenidos, entiende esta normativa como una opción para proporcionar un mayor poder a los creadores para difundir su contendido. Pero no solo eso. También consideran que es una forma de proteger el patrimonio cultural europeo y potenciar el consumo de contenido local.

Un movimiento que provocaría que compañías como Facebook o Google tuvieran que compartir parte de sus ingresos con los creadores de contenido. Por lo tanto, mientras los gigantes de Internet temen que se cuestione su modelo de negocio, los activistas consideran que este proyecto puede representar una amenaza para la libertad de expresión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?