Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El parlamento marca la agenda del 'brexit' para votar un 'plan B' inexistente

Este miércoles los parlamentarios se pronunciarán sobre algunas opciones del 'brexit' que deben presentar y aún no se conocen para ver si alguna de ellas cuenta con mayoría suficiente para reemplazar el plan de Theresa May

La primera ministra británica, Theresa May, abandona las Casas del Parlamento este lunes, en el centro de Londres. Los diputados de la Cámara de los Comuenes tomaron el control de la agenda parlamentaria para forzar este miércoles una votación sobre un posible 'plan B' para el 'brexit', aunque la primera ministra, Theresa May, rehusó comprometerse a cumplir sus indicaciones. Ante la falta de una mayoría que respalde el tratado de salida que ha negociado May con Bruselas, el Parlamento decidió por una diferencia de 27 votos modificar el orden del día del miércoles para convocar esa votación, una prerrogativa reservada habitualmente al Gobierno. / ()

¿Va el Reino Unido camino de dar con una solución para el brexit, o por el contrario, la situación se complica más y más, sin final a la vista? Que el Parlamento británico se haya hecho con el control de la agenda del proceso de salida de la Unión Europea es un nuevo golpe, sin precedentes, para el gobierno de Theresa May. Una derrota por 329 votos, frente a 302, apoyada por 29 rebeldes conservadores, con la dimisión de tres secretarios de Estado. Habla a las claras de la autoridad inexistente, pulverizada, de la primera ministra.

La decisión tomada en la noche del lunes por la Cámara de los Comunes permitirá a los diputados llevar a cabo este miércoles, las llamadas "votaciones indicativas". Los parlamentarios se pronunciarán sobre algunas opciones de brexit que deben presentar y aún no se conocen, para ver si alguna de ellas cuenta con mayoría suficiente para reemplazar el plan de May. El acuerdo de la primera ministra ha sido estruendosamente rechazado en dos ocasiones en el Parlamento y ella mismo reconoció el lunes que no cuenta aún con los votos suficientes para superar una tercera prueba.

¿Servirán para algo esos votos orientativos, o provocarán más confusión? ¿Añadirán, como algunos afirman, soluciones impracticables, contradictorias y poco realistas en esa búsqueda de un plan b? May advierte que no llevará a efecto ninguna otra versión del brexit, aunque los diputados aprueben una por mayoría. "Un voto indicativo es exactamente eso, indicativo y los miembros de esta Cámara no pueden esperar que el gobierno les dé simplemente un cheque en blanco a cualquier votación que se apruebe", explicó. Y ¿entonces qué? La respuesta, desgraciadamente es: no se sabe.

El gobierno está archidividido, el Parlamento convertido en una legión de sectas aferradas a sus respectivos dogmas, los euroescépticos furiosos, porque ven que el brexit se les puede escapar de las manos y, entre continuos rumores de un golpe interno para forzar la dimisión de May, la posibilidad de unas elecciones anticipadas cobra más y más cuerpo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?