Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

El juez pide a EEUU la extradición de los asaltantes a la embajada de Corea del Norte

Fuentes de la investigación sostienen que la decena de jóvenes que entraron el pasado 22 de febrero en la embajada de Corea del Norte en Madrid y golpearon a sus ocupantes, se encuentran en Estados Unidos

El líder, Adrián Hong Chang, que utiliza al menos otras dos identidades falsas, contactó con el FBI en Nueva York a los cinco días del asalto

El juez ha solicitado este martes a EEUU la extradición de Hong Chang y del estadounidense Sam Ryu

Adrián Hong Chang,líder del asalto /

El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha levantado el secreto del sumario del caso sobre el asalto a la embajada de Corea del Norte en Madrid, que tuvo lugar el pasado 22 de febrero.

La Brigada Provincial de Información en Madrid de la Policía Nacional ha conseguido reconstruir de forma minuciosa los hechos en poco más de 30 días, e identificar a los responsables.

Sitúan como líder del asalto a Adrián Hong Chang, un mexicano residente en los Estados Unidos, que también emplea como identidades falsas la de Mattheu Chao y Oswaldo Trump. Era el mayor del grupo y tiene 35 años. Otro de los supuestos asaltantes es el ciudadano norteamericano Sam Ryu, mientras que el resto son de nacionalidad surcoreana.

Cuchillos de combate, machetes y pistolas simuladas compradas legalmente en Madrid

Los asaltantes aprovecharon el 22 de febrero que Hong Chang se había ganado previamente la confianza del encargado de negocios de la embajada y un descuido del servicio de seguridad para entrar en las instalaciones alrededor de las 17:00 horas.

Una vez allí, golpearon con barras de hierro, maniataron a los ocupantes con grilletes, les cubrieron las cabezas con bolsas negras y les amenazaron con cuchillos de combate, machetes y pistolas simuladas, que Hong Chang había adquirido ese mismo día en una tienda de Madrid, con la excusa de que “tenía una academia”, según fuentes de la investigación.

Una víctima escapó pero el líder engañó a la policía

Los asaltantes se identificaron como una asociación o movimiento de derechos humanos para la liberación de Corea del Norte y mientras grababan sus acciones, intentaron sin éxito que uno de los miembros del personal de la embajada desertara.

El juez relata que una de las víctimas consiguió escapar saltando desde un primer piso, lo que le provocó lesiones graves, y fue socorrida por un ciudadano español, quien avisó a la policía.

Cuando tres agentes policiales se personaron en la embajada, les recibió el líder del asalto, Adrián Hong Chang, quien con aspecto tranquilo y un pin en la solapa del líder norcoreano Kim Jong Un, les dijo que no existía ningún problema y que si había alguna persona herida de nacionalidad norcoreana, era obligación de los agentes comunicarlo oficialmente al consulado.

Los agentes no insistieron y los asaltantes permanecieron en el interior de la embajada tres horas más, torturando a los seis ocupantes y registrando las instalaciones de las que se llevaron dos pendrives, un par de ordenadores, dos discos duros y un teléfono móvil, además de tres vehículos de la embajada que la mayoría emplearon para escapar.

La aparente falta de diligencia de estos tres agentes, según las fuentes consultadas, se explica por las dificultades para comunicarse con la persona que logró escapar al asalto, que además se encontraba en estado de shock. Tuvieron que emplear la aplicación informática google translate para conseguir entender alguna información.

Huida en coches oficiales y un Uber

Una vez se marcharon la mayoría de asaltantes con los coches oficiales de la embajada, sobre las 21.40 abandonó las instalaciones el líder Adrián Hong Chang, en un Uber que solicitó en la trasera de la embajada porque en la puerta principal se encontraba apostada todavía la policía.

Diez minutos más tarde, tres estudiantes norcoreanos intentaron entrar en la embajada y al comprobar que nadie abría, saltaron la verja y descubrieron a las seis víctimas maniatadas.

Hong Chang consiguió volar a Estados Unidos desde Portugal. Una vez en Nueva York, contactó con el FBI y le contó lo sucedido, haciéndole llegar las grabaciones audiovisuales que efectuó el grupo durante el asalto. Las fuentes de la investigación consultadas por la SER también creen que todos los demás se encuentran en el mismo país.

El juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional solicitará próximamente a ese país la cooperación internacional para que entregue a los sospechosos del asalto a la embajada de Corea en Madrid y puedan ser procesados en España.

De hecho, este mismo martes ha solicitado a Estados Unidos la entrega de Adrián Hong Chang y de su supuesto número dos, el estadounidense de origen coreano, Sam Ryu. El resto de extradiciones serán solicitadas en los próximos días.

El juez José de la Mata les atribuye delitos de allanamiento de morada, detenciones ilegales, lesiones, falsificación documental, amenazas y robo, cometidos por organización criminal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?