Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Un hongo está provocando la mayor extinción de especies

Este agente patógeno ha provocado ya la extinción de 90 especies de anfibios y ha reducido la población de otras 400, según advierte un estudio realizado por un equipo internacional de científicos liderados por Australia, que es, junto a América, el continente más afectado por esta plaga.

Un técnico forestal del Instituto de Conservación Forestal de Honduras ( tala un pino afectado por una plaga. / ()

La enfermedad de la quitridriomicosis, que causa el hongo “Batrachochytrium dendrobatidis”, ha afectado, al menos, a 500 especies de anfibios en más de 60 países del mundo a lo largo de los últimos 50 años.

Esta es la dura advertencia que ha lanzado hoy un equipo internacional de investigadores, que cuenta con la participación del CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Pero todavía hay más. Este informe, que se publica en la revista Science, denuncia que este hongo ha causado ya la desaparición de 90 especies de anfibios y, de este modo, se ha convertido en la especie invasora más destructiva que se conoce, porque ha provocado la mayor pérdida de biodiversidad asociada a una enfermedad en la historia de nuestro planeta.

Sudamérica y Australia son los continentes más afectados por este problema de escala global, según esta investigación que ha liderado la Universidad Nacional de Australia.

El problema crece

Estos expertos también advierten que si no se regula el comercio internacional de especies y se mejora la bioseguridad en las fronteras, muchas otras especies de anfibios corren un alto riesgo de desaparecer en las próximas dos décadas.

“Hemos perdido algunas especies realmente asombrosas. Conocer cuáles están en riesgo puede ayudar a dirigir la investigación futura para desarrollar acciones de conservación”, explica Ben Scheele, científico de la universidad australiana.

El problema es que el comercio mundial de animales silvestres y plantas está expandiendo ahora la presencia de patógenos potencialmente peligrosos en áreas nuevas.

Con más de un tercio de las casi 8.000 especies conocidas de anfibios, las regiones tropicales de América constituyen la zona del mundo con mayor diversidad de esta clase de vertebrados, y es a la vez la que más ha sufrido los efectos de la quitridiomicosis.

“El efecto de la enfermedad en los Andes ha sido absolutamente catastrófico”, señala Ignacio de la Riva, investigador del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y coautor del trabajo.

El culpable

Batrachochytrium dendrobatidis es el causante de esta extinción masiva de especies de ranas y sapos en todo el mundo. Es originario de Asia, pero allí las especies locales no se ven afectadas por la enfermedad que provoca.

La quitridiomicosis ataca la piel de los anfibios e impide la correcta regulación del agua y los electrolitos generando un fallo cardiaco en los animales. Según Scheele “se trata de una enfermedad muy virulenta que afecta a la fauna silvestre y está contribuyendo a la llamada Sexta Extinción masiva de especies en la Tierra”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?