Últimas noticias Hemeroteca

El movimiento ninja de la rata canguro para sobrevivir a la serpiente de cascabel

Saltos acrobáticos y patadas de alto vuelo para evitar un final fatal

La rata evita el ataque gracias a su velocidad. / YouTube

Las ratas canguro del desierto, unos pequeños roedores que habitan principalmente en México y Estados Unidos, destacan tanto por su tamaño menudo como por sus alargadas patas traseras. Unas patas que les permiten saltar como si de un pequeño canguro se tratara, a pesar de que poco tenga que ver con el característico marsupial de Oceanía.

Es gracias a estas patas que el pequeño roedor, de apenas 10 centímetros de altura, es capaz de hacer frente a depredadores como la serpiente de cascabel, uno de sus principales enemigos. Así lo demuestran diversos artículos académicos publicados recientemente en revistas de divulgación científica como Functional Ecology y The Biological Journal of the Linnean Society, donde podemos ver al roedor en acción.

Cómo hacer frente a la serpiente de cascabel

Tras preguntarse cómo podía prosperar esta raza en el desierto norteamericano junto a otros animales las serpientes de cascabel, un grupo de investigadores de la Universidad de California en Riverside decidió monitorizar a un ejemplar y seguir cada uno de sus movimientos. Gracias a ello, el equipo captó unas imágenes en las que podemos ver al roedor haciendo frente al ataque de una de estas serpientes.

Todo ello gracias a cámaras de alta velocidad, que han permitido observar tomar varias imágenes y vídeos de este encuentro con una nitidez hasta ahora inédita. Unas imágenes que revelan que las ratas pueden saltar en apenas 70 milisegundos para evitar el ataque de las serpientes. Mientras que las serpientes necesitan 100 milisegundos para lanzar un ataque, las ratas canguro son capaces de completar el salto en 30 milisegundos menos.

El movimiento ninja de la rata canguro

Pero no solo eso. La rata canguro también destaca por su habilidad para orientar el salto en el aire y meter patadas a sus adversarios, tal y como explica el autor principal del estudio Rulon Clark: "Las ratas canguro que no reaccionaron lo suficientemente rápido como para evitar el ataque tuvieron otro truco: a menudo pudieron evitar ser envenenadas reorientándose en el aire y utilizando sus enormes patas y pies para patear a las serpientes, al estilo ninja".

Según recoge el estudio, el roedor puede utilizar sus patas traseras para alejar la cabeza de la serpiente de cascabel, evitando que le inocule el veneno. De todas las ratas analizadas, 12 de ellas fueron capaces de eliminar los colmillos de las serpientes con sendas patadas, de las cuales ocho sobrevivieron al ataque. En definitiva, el movimiento ninja de las ratas canguro resulta indispensable para la supervivencia de estos roedores en Norteamérica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?