Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Café y churros para consensos en Política Exterior

Debate entre PP, PSOE y Podemos sobre Derechos Humanos y Política Exterior en las próximas elecciones

Los españoles eligen parlamento en un momento en que diferentes escenarios internacionales muestran los retos que la Política Exterior va a tener en la próxima legislatura. Y sin embargo, otra vez más es la gran ausente del debate público. La ong Oxfam-Intermón ha reunido a representantes de los principales partidos de ámbito nacional para discutir sobre las cuestiones internacionales más pegadas a los Derechos Humanos, la cooperación internacional, desarrollo, migraciones y los valores sobre los que construir la acción exterior española.

Con la accidental ausencia de Ciudadanos, José Ramón García (PP), Carlota Merchán (PSOE) y Antón Gómez-Reino (Podemos) discuten -y se dan la razón mucho más de lo que pudiera parecer- entre cafés y churros, en el madrileño café Manuela. Son días de intenso debate sobre el brexit, así que sobre la mesa se plantea si España no debe aprovechar la salida de Reino Unido de la Unión y el desvarío de la política italiana para ocupar ese tercer puesto entre los grandes, como potencia media.

“El debate sobre España como potencia media es obsoleto -dice provocador José Ramón García-, porque hay ámbitos en que somos líderes y debemos seguirlo siendo, y en otros campos no estamos y difícilmente vamos a poder estar”. Para poder estar hace falta dedicar fondos y, primera coincidencia, los tres partidos coinciden en que se tiene que recuperar el presupuesto de ayuda al desarrollo, que fue laminado por los recortes del gasto público a raíz de la crisis financiera.

Con su programa electoral todavía por publicar, el representante popular elude hacer una propuesta concreta para esa recuperación. Merchan (PSOE) y Gómez-Reino se fijan como reto empezar la legislatura con un 0.5% en ayuda al desarrollo, para culminarla con el 0.7%. Pero como dice la representante socialista, tanto hace falta un presupuesto para hacer política, como unos presupuestos necesitan de política: “Tenemos que tener un debate previo sobre qué queremos ser en cooperación y cómo queremos contribuir al desarrollo”.

El debate sobre para qué debe servir la cooperación arrastra hacia el único tema de este ámbito que si ha prendido en campaña, el de la inmigración: “No se habla de política Exterior más que para este tema, y eso muestra un cierto ensimismamiento en el debate social en España”, dice Gómez-Reino. La diputada socialista reconoce que la ayuda al desarrollo no puede condicionarse a “que fije a la población”, es decir a ser un mecanismo para frenar la llegada de emigrantes a Europa. “Emigrar debe ser una opción para la gente de esos países, como lo es para nosotros poder ir a otro país, pero se trata de que no tengan que emigrar porque no tengan otra posibilidad”.

El popular José Ramón García critica que se hable muy poco del papel de las mafias, que son “quienes traen a Europa a los emigrantes”. Uno de los principales problemas para su partido, explica este diputado, es que no existan más mecanismos internacionales de lucha contra estas mafias y grupos de crimen organizado.

Los representantes de los tres partidos coinciden en que hacen falta cambios en la estructura de la política exterior española que pongan a los Derechos Humanos en el centro de la toma de decisiones. Mientras que Podemos propone una secretaría de Estado, los populares consideran que es más efectivo un enfoque transversal que dependa directamente de la Presidencia del gobierno.

Podemos propone que se pueda paralizar cualquier decisión de Política Exterior que ponga en peligro la vida de civiles, como la venta de armas a Arabia Saudí. "Con nosotros en el gobierno no se ha firmando ni un sólo contrato de venta de armas a ese país", se defiende la representante socialistas, mientras que el popular fía a un consenso europeo el bloqueo de venta de armas a ese país, como han hecho varios estados. 

Interpelados sobre la facilidad con que en este ámbito informal se ponen deacuerdo, reconocen que en el día a día parlamentario los puntos de encuentro y la buena sintonía son mucho más que lo que se percibe a través de los medios. Pero les preocupa lo que suceda tras estas elecciones, y la socialista Merchán advierte de que “nos va a quedar un parlamento europeo muy complicado” que exigirá ser muy proactivas a las fuerzas políticas para lograr consensos. “Va a entrar otra fuerza en el parlamento [español], le responde el popular García, y eso va a provocar tensiones y va a dificultar los consensos”.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?