Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

La evolución de la intención de voto, a diez días de las generales del 28-A

El PSOE parte con ventaja para ser la fuerza política más votada; PP y Cs se disputan el segundo puesto en una pelea mes a mes en la que se alternan; y Unidas Podemos y Vox llegan a recta final empatados tras el gran ascenso de los de Abascal

Evolución de la intención de voto, según el CIS. / CADENA SER

Cuando quedan diez días para las elecciones generales del 28 de abril echamos la vista atrás en los resultados de intención de voto en el barómetro del CIS. Ocho meses de evolución de los cinco partidos que lograrán con total seguridad representación en el Parlamento tras los comicios: PSOE, que parte con ventaja, según las encuestas, para ser la fuerza política más votada; PP y Ciudadanos, que se disputan el segundo puesto en una pelea mes a mes en la que han ido alternándose; y Unidas Podemos y Vox, que llegan a recta final empatados tras un ascenso más que destacado de los de Santiago Abascal.

Analizamos la evolución de la intención de voto desde la moción de censura de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy. El 1 de junio el líder del PSOE se convirtió en presidente del Gobierno con los apoyos de su partido, Unidos Podemos, ERC, PdeCat, PNV, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias. Desde ese momento el socialismo fue al alza para el CIS, que se movía en porcentajes del 30%. También fue subiendo en intención de voto en los meses siguientes Unidos Podemos, que rozó el 12% en noviembre. Ese verano e inicio de otoño la derecha, representada en los partidos de Casado y Rivera, se enzarzaron en una pelea sobre quién ganaba el voto de la derecha y, según el CIS, ambos se colocaban en torno al 20%; un mes el PP superaba a Cs, y al contrario al mes siguiente. Julio fue además el mes en el que el PP estrenó líder; Pablo Casado ganó las primarias a Soraya Sáenz de Santamaría.

Llegó septiembre y Pedro Sánchez ya iba haciendo público que su Gobierno dependía de aprobar los Presupuestos. Lo dijo claramente en una entrevista con Pepa Bueno en la SER, en la que además se mostró partidario a celebrar un referéndum en Cataluña para votar un nuevo Estatut y mejorar el autogobierno.

Con el invierno llegaron las elecciones en Andalucía y el vuelco histórico que supuso que, aunque la fuerza más votada fuera el PSOE de Susana Díaz, las derechas tuvieran capacidad de formar gobierno. Los socialistas cayeron 14 escaños, también bajó la suma de Podemos e IU y por contra, Ciudadanos creció en 12 diputados y Vox irrumpió con 12. Solo el PP sufrió otro batacazo al perder 7 escaños, pero pese a todo su candidato, Moreno Bonilla, se convirtió en el nuevo presidente de los andaluces gracias al apoyo de Ciudadanos y de Vox.

Era ya enero y esta suma de la extrema derecha al gobierno del PP en Andalucía fue exhibida por los populares como triunfal por algunos cargos, que soñaban con el que modelo pudiera ser exportado incluso a la Moncloa. Mientras para los dirigentes de Vox se había logrdo acabar con "el cortijo de la izquierda en Andalucía", Susana Díaz se lamentaba de que "la extrema derecha" tuviera "la sartén por el mango".

Diciembre: el PSOE cosecha su peor dato de intención de voto y Vox inicia su ascenso

Todo este movimiento se tradujo, según el CIS, en que en diciembre el PSOE cosechara su peor dato de intención de voto de estos meses (28,9%) y que Vox comenzase a trepar en el barómetro de manera muy destacada (en diciembre la encuesta señalaba que podría lograr el 3,7% de los votos, porcentaje que subió al 6,5% un mes después). Ciudadanos y Unidos Podemos se mantenían en su línea pero el PP, tocado hasta internamente por el pacto con la extrema derecha, caía en intención de voto del 19% en diciembre al 15% en enero.

Tras la debacle en Andalucía los datos del CIS comienzan a remontar para los de Sánchez, que en febrero logran un 33,3% en intención de voto. Ese mes el CIS estima que también sube el PP, Cs baja y Unidos Podemos y Vox se mantienen estables. Ese mes, el día 10 de febrero, se produce la polémica foto de Colón, con los líderes de la derecha juntos "por una España unida", contra la "traición de Sánchez" y para pedir "elecciones ya". Tres días después el Congreso rechaza tramitar los Presupuestos y el 15 de febrero Pedro Sánchez anuncia que el 28 de abril se celebrarán las elecciones anticipadas.

La siguiente encuesta del CIS sería la de marzo, macrosondeo con 16.194 entrevistas cuando lo normal son 3.000. En ella el PSOE obtendría el 30,2% de los votos seguido del PP, con el 17,2%, y Ciudadanos con el 13,6%. Unidas Podemos alcanzaría el 12,3% y Vox se dispararía hasta el 11,9%. Según este CIS, la suma de las fuerzas de derecha se quedaría lejos de la mayoría absoluta y la candidatura de Pedro Sánchez podría alcanzar la mayoría absoluta con Unidas Podemos.

Otro de los datos fundamentales que se desprenden de esta última encuesta es que hay un 40% de indecisos que hace que el límite entre una mayoría de derechas y una de izquierdas dependa en gran parte de la campaña electoral de esta Semana Santa. A la incertidumbre del voto de última hora se suma a si las encuestas acertarán: en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre el CIS no lo hizo. José Félix Tezanos reconoció que en Andalucía "fallaron" y argumentó que ha cambiado el comportamiento electoral. Con todo esto sobre la mesa, no queda otra que volver a hacer números el 29 de abril.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?