Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Notre Dame incumplía normas de seguridad, según las primeras investigaciones

Los criminólogos encuentran colillas y un desbarajuste de cables y sistema eléctrico

Notre Dame incumplía normas de seguridad, según las primeras investigaciones / ()

Las primeras investigaciones sobre el devastador incendio en Notre Dame no dejan en buen lugar a los clérigos responsables de la seguridad de la catedral. Ni a las empresas que renovaban la aguja de la catedral convertida en cenizas. Según revela el semanario satírico Le Canard Enchaîné, los investigadores han encontrado varias colillas, pero también un caos en el sistema eléctrico que difícilmente se adapta a las estrictas normas de seguridad que deben cumplir este tipo de monumentos históricos.

Tampoco fueron muy avezados los responsables de la catedral en atender las alarmas de incendios ni en llamar a los bomberos. La policía ha descubierto al menos siete colillas debajo del andamio, aunque esto no es definitivo dada la gran cantidad de turistas que visitaban diariamente el tempo gótico. Según Le Canard Enchaîné, los obreros han reconocido en los interrogatorios policiales –que se llevan a cabo desde la noche del siniestro, el 15 de abril haber fumado algún cigarrillo pese a la estricta prohibición.

Los investigadores privilegian en todo caso la hipótesis de que el incendio se debió a un cortocircuito, según el semanario satírico y según las informaciones que dieron los bomberos y el fiscal pocas horas después.

Una pista son los motores de los ascensores y los puntos de electricidad instalados para las obras de renovación aunque estaba ubicados a cierta distancia del lugar donde comenzó el fuego, en la aguja, sostenida por un sofisticado armazón de madera de roble construido en el siglo XIII.

Los criminólogos han encontrado también un caos de cables y un sistema eléctrico en las campanas, instalado a demanda expresa de los clérigos responsables de la catedral. Pero que suponen un riesgo añadido de cortocircuito y que infringían todos los reglamentos de seguridad establecidos por los arquitectos y servicios de seguridad de los monumentos de interés histórico. "Era un sistema provisional" instalado en 2012 que debía haber sido levantado después, añaden los expertos al semanario.

A todas esas chapuzas o despropósitos se suma el que el aviso a los bomberos se produjo 35 minutos y no 20 minutos, como se dijo oficialmente, después de que saltara la primera alarma.

Las campanas de la aguja sonaron el día del incendio a las 18.04 horas para llamar a la misa prevista a esa hora. Doce minutos después saltó la primera alerta de detección de humo en el puesto de seguridad de la catedral y cinco después sonó la primera alarma de incendio. Pero los técnicos de seguridad fueron enviados al lugar erróneo y no encontraron ni llamas ni humo. Ya había comenzado entonces la evacuación de los visitantes y fieles, pero se pensó que era una falsa alerta y se les pidió que se quedaran.

Sobre las 18.30 volvieron a sonar las alarmas y, en ese momento sí se procedió a la evacuación de la catedral. Entre diez y veinte minutos más tarde, los agentes localizaron el fuego en la base de la aguja.

A las 18.51 se produjo la primera llamada a los bomberos que llegaron en unos diez minutos y se encontraron con unas bocas de agua insuficientemente potentes para atajar las llamas que eran ya de gran dimensión. La instalación anti-incendios, insiste Le Canard estaba diseñada para apagar un fuego en su inicio, pero con los retrasos registrados en su localización ya había crecido demasiado.

Solo con la llegada de refuerzos, hasta 400 agentes con mangueras más potentes lucharon contra las llamas, aunque ya fue tarde para salvar la aguja y la cubierta de Notre Dame. Los primeros bomberos tampoco tenían escaleras suficientemente altas y tuvieron que pedir ayuda a los del extrarradio de París.

No se puede afirmar que la alimentación eléctrica de los carrillones haya producido el cortocircuito, "pero es un indicio que se toma muy en serio", según un alto funcionario que cita Le Canard.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?