Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Alberto Caballero: "La temporada 12 de 'La que se avecina' será la última, tal y como la conocemos"

Entrevista con el creador de la comedia estrella de Telecinco

Alberto Caballero, creador y productor ejecutivo de 'La que se avecina' /

Hoy es un día muy especial para 'La que se avecina': Mirador de Montepinar vuelve a abrir sus puertas en Telecinco tras casi un año y medio de clausura. La última vez que los vecinos compartieron su alocada convivencia con la audiencia fue el 21 de diciembre de 2017. Quizás haya llovido más de la cuenta, pero si de algo puede presumir esta comedia es de tener uno de los públicos más fieles que se recuerdan, solo comparable con la icónica 'Cuéntame'. 'La que se avecina' regresa a nuestras pantallas y para conocer sus pretensiones en la Cadena SER hablamos con Alberto Caballero, el Dios que se encarga de mover a su antojo a los títeres que infunden vida a Montepinar.

Casi un año y medio sin 'La que se avecina'. La espera tampoco habrá sido fácil para vosotros, ¿no?

Nunca nos había pasado y todo lo que es nuevo te lo tomas con cierta aprensión. Pero al final esto es una industria y la ventaja que hemos tenido es que la falta de emisión no ha implicado una falta de producción. Hemos estado con la duodécima temporada y, por lo tanto, nuestro trabajo no ha cambiado.

En todo este tiempo sin 'La que se avecina' el consumo de la televisión lineal ha bajado drásticamente. ¿Crees que su ausencia le pasará factura ahora?

Tenemos una ventaja que no tienen otras series: un canal temático como FDF. El que quiera seguir viéndola puede porque emiten cinco capítulos al día. Aunque te quieras olvidar de 'LQSA' no puedes. ¿Cómo va a reaccionar la gente? Es algo que nunca se sabe, haya pasado un año y medio o seis meses. No se pueden hacer previsiones, solo esperar que todo vaya bien. Pero la tranquilidad que tenemos es que, quizás, sea la mejor temporada de las últimas que hemos hecho. En el contenido tenemos confianza. En la evolución de los tiempos…no podemos hacer nada.

A las series de 70 minutos no les queda mucho tiempo de vida

¿Os ha afectado el hecho de afrontar la producción de una nueva temporada sin haberse emitido la anterior?

Afecta porque hemos escrito una temporada entera a ciegas. Normalmente tenemos el feedback del público para saber si estamos acertando con las tramas y ver la acogida que tienen los personajes. Vamos a ciegas, pero a cambio tenemos una extraña tranquilidad porque podemos hacer lo que queremos. También nos ha servido para adaptarnos a los nuevos tiempos. Cuando empezamos en 'Aquí no hay quién viva' vestíamos a los personajes según la estación del año porque sabíamos perfectamente cuando se iba a emitir cada capítulo. Ahora en cambio no podemos hacer ni capítulos temáticos salvo que nos encarguen uno específico. Esta nueva forma de trabajar va con los nuevos tiempos, exactamente igual que con la otra serie que hemos hecho: 'El Pueblo'. Al verse primero en Amazon Prime Video nos obliga a cambiar el chip. Tanto es así que vamos a grabar la segunda temporada sin que se haya emitido en abierto. La ficción camina hacia un sitio muy claro y probablemente no sea hacia la televisión tradicional. Cada vez es más extraño consumir series en abierto. Por eso, probablemente el dato más llamativo del estreno de la 11ª temporada de 'LQSA' no sea el dato de audiencia, sino lo que evoluciona en su consumo en diferido.

¿Y los actores, preguntan?

Preguntan, pero se suelen mantener al margen. A las cadenas se les ha terminado tildando como los malos de la película, pero simplemente tienen un negocio. Lo que me parece mal es jugar con el trabajo ajeno. Es decir, grabar una serie, dejarla en un cajón y no emitirla. Como productora hemos visto, afortunadamente, muchos casos ajenos, pero desafortunadamente muy cercanos, producciones que están preparadas y ni siquiera se estrenan. No es que funcionen o dejen de funcionar. Aquí la cuestión es la indefinición, y lo peligroso es la indefinición. Si haces una serie quieres que se emita, que se confíe en ella y se siga produciendo. Tener un plató parado y unos actores preguntándote si grabamos o no es una de las mayores mierdas de este negocio.

La undécima temporada será la última de Antonio Pagudo. ¿Por qué deja la serie?

Ahora mismo prefiero no hablar de Antonio Pagudo porque ha sido un poco atípico el mecanismo de abandonar la serie. Tiene otras características diferentes a las puramente artísticas.

Estar 15 años haciendo pura comedia en prime time es un logro que no se lo recuerdo a nadie

Se cumplen 12 años del estreno de 'LQSA' y ya estáis grabando a la temporada 12. ¿Entraba en vuestros planes llegar tan lejos?

Nadie piensa eso porque es un disparate. Cuando empecé en esto, las sitcoms más clásicas, como 'Friends' o 'Frasier', duraban diez años y ya me parecía un disparate. Además, el principio de 'La que se avecina' fue un arranque muy raro, muy convulso. Ha tenido una evolución curiosa, pero nunca puedes prever hacer tantas temporadas.

¿Cuál ha sido la clave de su éxito?

'La que se avecina' tiene una ventaja fundamental y es que puedes hablar de cualquier cosa. Acepta muchas temáticas y nos permite renovar personajes. Es difícil aburrirse escribiendo 'La que se avecina', sobre todo si el grueso de los actores, que es lo que determina su continuidad, se mantiene. Nuestro gran logro ha sido crear unas buenas condiciones de trabajo y que los actores estén a gusto.

Si pudieras, ¿qué le dirías al Alberto Caballero de hace 12 años que, de repente, se ve en Telecinco produciendo un sucedáneo de 'Aquí no hay quién viva'?

Le hubiese dicho que en aquel momento no iba a acabar muy bien (Risas). El estreno de 'La que se avecina' fue muy duro. No nos imaginábamos que después de un éxito como 'Aquí no hay quién viva' nos íbamos a ver envueltos en una situación tan complicada a nivel creativo. No habíamos vivido lo que era hacer ficción y tener problemas. Fue todo muy convulso, pero, curiosamente, en 'La que se avecina' aprendimos qué fue lo que hizo funcionar a 'Aquí no hay quién viva'.

En 'La que se avecina' hemos aprendido qué fue lo que hizo funcionar a 'Aquí no hay quién viva'

¿Pesa el título de ser la serie más longeva de Telecinco y la segunda española después de 'Cuéntame'?

Este otoño vivimos varios momentos muy complicados, por lo que hicimos un análisis y dijimos: 'hay que reivindicarse'. Estar 15 años seguidos en prime time haciendo pura comedia es un logro que no se lo recuerdo a nadie. Y con capítulos de 70-80 minutos. Eso es un récord y lo tenemos que poner en valor. Por un lado nos permite hacer cosas nuevas, pero por otro lado tiene una motivación masoquista porque llegados a este punto no quieres parar. Es un reto: ¿hasta cuándo podemos mantener un formato vivo? Siempre hemos dicho que si en la temporada 11 vemos un deterioro muy claro y a la gente le deja de gustar no haremos más capítulos. No tiene sentido alargar una cosa cuando ya no toca. Pero si la temporada funciona nos genera un conflicto. 'La que se avecina' necesita tiempo para escribirse y producirse y eso nos limita para hacer otros proyectos. Y ese es exactamente el dilema que tenemos ahora.

¿Ha sido 'El Pueblo', vuestra nueva comedia, lo que está influyendo en ese dilema?

Hemos tenido una experiencia muy interesante con esa serie. Es completamente diferente, que se graba solo en exteriores. Ahora nos enfrentamos a la segunda temporada y no es lo mismo pensar para el capítulo 160 de 'LQSA' que para el capítulo 10 de 'El Pueblo'. Además, dar el salto de manera natural a una plataforma (se verá primero en Amazon) lo cambia todo. De hecho, seguramente en la segunda temporada hagamos dos versiones: una de 50 minutos para Amazon y otra de 70 para Telecinco.

Esto influye en las valoraciones que hacemos sobre 'La que se avecina', pero al final hemos terminado simplificando el tema. Si nosotros no lo pasamos bien y nos compensa seguimos, y de momento nos lo seguimos pasando bien con 'LQSA'. Soy bastante crítico y la serie la veo más que sana. Eso no quita que llegue el momento en el que los actores se harten o que nosotros no tengamos tiempo para hacerla. Hemos intentado ser lo más honestos con el éxito de 'La que se avecina'. Después de 'Cuéntame' y 'La que se avecina' la serie más longeva en emisión es 'Allí abajo' con cinco temporadas. Y ojo, que ya es un triunfo. Los éxitos hay que respetarlos. He visto a mucha gente en esta profesión teniendo un éxito y luego estar en casa sin que se les llame para nada. Hay que tener cuidado con pasarse de listo.

Nuestro gran logro ha sido crear unas buenas condiciones de trabajo

¿Sigue en pie la idea de hacer un spin off o cambiar de localización tras la temporada 12?

Sí, lo estamos valorando. La duodécima temporada la hemos dividido en dos tandas de ocho capítulos. En mayo acabamos la primera y la siguiente la grabaremos el próximo invierno. Llegado el momento lo que sí vamos a hacer por cuestiones logísticas es marcharnos de esos platós. Hay que ver con qué salud llegamos, ver cómo funciona la 11 y, a partir de ahí, hacer una valoración, una en la que estamos todos incluidos: cadena, productora y actores. Ahora mismo están todas las opciones abiertas. Si la serie sigue a tope veremos si nos mudamos o directamente apostamos por el spin off.

También depende mucho de cómo avance la industria de ahora en adelante. A las series de 70 minutos no les queda mucho tiempo de vida, aunque 'La que se avecina' está diseñada para poder llegar sana con esa duración por capítulo. De momento estamos concentrados este año en hacer los otros ocho capítulos de la temporada 12 porque, efectivamente, pueden ser los últimos de 'La que se avecina', tal y como la conocemos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?