Últimas noticias Hemeroteca

Joe Biden se suma a la concurrida carrera presidencia en EEUU

Primero tendrá que ganar la nominación del partido Demócrata, pero lidera las encuestas con cierta holgura frente a los otros 13 candidatos

Joe Biden se suma a la concurrida carrera presidencia en EEUU / ()

Joe Biden fue 8 años vicepresidente con Barack Obama y ha estado tres décadas en el Senado. Este experimentado político de 76 años se une a más de una docena de demócratas que han anunciado su candidatura, pero que su nombre lidera las encuestas de los demócratas incluso por encima de Bernie Sanders o Kama Harris, los otros favoritos. Biden, en su vídeo de presentación, habla de liberar a América de una gran amenaza. Un vídeo, que consciente de la importancia del voto hispano publicaba también en español.

El anuncio de Biden pone fin a dos años de especulaciones de si se presentaría o no a la presidencia del 2020 contra Donald Trump (aunque tiene que ganar primero la nominación de su partido) y más teniendo en cuenta la victoria de Trump frente a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton en noviembre del 2016. En el vídeo publicado Joe Biden asegura que “estamos en una batalla por el alma de esta nación”, pero aunque su mensaje es para acabar con el odio y la América que está dejando Trump. La carrera de Biden se enfrentará a serios obstáculos, incluso dentro de la nominación demócrata, donde existe una importante base liberal inquebrantable que no apoyó sus posiciones políticas en asuntos importantes del pasado.

Uno de sus primeros actos será asistir a una recaudación de fondos para su campaña en Filadelfia, lo que refleja su urgente necesidad de financiación para su postulado y poder estar en igualdad de condiciones con los otros candidatos.

Biden ha entrado tarde en la carrera electoral, con poco dinero y su equipo está trabajando para construir una infraestructura digital para hacer crecer su base de partidarios online que pueda impulsar la campaña de donaciones de aportaciones pequeñas. Su primer evento público programado será el lunes en Pittsburgh donde se reunirá con miembros del sindicato Teamsters para hablar sobre la reconstrucción de la clase media. Luego viajará a los estados donde habrá primarias y asambleas antes de acabar la semana en Filadelfia.

El exvicepresidente confía en gran medida, no solo en el apoyo de los trabajadores para conseguir la nominación, sino también para que su campaña despegue. Su fuerza y popularidad en las encuestas se explica por el reconocimiento universal de su nombre, por la imagen de sensatez y serenidad que transmite, por la solvencia de su imagen, por la escasez de escándalos en los que se ha visto relacionado, por la cercanía que transmite a la gente y porque representaría el nexo de unión entre los demócratas más de izquierdas encabezados por Bernie Sanders y los más centristas de Elizabeth Warren.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?