Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Trump amenaza con imponer aranceles del 25% a la mitad de las exportaciones chinas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. / ()

A golpe de tuit, como hace con frecuencia, Donald Trump ha anunciado que pretende imponer aranceles del 25% a la mitad de las exportaciones de China a EE.UU. La amenaza de Trump puede ser una táctica negociadora, porque el miércoles China y Estados Unidos se sientan a la mesa, o puede ser la primera salva en una guerra comercial.

El presidente estadounidense ha dicho que impondrá aranceles (impuestos) del 25% a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares, la mitad de lo que China exporta a Estados Unidos. Además, dice que "pronto", sin concretar una fecha, podría imponer otro 25% a la otra mitad, una mitad esta segunda que hasta estaba exenta del pago de estos impuestos.

Es decir, Trump puede encarecer todos los componentes chinos que usan tecnologías que se venden en Estados Unidos y en el resto del planeta, desde la maquinaria agrícola hasta teléfonos móviles. Si los componentes se encarecen, los productos finales también lo harán. De modo que Trump podría haber firmado la próxima subida de precios a múltiples bienes, desde tractores hasta Iphones; pero es importante señalar que todo esto se produciría si, finalmente, su amenzaza se concretara.

De momento, esa amenaza no ha pasado de Twitter y China y Estados Unidos segruirán negociando un acuerdo a partir del miércoles. La maniobra de Trump podría ser sólo una forma de presionar a China.

Consecuencias de la medida

Todo con lo que juega el presidente de Estados Unidos corre el riesgo de tener repercusiones de carácter global. En este asunto podemos distinguir tres niveles:

- Pimero: A nivel de consumidor – Si Trump encarece los componentes chinos, los móviles, los ordenadores, las cámaras y todos los demás productos tecnológicos también sufrirán un alza en su precio.

- Segundo: A nivel bilateral – Si Estados Unidos pone barreras a China, China responderá con barreras a los productos del país norteamericano. Así que el resultado del enfrentamiento podría frenar la economía de ambas potencias.

- Tercera: A nivel global – Si se frenan la primera y segunda economía del globo, es decir las locomotoras, se frenarán también los vagones de cola. Aquí es donde entran la economía europea y la española que acusarían el golpe de llegar este a producirse.

En cualquier caso, todo esto está en juego si, y solo si DOnald Trump, pasa de las palabras a los hechos. Demasiadas veces sus amenazas se han quedado sólo en amenazas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?