Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

No más horas extra gratis: dudas ante la obligación de la empresa con tu horario que entra en vigor este domingo

El registro de las horas efectivas de cada trabajador busca combatir las horas extra no pagadas, que ni cobra el trabajador ni se cotizan a la Seguridad Social. Patronal y sindicatos han tenido dos meses para negociar la implantación en los centros de trabajo pero desde la CEOE se quejan de que muchas empresas pequeñas aún no han podido adaptarse

Las empresas estarán obligadas desde este domingo 12 de mayo a registrar diariamente la jornada de sus trabajadores. La obligación viene establecida en un Real-Decreto ley de medidas sociales aprobado por el Gobierno el pasado mes de marzo en el que se daba a las empresas un plazo de dos meses para adaptarse a esta nueva normativa. Ese Real-Decreto tiene 26 páginas de las cuales solo tres párrafos están dedicados a este cambio en al gestión empresarial tan importante. Esta poca concreción ha generado incertidumbre y controversias. 

Lo que dice la ley

El registro obligatorio que las empresas deben tener listo desde el domingo debe incluir el inicio y finalización de la jornada del trabajador, sin perjuicio de la flexibilidad horaria, y se organizará y documentará mediante la negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, por decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores. La empresa estará obligada a conservar los registros de jornada de sus trabajadores durante cuatro años y deberán permanecer a disposición de los trabajadores, sindicatos y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En caso de incumplimiento, la cuantía de la sanción puede ir desde los 626 euros si es considerada leve o llegar a los 6.250 euros en caso de calificarse como grave.

¿Cuántas horas se trabajan en España y no se cobran?

Según la EPA, la Encuesta de Población Activa, en el primer trimestre de 2019 se hicieron más de 5,6 millones de horas extra a la semana de las cuales el 46% no se pagaron. 

Por ahora no hay orden de desarrollo del real decreto, solo esos tres párrafos en los que no se señala cómo debe ser el formato de ese registro que deben tener las empresas.. ¿un libro, un excel, una aplicación informática? Una de las controversias de esta medida es cómo se aborda la flexibilidad, por ejemplo, en sectores donde no hay horario regular. Otra de las dudas es cómo compaginar esa obligación con las medidas de conciliación como el teletrabajo

La opinión de la patronal

Desde la CEOE, Rosa Santos asegura en declaraciones a la SER que la cosa es sencilla "en trabajadores de una cadena de producción, que fichan a diario en su centro de trabajo", pero el problema es en casos como "comerciales que no van al centro de trabajo, trabajadores que deben viajar un día, o varios o semanas enteras a otra ciudad o país... Todas estas situaciones tienen que tener cabida en un único instrumento, el registro, que genera inquietud y preocupación en el sector empresarial. Queremos hacerlo y hacerlo bien". 

Las grandes empresas ya tienen sistemas de control de jornada que pueden adaptar con más o menos dificultad a la norma, pero es en las pequeñas empresas donde hay más por hacer

La opinión de los sindicatos

Hasta los sindicatos, que defienden la implantación de este registro como garantía a los derechos de los trabajadores, lo ven demasiado inconcreto. Echan de menos un marco más claro sobre cómo implantar ese registro horario de manera que la negociación entre empresa y trabajadores se centrase en aspectos concretos. Los sindicatos también ven insuficiente el régimen sancionador porque la multa base de 626 euros no es disuasiva para luchar contra la precariedad laboral. Gonzalo Pino, de UGT, señala en la SER que es "importante que desde ahora la inspección de trabajo actúe de forma contundente para acabar con la precariedad. Me parece que la penalización no es suficiente". 

Fuentes del Ministerio de Trabajo han asegurado que al principio de la aplicación de la norma y hasta lograr algo de rodaje se abrirá la mano. Se multará a las empresas si no tienen registro de los horarios ni voluntad de tenerlo ni intento de pactarlo con los trabajadores. Si se puede acreditar que se trabaja en un registro simplemente se darán avisos sin sanción. 

La opinión de la Inspección de Trabajo

Mercedes Martínez, inspectora de Trabajo, ha explicado en la SER que la entrada en vigor este domingo de la obligatoriedad de controlar los horarios es "muy positiva" aunque asume en determinados sectores el registro debería ser más particular: "No es la panacea para evitar el escandaloso número de horas extraordinarias que se hacen cada semana pero nos resultará útil tanto si no existe, porque veremos la voluntad por parte del empresario, como si sí, para ver si se ajusta a la jornada de la empresa", señala. 

La hostelería y el comercio son dos de los sectores más beneficiados por esta medida, ya que abundan las horas trabajadas y no pagadas. A estos Mercedes Martínez añade el sector financiero, la defensa jurídica, la asesoría, la docencia: "La mayoría de los trabajos que se realizan en las universidades no están registrados... la preparación y corrección de exámenes son jornada de trabajo que no aparece en ningún sitio". 

¿Cómo diseñar un registro en casos de profesiones con horarios imprevisibles, con viajes..? En este caso la ley aboga por la flexibilidad para optar por el sistema que mejor se adapte a cada caso. La inspectora de Trabajo confía en que la tecnología aporte las soluciones para cada caso

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?