Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

'Instinto': muchas sombras y pocas luces en la fallida orgía de Movistar

Se estrena el thriller erótico protagonizado por Mario Casas

Mario Casas y Silvia Alonso, protagonistas de 'Instinto' /

Nadie tiene la fórmula para que una sesión de orgía funcione a la perfección. Son muchos los elementos (y las personas) involucradas y el fallo en una de ellas, o la falta de conexión entre todas, puede echarlo todo a perder. Algo así pasa con 'Instinto', la nueva serie de Movistar Plus que produce Bambú Producciones.

Probablemente, 'Instinto' sea la serie de Movistar más fácil de vender al público generalista. "Marco [personaje interpretado por Mario Casas] es un hombre atractivo y triunfador, pero con una atormentada infancia y una incapacidad para mantener una relación sentimental sana, lo que hace que se refugie en el sexo (en un exclusivo club privado) para dar salida a sus instintos". Con esta prometedora premisa, la compañía te está diciendo que vas a ver al actor, todo un líder de masas, practicando sexo. Y no un sexo cualquiera, sexo duro y salvaje, y lo vas a ver todo lo explícito que permite el mainstream de pago.

A quien le guste Mario Casas no le hará falta más palabrería, incluso Movistar podría ahorrarse lo de forrar marquesinas y fachadas de edificios en construcción. Porque, efectivamente, en esta serie Mario folla (siento la ordinariez) y lo hace varias veces. A quien no le guste Mario Casas, pero le guste consumir una ficción más "caliente", también encontrará en 'Instinto' un entretenimiento con el que pasar el rato.

Lo que ocurre - y aquí reside uno de los grandes problema de esta ficción- es que el espectador que se asome a 'Instinto' por el simple hecho de ver morbo y carnaza, sea la de Casas o la de cualquier otro, tendrá que conformarse con el episodio 1. En los aproximadamente primeros 40 minutos que presenta este thriller erótico tendrás la oportunidad de ver cómo el actor da rienda suelta a sus deseos más primarios. Sin embargo, lo hace de una forma más sutil de lo que muchos esperaban y, sobre todo, a unos niveles que no se corresponden para nada al 'hype' alimentado por Movistar. Toda esta "sorpresa" y apuesta por el erotismo se concentra principalmente en el capítulo piloto. Después, la cosa se enfría y la parte más erótica de este thriller pasa a un segundísimo plano.

La gran pregunta: ¿de qué va 'Instinto'?

¿Qué ocurre si estás buscando en 'Instinto' algo más que sexo? Mi consejo es que abortes misión: no va a ninguna parte. Por lo pronto, no hay un detonante potente y con gancho. Tampoco se te ocurra intentar descubrir qué quieren contar en esta producción porque tampoco lo averiguarás.

La historia (o la falta de ella) intenta agarrarse a los conflictos de los personajes con el fin de aguantar el tipo. Pero la falta de conexión de todas esas tramas hará que en ocasiones sientas estar en varias series a la vez. A veces, 'Instinto' es un 'Velvet' que cambia unas galerías de moda por una empresa tecnológica; otras encuentras un '50 sombras de Grey', pero sin todo el romanticismo edulcorado; incluso hay una historia interesante sobre el autismo. Todos estos vértices podrían funcionar por separado, pero como decía, en esta orgía cada uno juega sus reglas y este juego llamado 'Instinto' se convierte en algo, cuanto menos, confuso y faltísimo de coherencia.

La estética y el tándem Óscar-Ingrid, lo mejor

Entre tantas sombras hay alguna que otra luz, por ejemplo el dúo que forman Óscar Casas e Ingrid García-Jonsson. El primero consigue quitarse la etiqueta de 'hermano de…' con una interpretación notable de un joven con autismo que vive en un centro tutelado bajo la supervisión de psicopedagoga Carol, el personaje de Ingrid. Una vez más, la actriz demuestra ser una de las mejores profesionales de su generación.

Ingrid García-Jonsson y Óscar Casas en 'Instinto' / Movistar Plus

Por otro lado hay que reconocerle a Bambú Producciones el buen trabajo de imagen que ha hecho en esta serie. Aunque 'Instinto' falle en lo más básico, que es el guion, puede sacar pecho de presentar una gran factura técnica, con una estética y un vestuario cuidado y detallista. En España se ha avanzado muchísimo en los aspectos más técnicos y estéticos y, en parte, se lo debemos a esta productora.

En definitiva…

No busques en 'Instinto' llevarte un buen calentón porque tendrás que buscar satisfacer tus necesidades en otros lugares más ocultos de Internet pasado el primer capítulo. Y tampoco te agarres a la parte de 'thriller' que da fondo al resto de la serie porque te vas a quedar bastante frío. Si, por el contrario, buscas una ficción que suene de fondo en tu televisor mientras revisas tus redes sociales...adelante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?