Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

La primera escena porno grabada en un Tesla con el piloto automático activado

La pareja mantiene relaciones sexuales mientras que el vehículo les lleva a su destino

La escena se ha convertido en una de las más populares de Pornhub. /

El autopilot de Tesla es, sin duda alguna, una de las opciones más características de la flota de vehículos de Elon Musk. Una tecnología destinada a ser una medida de asistencia al conductor, nunca el medio principal para conducir un vehículo. Sin embargo, no son pocas las personas que han aprovechado esta característica para soltar las manos del volante y dejar que esta función haga el resto.

Desde que el magnate sudafricano lanzara esta nueva opción, muchas han sido las personas que han decidido ponerla a prueba y comprobar hasta dónde puede llegar en distintas situaciones. Mientras que algunos han aprovechado para realizar largos viajes con el autopilot activado, otros han intentado comprobar si su sistema de frenado automático es tan preciso como dicen.

"Resulta que hay más formas de usar el Autopilot de lo que imaginábamos"

Sin embargo, nadie había comprobado si se podían mantener relaciones sexuales sobre el vehículo mientras continua su trayecto... hasta ahora. Recientemente, la plataforma de vídeos pornográficos PornHub ha compartido la que ya es considerada como la primera escena porno rodada sobre un vehículo con piloto automático integrado.

Una escena, protagonizada por la actriz Taylor Jackson y su pareja en la ficción, en la que ambos llevan a cabo diversos actos sexuales mientras viajan en un Tesla con el autopilot activado. En cuestión de días, la escena ha revolucionado la plataforma, llegando incluso al propio Elon Musk, quien se ha mostrado sorprendido ante la escena: "Resulta que hay más formas de usar el Autopilot de lo que imaginábamos".

Una práctica peligrosa e ilegal

A pesar del éxito de esta escena, hay que recordar que el autopilot es una medida de asistencia, no un medio para conducir el vehículo, tal y como recuerda Tesla: "El autopilot está diseñado para usarse con un conductor totalmente atento, que tiene las manos en el volante y está preparado para asumir el control en cualquier momento. Si bien el sistema está diseñado para ser más capaz con el tiempo, en su forma actual, no es un sistema de auto conducción".

Por lo tanto, Tesla solicita la atención del conductor y pide poner las manos en el volante. De no hacerlo, y dependiendo del estado en el que se haya rodado la escena, este vídeo podría traer consigo varios delitos. Desde un delito contra la seguridad vial hasta otro relacionado con la conducción temeraria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?