Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

El tetrapléjico francés en estado vegetativo será desconectado

EL TEDH ha rechazado un último recurso de los padres que se oponen a dejarle morir

Vicent Lambert, en una imagen de 2014 en el hospital /

La clínica de Reims donde está ingresado el paciente francés de 42 años, Vicent Lambert, ha comenzado a aplicar el protocolo legal y sanitario para permitir su muerte. Su suerte, desde que un accidente de tráfico en 2008 le dejara tetrapléjico y en estado vegetativo, es objeto de una batalla judicial que opone y desgarra a su familia desde 2013. Los tribunales han apoyado la suspensión de la alimentación, como desea la esposa y decidieron los médicos de manera colegiada. Los padres de Lambert consideran que "se está cometiendo un asesinato monstruoso".

Lambert, enfermero de profesión, no hizo testamento vital, pero su esposa y otros familiares sostienen que manifestó verbalmente su deseo de tener una muerte digna llegado el momento.

La ley francesa (Claeys-Leonetti) sobre "el final de la vida", prohíbe expresamente la eutanasia o el suicidio asistido. Pero prevé que en una situación en la que no hay esperanza de recuperación y que "la prolongación de la vida es un caso de obstinación" -y salvo voluntad contraria del paciente- se pueden suspender los tratamientos (entre ellos la alimentación e hidratación artificial) que le mantienen con vida. Está prevista también una sedación prolongada para evitar el sufrimiento. La decisión médica debe ser colegiada.

Los facultativos explican que Lambert "tiene lesiones cerebrales irreversibles y que es imposible comunicarse con él". En repetidas ocasiones se han mostrado favorables a interrumpir los cuidados que se han convertido en un "ensañamiento terapéutico", apoyando la causa de la esposa Lambert. El Consejo de Estado -máxima instancia de la justicia administrativa- la corte europea de Estrasburgo y la de Derechos Humanos han avalado las decisiones de los tribunales ordinarios que les dan la razón para la desconexión.

Ayer los padres en un recurso de urgencia volvieron a acudir al TEDH, pero éste rechazó su trámite al considerar que no hay elementos nuevos que justifiquen una nueva vista. Agotada la vía judicial también los progenitores han pedido apoyo de la Iglesia católica y han obtenido el del Comité Internacional de los Derechos de Personas Discapacitadas de la ONU, que ha pedido que continúe el tratamiento para mantener con vida a Vincent Lambert.

El caso Lambert ha desatado una gran polémica y angustia nacional. La ultraderechista Marine Le Pen se pronunció contra lo que ella considera va a ser "una eutanasia".

Este lunes, a petición de los padres, lo ha hecho, Emmanuel Macron. "Como cada uno de vosotros estoy muy impresionado por la situación de Vincent Lambert. Sobre esta situación que toca a la parte íntima de cada uno, no hay una respuesta simple o unívoca. Como Presidente de la República no me corresponde inmiscuirme en la decisión" que han tomado los médicos y los tribunales. Macron ha subrayado "los principios fundamentales que priman sobre cualquier otra consideración: el combate por la vida, el respeto por la muerte, la protección de cada uno". Por último escribe Macron que hoy " le debemos a Vincent Lambert y a su familia, respeto a la intimidad y a su dolor".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?