Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

La razón por la que es tan complicado conectar un USB a la primera

El creador de esta tecnología, Ajay Bhatt, muestra su arrepentimiento

Los USB son más difíciles de conectar de lo que nos gustaría. /

Cada vez son más las compañías que trabajan con USB-C en sus dispositivos. Desde Samsung o Huawei hasta otras como Apple, que prescindía por primera vez del conector Lightning el pasado mes de octubre (durante la presentación de sus nuevos iPad y MacBook) para rendirse a este nuevo tipo de conexión. Un sistema conector, de 24 pines, que se distingue por su doble reversibilidad simétrica de rotación.

Sin embargo, y a pesar de que sea una opción cada vez más recurrente, todavía existen millones de productos que no están adaptados a esta nueva tecnología. Por lo tanto, el USB tradicional todavía sigue siendo una opción muy común en nuestro día a día. ¿Alguna vez te has preguntado por qué es tan difícil conectarlo a la primera?

Abaratar costes para convencer a las tecnológicas

El creador del USB, Ajay Bhatt, ha revelado, durante una entrevista para NPR, que todo es por culpa de abaratar costes. Cuando diseñó el conector USB decidió no hacerlo reversible porque eso implicaría usar el doble de cables para que funcionase igual en las dos direcciones, lo que aumentaría el coste de un dispositivo que tenía que convencer a las grandes tecnológicas.

Por esa misma razón, el equipo liderado por Bhatt decidió reducir al máximo tanto los componentes de este dispositivo como los cables, perdiendo así la opción de ser reversible. De esta manera, y a pesar de la dificultad para conectar un cable o una memoria USB en un puerto de estas características, el producto de Bhatt conquistaba a las grandes tecnológicas.

Del USB tradicional al USB-C

Después de desarrollar la primera versión del USB, Bhatt llegó a la conclusión que no eran del todo fáciles de insertar (un 50% de probabilidades de conectarlo a la primera). Por esa misma razón, el ingeniero hizo todo lo posible para ayudar a los usuarios. Entre otras cosas, desechó los conectores circulares que se usaban en aquella época y los cambiaba por los rectangulares.

Aquellos conectores fallaban aún más que los desarrollados a partir de un diseño rectangular. Por lo tanto, Bhatt optó por este nuevo diseño que incrementó la posibilidad de éxito hasta el 50%. Sin embargo, nunca llegó a ser suficiente. Por suerte, el USB-C solventa este error y nos permite conectar un cable o una memoria a nuestro ordenador con una probabilidad de éxito del 100%.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?