Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Se duerme durante un vuelo y despierta sola y a oscuras horas después de aterrizar

La aerolínea está investigando las causas del incidente

Un avión de Air Canadá. /

Quebec y Toronto, dos de las ciudades más importantes de Canadá, están separadas por una distancia de apenas 800 kilómetros. Un recorrido que se puede completar en algo menos de ocho horas si vamos en coche y en apenas dos si decidimos viajar en avión. Es el caso de Tiffani Adams, quien decidió volar con la aerolínea Air Canada este fin de semana para llegar a Toronto en cuestión de horas.

Sin embargo, lo que parecía un vuelo más, terminó convirtiéndose en una "pesadilla", tal y como reconoce la protagonista en Facebook. Tras despegar desde Quebec, la protagonista de la historia se quedó dormida y no despertaría hasta llegar a Toronto. Pero no lo haría nada más aterrizar, sino varias horas más tarde.

Se despertó sola y completamente a oscuras

En la publicación de Facebook, Adams explica que se despertó sola y completamente a oscuras en el avión, estacionado en un hangar del aeropuerto canadiense. Tras aterrizar en Toronto, ningún pasajero, azafata o piloto la despertó para abandonar la aeronave, por lo que se quedó atrapada dentro del avión sin saber qué hacer: "Me desperté a la media noche, pocas horas después del aterrizaje, con frío, aún atada en mi asiento y en la más completa oscuridad".

Nada más despertarse, y después de comprobar que estaba atrapada, Adams cogió el teléfono móvil y trató de llamar a una de sus amigas. Sin embargo, y después de utilizar la linterna del teléfono para alumbrar un poco en la oscuridad, este se apagó por falta de batería. Las puertas estaban cerradas y todo estaba en silencio. Una experiencia "aterradora", tal y como explica Adams, que logró solventar gracias a una linterna.

Una linterna le ayudó a escapar del avión

Una linterna que le permitió llegar hasta la puerta principal del avión y abrirla. Sin embargo, se dio cuenta de que se encontraba a aproximadamente 15 metros de altura, ya que no había ni escalera ni una pasarela móvil. Por esa misma razón, la protagonista de la historia volvió a encender la linterna e hizo señas para pedir ayuda.

Varios minutos más tarde, un operario que conducía un carro de equipajes se percató de las señales luminosas y consiguió rescatarla: "Me dijo que cómo diablos me dejaron en el avión. Yo me pregunto lo mismo". Después de trasladarla al edificio del aeropuerto, representantes de Air Canada le ofrecieron transporte y un hotel para enmendar el problema. Sin embargo, Adams tan solo quería llegar a casa. En declaraciones a The Independent, la aerolínea ha reconocido el error y asegura que está investigando las causas del incidente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?