Últimas noticias Hemeroteca

, 22 de de 2019

Otras localidades

Google reconoce que escucha ciertas conversaciones de sus usuarios

La compañía recurre a "expertos del lenguaje" para mejorar la calidad de su servicio

Un usuario utilizando el altavoz inteligente Google Nest Hub. /

¿Hasta qué punto nos escuchan nuestros dispositivos? En declaraciones a la Cadena SER, un portavoz de Google confirmaba hace apenas unos meses que el gigante electrónico tan solo almacena las consultas de voz recibidas tras reconocer la palabra clave Ok Google tanto en su asistente personal como en sus altavoces inteligentes y que las procesa a través de una inteligencia artificial.

Sin embargo, un informe publicado recientemente en el medio belga VRT, revela que los empleados físicos de Google escuchan las grabaciones realizadas con los altavoces inteligentes de Google Home y el asistente de Google en los teléfonos móviles con sistema operativo Android. Según este informe, un supuesto subcontratista que trabajaba transcribiendo los archivos para mejorar el software de reconocimiento de voz, logró averiguar dónde se encuentra el domicilio de más de un millar de holandeses y belgas que utilizaban este servicio.

Unos "expertos del lenguaje" escuchan el 0,2% de las conversaciones

Tras la publicación de este informe, el gigante electrónico ha reconocido a través de su blog corporativo que "expertos del lenguaje" contratados por la firma escuchan aproximadamente el 0,2% de las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente virtual para "comprender las particularidades y acentos de cada idioma en específico".

En concreto, los expertos revisan y transcriben un pequeño conjunto de consultas, tal y como explica el responsable de producto de búsquedas David Monsees: "Como parte de nuestro trabajo para desarrollar tecnología del habla para más idiomas, nos asociamos con expertos en idiomas de todo el mundo que entienden los matices y los acentos de un idioma específico. Estos expertos en idiomas revisan y transcriben un pequeño conjunto de consultas para ayudarnos a comprender mejor esos idiomas. Esta es una parte crítica del proceso de creación de tecnología de voz, y es necesaria para crear productos como el Asistente de Google".

Desde conversaciones profesionales hasta escenas de sexo

No obstante, la compañía garantiza que estos fragmentos no van asociados a las cuentas de los usuarios. De hecho, pide a los expertos que no transcriban sonidos o conversaciones de fondo que no vayan dirigidas a Google. Pero el informe publicado por la televisión belga recoge que el experto fue capaz de identificar tanto direcciones postales como información delicada.

A pesar de que la compañía dispone de varias herramientas para evitar que el software interprete un sonido erróneamente como la palabra clave para activarse, 153 de las más de 1.000 conversaciones filtradas procedían de conversaciones en las que que nadie dio la orden de activación al asistente virtual. Conversaciones entre las que se encontraban llamadas telefónicas entre padres e hijos, llamadas profesionales, discusiones y escenas tanto de sexo como de violencia.

La compañía tomará medidas

Por lo tanto, el revisor de idioma habría violado las políticas de seguridad de datos de la compañía a la hora de filtrarlos a terceros: "Acabamos de enterarnos de que uno de estos revisores de idiomas ha violado nuestras políticas de seguridad de datos al filtrar datos de audio holandeses confidenciales". Por esa misma razón, la compañía ha abierto una investigación y afirma que tomará acciones contra el mismo.

Por otro lado, Google recuerda a través de su blog personal que ofrece a sus usuarios un gran número de herramientas para revisar el audio almacenado por los dispositivos de Google Assistant. Unas plataformas desde las que podremos eliminar estos fragmentos de audio y configurar temporizadores de eliminación automática.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?