Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

La parte fija del recibo de la luz en España es la más alta de los países del entorno

Se paga aunque el consumo sea cero y desincentiva el ahorro, según la fotovoltaica UNEF, que reclama la vuelta al sistema anterior a la reforma eléctrica del PP

Fotos de torres de alta tensión. / ()

El recibo de la luz en España es de los más altos de Europa. Es algo sabido. Pero es también el que tiene una mayor parte fija. Que se paga aunque no se encienda la luz en todo el mes. Aquí es donde menos pesa el consumo en el recibo final y esto no favorece precisamente el ahorro.

Lo denuncia la asociación fotovoltaica UNEF. Ha recabado datos de una decena de países de nuestro entorno. Y ha visto que la parte fija del recibo alcanza en España el 40% del total antes de impuestos. La sigue Italia con un 28%. En Reino Unido, Francia y Portugal está entre el 25% y el 22%, que es la media entre los países europeos que han facilitado sus datos. En Alemania baja al 7%. En medio quedan Suiza, con un 16%, y Grecia con un 11%.

Peso de la parte fija en la factura (antes de impuestos) en diferentes países en diferentes países europeos para un consumidor doméstico y España en 2019 y 2013. / UNEF

Esto se debe a que en España la mayor parte de los costes del sistema eléctrico –transporte, distribución, deuda, primas a las renovables- se carga sobre la parte fija del recibo. La que pagamos aunque el consumo sea cero. En el resto de Europa, en cambio, se vinculan más costes al precio del kwh, y esto, afirma José Donoso, director general de UNEF, incentiva el ahorro: "Lo que hacen otros países es que esa parte fija (de los costes) la introducen proporcionalmente dentro del (precio) variable, y así quien más consume más paga. Y el consumidor al ver que cuanto más consume más va a pagar, está incentivado a reducir ese consumo".

Autoconsumo y coche eléctrico

En España, desde este punto de vista, no se promueve el ahorro de los consumidores domésticos. Pero esta estructura tarifaria afecta también a otros sectores que, en teoría, se quieren incentivar, como el autoconsumo y el coche eléctrico -sostiene UNEF- y favorece que a mayor consumo eléctrico general se incurra en mayores costes en generación eléctrica y en infraestructuras de transporte y distribución.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está revisando el sistema tarifario español. Se espera que adopte una decisión en los próximos días, que será vinculante. Y UNEF aboga por la vuelta al sistema anterior a la reforma eléctrica del gobierno del PP en 2013: "que el término de potencia se mueva en el entorno del 23-25% -explica Donoso- y el 75% restante de la factura deje margen para aplicar políticas de eficiencia energética, de autoconsumo, y no penalice los puestos de recarga del coche eléctrico, que ahora pagan fuertes peajes fijos para muy pocas horas de uso".

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?