Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Los penes conquistan el Tour de Francia (y así es como lo disimulan sus operarios)

La cara oculta del Tour muestra cómo trabajan los operarios para evitar todo tipo de pintadas

Los penes conquistan el Tour. /

Desde el pasado 6 de julio, y hasta el próximo día 28, Francia celebra la 106ª edición del Tour. Una vuelta ciclista, la más prestigiosa a nivel internacional, en la que algunos de los corredores más relevantes del planeta se citan con el objetivo de entrar en los Campos Elíseos de la capital francesa con el maillot dorado. Desde Julian Alaphilippe o Geraint Howell Thomas, primero y segundo clasificados, hasta españoles como Mikel Landa o Alejandro Valverde.

Con el objetivo de animar a sus ídolos, muchas son las personas que optan por recorrer cientos de kilómetros junto a las estrellas del ciclismo ataviados sus respectivos maillots. Algunos llegan incluso a pintar las carreteras por las que transcurre la etapa con los nombres de sus referentes para darles ese impulso extra que les permita hacerse con la ronda gala.

Los penes llegan al Tour

Mientras tanto, hay un grupo reducido de personas que prefiere dibujar grandes penes sobre la carretera. Todo ello con el objetivo de que la realización muestre sus dibujos a través de las tomas aéreas empleadas para hacer un seguimiento al transcurso de la carrera. Una práctica, que se ha puesto de moda durante esta edición, que ha llevado a la organización a destinar varios operarios a acabar con ellos.

Desde que arrancara la ronda gala, tal y como demuestra NOS Sport a través de su cuenta de Twitter, varios operarios de la organización se encargan de recorrer cada una de las etapas en busca de posibles penes dibujados sobre la carretera. En caso de que se encuentren uno, se paran y hacen todo lo posible para acabar con él. Sin embargo, no siempre es posible.

De penes a búhos

Cuando no pueden eliminar el dibujo, estos optan por disimularlo pintando por encima búhos, cohetes e incluso robots. En caso de que no se pueda recuperar, los operarios optan por tirar botes de pintura blancos para cubrir la gracia de algún espectador. Por lo tanto, los trabajadores de la Amaury Sport Organisation (ASO) hacen todo lo posible para acabar con cualquier pene que aparezca sobre la carretera.

Mientras tanto, los 176 ciclistas que componen el pelotón del Tour continúan una travesía que terminará el próximo día 28 en París. En definitiva, los operarios del Tour trabajan en la sombra para que la realización no se tope con estos penes indeseados sobre la carretera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?