Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

Sevilla, la ciudad que fascina a los compositores de ópera

La capital de Andalucía es el escenario de Carmen, de Bizet, pero también de otras obras maestras como Don Giovanni o Las bodas de Fígaro

Pocas ciudades del mundo pueden hacer gala de ser el entorno en el que se desarrollan tantas óperas de primera fila como Sevilla: Don Giovanni y Las bodas de Fígaro, de Mozart; Fidelio, de Beethoven, El barbero de Sevilla, de Rossini… y, por supuesto, Carmen, de Bizet, que hace de la ciudad no sólo un escenario de la acción, sino un personaje más de la trama: la historia de la valiente y libre cigarrera, de su celoso amante Don José y del torero Escamillo está unida de principio a fin a algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, visitables hoy en día.

Este magnetismo de Sevilla se explica, como nos cuenta el politólogo Pablo Simón en el podcast, por un cierto orientalismo con el que los países centroeuropeos comenzaron a interpretar a la monarquía hispánica durante los siglos XVII y XVIII y que, desde entonces, señala a España y a lo español como un territorio un tanto misterioso y legendario, cerrado y místico, poblado de estereotipos que llegan hasta nuestros días. Y aunque la Sevilla y la España actuales poco tienen que ver con la imágenes tópicas que nos transmite la ópera de Bizet, su inspiración se apoyó en edificios y monumentos reales que vamos a recorrer con sus personajes.

La Real Fábrica de Tabacos de Sevilla

Como puerta de entrada de las mercancías llegadas del Nuevo Mundo, Sevilla aloja la primera gran fábrica de tabacos que se construyó en el continente europeo. La entrada en funcionamiento de su impresionante estructura, superada entonces sólo por la del monasterio de El Escorial, se produjo en 1758, y durante casi dos siglos ha estado produciendo cigarros y cigarrillos con materia prima llegada -en un principio- de Cuba, Virginia y Brasil. Ahora, las instalaciones albergan el Rectorado de la Universidad de Sevilla y algunas de sus facultades.

Real Fábrica de Tabacos / Getty

La ópera de Bizet comienza con el toque de la campana que señala el final del turno en la fábrica, y es entonces, a sus puertas, cuando se produce el primer encuentro entre la cigarrera Carmen y el cabo Don José. Como curiosidad, cabe destacar que la ópera ambienta la acción “a mediados del siglo XVIII”, pero entonces hubiese sido imposible esta coincidencia entre José y Carmen, porque en esa época los operarios eran hombres; sólo a partir de la Guerra de la Independencia, a comienzos del XIX, empezó la contratación de mujeres, que al poco tiempo se convertirían en la mayoría de las trabajadoras.

Las murallas de Sevilla

Près des remparts de Séville, chez mon ami Lillas Pastia… Así, “cerca de las murallas de Sevilla”, dice Carmen que se encuentra la taberna de su amigo Lillas Pastia, en la que cita a al cabo Don José, que se ha enamorado instantáneamente de la bella cigarrera. Es uno de los momentos más emblemáticos y bonitos de la ópera, aunque el que quiera trazar los pasos de los amantes ahora se encontrará que de las murallas originales de la ciudad queda más bien poco: tras la revolución de 1868 fueron derribadas parcialmente, y se conservan sólo algunas partes en el barrio de la Macarena y cerca del Real Alcázar.

Patio de las Doncellas, en el Real Alcázar / Getty

La búsqueda de los muros es en todo caso una buena excusa para visitar este último edificio, o más bien conjunto de edificios con construcciones que datan de todos los periodos históricos, desde el islámico al barroco. Id mirando a los techos, u os perderéis los espectaculares artesonados y cúpulas que los cubren, y perdeos por sus fantásticos jardines.

“Seguidilla y manzanilla”

Carmen promete a Don José danser la seguidilla et boire du manzanilla en la antedicha taberna de Lillas Pastia. En Sevilla hay muchísimos sitios espectaculares en los que tomar algo y disfrutar de la música si uno quiere emular a los protagonistas de la ópera, pero en cuanto a vistas una de las más notables se encuentra en la terraza del hotel EME, en el que se puede danser et boire a la vez que se contempla, desde una cierta altura, la Catedral y la Giralda.

La Giralda, iluminada de noche / Getty

La Capitanía General

Según la ópera, Don José es un cabo perteneciente al Regimiento de los Dragones de Alcalá; y aunque resulta tentador pensar que podía haber trabajado y vivido en el espectacular edificio de la Capitanía General que preside la plaza de España, es sencillamente imposible por la sencilla razón de que no estaba construido en la época en la que se desarrolla la trama, ni en la que se escribió la ópera.

La plaza de España de Sevilla / Getty

Con todo, si Bizet la hubiese conocido, no hay duda de que habría ambientado un trozo de su obra ante sus torres, o sobre alguno de los puentes que cruza el canal que la atraviesa: y es que este conjunto arquitectónico levantado a comienzos del siglo XX para acoger la Exposición Iberoamericana de 1929 es tan fascinante que se puede ver en superproducciones como Lawrence de Arabia o el episodio II de La guerra de las galaxias. La parte militar es difícil de visitar (se puede pedir un permiso), y es una pena porque en su interior alberga un coqueto teatro de seiscientas butacas con una impresionante vidriera modernista sobre el patio de butacas, que sólo se abre al público en ocasiones excepcionales, como la celebración de algún concierto.

La plaza de la Maestranza

El tremendo final de Carmen, el asesinato de la cigarrera apuñalada por Don José, se desarrolla justo fuera de la plaza de toros, mientras el torero Escamillo triunfa y es llevado a hombros en el interior. El coso taurino se empezó a construir en el siglo XVIII, aunque quedó terminado ya en el XIX, tras 120 años de obras que se interrumpían y sucedían. Destaca dentro de ella el Palco del Príncipe, reservado al uso de la Familia Real, el museo taurino, con obras pictóricas y estampas de los siglos XVIII, XIX y XX, y la capilla de los Toreros, el lugar en el que rezan los diestros y que se puede ver concertando una visita.

Plaza de toros de la Maestranza / Getty

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?