Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Pagar un curso para cubrir un puesto de trabajo como becario: "No tienes que estudiar, es solo un trámite"

La organización juvenil de UGT, RUGE, ha denunciado a 16 empresas ante la Inspección de Trabajo por "fraude en la contratación de becarios". La denuncia incluye, también, agencias de colocación y portales de empleo

El sindicato llama la atención en especial sobre El Mundo del Becario: "Ofrecen mano de obra barata a empresas. No podemos permitir que se carguen el mercado laboral así".

Grupos de alumnos en la Universidad Complutense de Madrid. / ()

Prácticas para ser mozo en un almacén de Zaragoza: 350 euros al mes a jornada completa durante tres meses. Es una de las "ofertas" de la página web de El Mundo del Becario, un portal que actúa como agencia de colocación, con autorización del Ministerio de Trabajo, pero que ofrece, también, prácticas extracurriculares para recién graduados. Les invita, además, a apuntarse a un curso de formación, que puede costar hasta 400 euros, para poder tener un convenio con el que realizar las prácticas.

"Como agencia de colocación, debería dedicarse únicamente a ofrecer relaciones laborales, pero lo que vemos es que el 90 % de las ofertas que tienen publicadas en El Mundo del Becario, cuyo nombre ya dice poco de una relación laboral, son para becas. Dudamos, por tanto, de que sea una agencia de colocación de verdad y trabajamos para que se extinga esa autorización", explica Eduardo Magaldi, de la organización juvenil de UGT, RUGE. Esta semana, han denunciado a 16 empresas ante la Inspección de Trabajo. Las acusa de fraude en la contratación de becarios y llama especialmente la atención sobre El Mundo del Becario.

En El Mundo del Becario, como en otras agencias de colocación y portales de empleo, los usuarios pueden crearse una cuenta, subir su currículum y optar, después, a ofertas laborales o, en este caso, a becas para realizar prácticas en empresas. La agencia solo actúa de intermediario entre la empresa y la persona que busca empleo. María - nombre ficticio - probó a apuntarse a varias. "Primero, cuando me apunte, me llamaron desde El Mundo del Becario y me preguntaron si podía hacer convenio con la universidad. Les dije que no, porque no estaba matriculada. Entonces me explicaron lo del curso, me dijeron que tienen una serie de cursos en los que me podía matricular para que la empresa me pudiera hacer un convenio", cuenta.

Como parte de la investigación que ha realizado RUGE, María fue también a entrevistas con empresas. "Me dijeron claramente que el curso no importaba, que era un mero trámite para poder hacer el convenio, pero que no hay ni tutorización, ni evaluación". "Un mecanismo fraudulento", dicen desde el sindicato. En las grabaciones de las entrevistas que hizo María se puede escuchar cómo los responsables de las empresas justificaban el pago de ese curso: "Es para gente que haya terminado de estudiar y que la única opción que tiene para realizar prácticas es firmar un convenio. El mundo del becario te facilita esa vía, te da ese curso para justificar el convenio. No es muy caro, no llega a los 100 euros", le dijeron.

Captura de imagen del portal web de El Mundo del Becario / El Mundo del Becario

"Es una situación de abuso por parte de algunas entidades, porque la finalidad de la actividad que ofrecen no es la formativa. Es un fraude de ley", explica Bernardo García, abogado laboralista de UGT y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. "Suministran mano de obra, porque la actividad que realizan es claramente productiva como la de cualquier trabajador”.

Esta redacción se ha puesto en contacto con El Mundo del Becario, pero han rechazado hacer declaraciones. En su página web, explican que son una empresa española “especializada en empleo, formación y servicios, cuyo principal objetivo es ofrecer un portal de empleo, donde se puedan encontrar oportunidades, tanto laborales, como de formación, ayudando siempre a los jóvenes a la inserción al mundo laboral”. “Tener un empleo no es solo tener un salario, sino también un lugar en la sociedad”, se puede leer en su portal. El Mundo del Becario además de ser una agencia de colocación, regulada por el Real Decreto 1796/2010, es también un Centro de Formación Profesional para el Empleo, acreditado por la Junta de Andalucía, según su página web. Colabora, también según su portal, con la Universidad de Nebrija.

Cubrir puestos de trabajo con becarios

Las ofertas de becas van, en muchos casos, dirigidas a cubrir puestos de trabajo. En los portales se plantean como "prácticas", pero en las empresas la realidad es otra. Desde el sindicato, aseguran que se han encontrado casos en los que el 80 % de la plantilla está formado por becarios y no por trabajadores. También lo decían claro en las entrevistas: "No es un trabajo como tal, es más que nada para ayudarnos a cubrir las vacaciones y que tú te puedas formar un poco", le dijeron a María en una de las empresas.

"Nos hemos encontrado de todo. En un caso, una oferta de Internet ofrecía prácticas en el departamento de contabilidad, pero al llegar allí nos encontramos con que las funciones eran las de asistente de oficina: coger el teléfono, reponer materiales o cambiarle los filtros a la máquina de café. Y te lo decían así de claro", cuenta María. Hay, también, ofertas para "hacer prácticas" de camarera, pincho de cocina, mozo de almacén o vigilante de toboganes en un camping.

Desde el sindicato, aseguran que es una forma de "ofrecer mano de obra barata a las empresas". "Estas empresas, las agencias de colocación y portales de empleo, se están aprovechando del sistema de prácticas que hay en España para ofrecer becas o prácticas cuando realmente es para sustituir a un trabajador. Dicen que no se genera empleo, que hay mucho paro juvenil... Y eso pasa por este tipo de prácticas. Las empresas tendrían que dar de alta a esas personas como trabajadores y así sí se generaría empleo y sí hablaríamos de crecimiento. No podemos permitir que se carguen el mercado laboral de esta manera", asegura Magaldi.

Es una práctica habitual entre las empresas que tiene consecuencias en el mercado laboral. "Se ocupan puestos de trabajo que deberían ser realizados por personas que trabajen por cuenta ajena, con un contrato de trabajo. La empresa no abona un salario, sino una pequeña compensación y obtiene el rendimiento que llevaría a cabo un trabajador asalariado", explica Bernardo García. "Y luego está el fraude a la caja de la Seguridad Social porque dejan de ingresarse las cotizaciones debidas que corresponderían. Los perjudicados son los que se ven obligados a aceptar esas prácticas para obtener un rendimiento muy por debajo de las condiciones que fijaría el convenio colectivo".

Un Estatuto del Becario

Una de las promesas electorales del PSOE es la de crear un Estatuto del Becario y eliminar las prácticas extracurriculares. Pedro Sánchez hizo referencia a ello durante el discurso de la investidura, el pasado 22 de julio. Propuso la creación de un Estatuto del Becario para fomentar la retribución de las personas que se inician en el mundo laboral y para evitar “el encadenamiento ilimitado de prácticas”. El Gobierno, además, aprobó en diciembre una medida - que aún no ha entrado en vigor - por la que todos los estudiantes que realizan prácticas, cobren o no por ello, tendrán que cotizar a la Seguridad Social. Eso ayudará a que se conozca el número de becarios que hay en España, ahora difícil de contabilizar.

Desde UGT, piden ahora que ese Estatuto salga adelante cuanto antes. "Va a perseguir que las prácticas no laborales, las extracurriculares, pasen a ser contratos de trabajo. Entendemos que si no están recogidas dentro de un plan de estudios, no son necesarias para adquirir la titulación", explica Eduardo Magaldi.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?