Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los 83 migrantes del barco Open Arms desembarcan en Lampedusa tras 19 días

La embarcación española deberá permanecer al menos dos semanas retenida en Italia

The Spanish humanitarian ship 'Open Arms', with migrants on board, arrives in Lampedusa island, southern Italy, 20 August 2019. An Italian public prosecutor has ordered the confiscation of the migrant ship Open Arms, carrying some 140 migrants, and the evacuation of migrants on board to the island of Lampedusa on 20 August 2019 after inspecting the boat, according media reports / ()

Tras 19 días, los 83 migrantes que permanecían a bordo del barco 'Open Arms' frente a las costas de Lampedusa han desembarcado en tierra. Lo han hecho después de que la Fiscalía italiana decidiese la incautación de la embarcación y ordenase el desembarco inmediato de las personas a bordo. 

Paralelamente, el gobierno de España había decidido enviar el buque de la Armada 'Audaz' con el fin de acompañar a la embarcación hasta el puerto de Palma. Finalmente no ha sido necesario que el Open Arms navegase hasta aguas españolas. Ahora, la embarcación española deberá permanecer al menos dos semanas retenida en Italia mientra se desarrolla la investigación. 

El fundador y director de la ONG Open Arms, Óscar Camps, ha atendido a la Cadena SER antes de que se produjera el desembarco en la isla italiana de Lampedusa. "Lampedusa es una isla pequeña y tiene recursos pequeños. Ha habido un naufragio cerca. Primero la urgencia, como es obvio, y luego nosotros. Aunque nosotros también somos una urgencia", ha comentado Camps. "Por fin los 83 migrantes que quedan a bordo van a pisar tierra y van a ser atendidos como se merecen. Van a bajar de estos 180 metros cuadrados de hierro que les tienen recluidos. Es una alegría que esto no se alargue más y sea definitivo", ha continuado.

El propio Camps ha reconocido que esta misión ha sido una de las más complicadas a las que se ha tenido que enfrentar desde que fundó Open Arms. "Estoy satisfecho, orgullosísimo del trabajo de este equipo. Hemos estado muchos días el mar trabajando. Es muy duro atender a 160 personas, eran 160 personas al principio. Hay que comer, cenar, curarlos, las situaciones de estrés, de violencia... Después de 65 misiones esta ha sido la más difícil. He visto cosas que no había visto nunca. Hay gente que viene muy destrozada", ha lamentado Camps, que ha centrado parte de sus críticas en la labor de los gobiernos.

El buque de la ONG española Proactiva Open Arms llegó a tener a bordo cerca de 160 migrantes, rescatados en el Mediterráneo entre el 1 y el 10 de agosto en tres operaciones, pero tras las últimas evacuaciones y los que se han tirado al agua para llegar a nado a la costa tenía a bordo a algo más de la mitad. La última evacuación médica fue esta tarde, cuando dos personas fueron trasladadas al puerto de Lampedusa en una lancha de la Capitanía, por orden del fiscal de Agrigento.

La pasada madrugada habían sido evacuados otros ocho migrantes y un acompañante, y la tripulación del Open Arms y los responsables de la ONG española venían denunciando que cada evacuación parcial suponía un motivo de nerviosismo, peleas y ansiedad entre las personas que se quedaban a bordo.

Además, en los tres días que el barco ha estado fondeado a solo 800 metros del puerto de Lampedusa, sin poder desembarcar a los migrantes, casi una veintena de ellos se han lanzado por la borda para tratar de llegar a nado y han sido rescatados por socorristas o la Guardia Costera y la mayoría de ellos trasladados a tierra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?