Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Así es Matteo Berrettini, el penúltimo escollo de Nadal hacia su cuarto US Open

El tenista italiano ha experimentado una rápida progresión y a sus 23 años está a un solo triunfo de su primera final de Grand Slam y de su ingreso en el top-10 del ránking ATP

Matteo Berrettini celebra el agónico triunfo ante Gael Monfils. / ()

Matteo Berrettini se presenta como el penúltimo obstáculo de Rafa Nadal antes de poder levantar su cuarto US Open y su decimonoveno torneo de Grand Slam. El italiano es el segundo tenista de su país en alcanzar las semifinales en el major estadounidense -Corrado Barazzutti lo hizo en 1977- y a sus 23 años está siendo la gran revelación en Flushing Meadows.

Berrettini pertenece a una generación -la de 1996- plagada de talento. Los Medvedev, Khachanov, Kokkinakis, Coric, Garín y cía destacaron o bien en su etapa junior o se destaparon pronto como grandes promesas del ránking ATP. El tenista romano, por su parte, tardó en destaparse. Filippo Baldi y Gianluigi Quinzi acapararon los focos en sus primeros años en el circuito pero fue Matteo el que acabó logrando llegando a la élite.

Ingresó en el top-100 del ránking en mayo de 2018 tras ganar su primer partido de Masters 1000 en el torneo de su ciudad -Roma-. A partir de ahí su ascenso en el ránking fue meteórico: ganó en la arcilla de Gstaad su primera corona, acabó el año rozando el top-50 y en 2019 ha sumado otros dos trofeos más a su palmarés en la tierra de Budapest y el césped de Stuttgart e ingresando en el top20 tras una gira de hierba espectacular que finalizó con unos octavos de final en Wimbledon.

Una derecha monstruosa

¿Cuál es el secreto del éxito de Berrettini? En primer lugar, es un tenista moderno. No esperemos al clásico jugador de su país peleón en tierra y con alergia a las pistas rápidas. Con sus 196 centímetros de altura, sus mayores armas son el servicio y una derecha que es un auténtico guante y desde la que puede tirar ganadores desde todos los lados. 

Además, su envergadura le permite tener una gran presencia en la red y el tiro de revés, quizá una rémora en sus primeros pasos dados en el circuito, se ha convertido en un golpe solvente que le permite ser competitivo en los intercambios desde el fondo de pista.

A pesar de ser un jugador alto y fuerte, el romano no rehúye la pelea. Matteo es un jugador con un físico muy adaptado a la exigencia de un circuito tan duro como el de la ATP. En el US Open ha superado partidos largos y duros ante rivales de enjundia como Gasquet, el joven Popyrin o Monfils. Por tanto, lo que sí podemos dar por seguro es que Berrettini, visto lo visto en los anteriores duelos, venderá cara su piel.

La incógnita está en saber si la presión de jugar el partido más importante de su vida ante un rival como Rafa Nadal le impondrá o le servirá de acicate para demostrar su mejor nivel. El premio en caso de ganar es muy jugoso: jugar su primera final de Grand Slam e ingresar en el top-10 por primera vez en su carrera. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?