Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Qué debes hacer para salvarte si vas conduciendo y te encuentras con una riada

El Ministerio del Interior ha hecho públicos una serie de consejos para indicarnos cómo debemos reaccionar si, al volante, nos topamos con una carretera inundada

Varios coches circulan por una calle de Valencia, durante el temporal de gota fría que afecta a la zona de Levante, en Valencia. / ()

El temporal descarga con virulencia sobre buena parte del país y ya ha provocado la muerte de dos personas cuyo coche fue arrastrado por una tromba de agua en Albacete. Localidades del levante permanecen completamente anegadas y acceder a ellas resulta imposible, mientras la lluvia no cesa. El riesgo de toparse con una riada en la carretera es más que patente en multitud de municipios y entraña un serio peligro para los conductores. Desde luego, ante tales condiciones es mejor evitar los desplazamientos en coche, pero por si una riada nos sorprende en la carretera, el Ministerio del Interior ha lanzado algunos consejos que podrían salvar vidas. Qué hacer si nos encontramos ante una situación como esta.

Evitar el 'aquaplaning'

En primer lugar, podemos encontrarnos con carreteras que, sin estar inundadas, sí sufren los efectos de la lluvia reduciendo la adherencia del vehículo al asfalto. Es el temido efecto 'aquaplaning' por el cual, sobre la carretera mojada el coche pierde la tracción y se convierte en un trineo que se desliza sin control sobre la calzada. Ante una lluvia muy intensa, Interior recomienda:

- Reducir la velocidad. Ir demasiado deprisa hará imposible controlar el coche en caso de lluvia extrema

- Hacerlo sin levantar el pie bruscamente del acelerador. Debemos evitar cualquier movimiento brusco.

- Mantener las ruedas rectas. Evitar cualquier volantazo que haga patinar el coche hasta salirse de la carretera. De hecho, no debemos mover el volante

- No pisar el embrague, pues reduciría la resistencia del coche al movimiento.

Estamos ante un riada que cruza la carretera ¿Puedo atravesarla?

Interior señala la importancia de no arriesgarse nunca a hacer algo así. Que nuestro coche sea arrastrado por el torrente de agua turbia depende de cuatro factores básicos: la altura de los bajos del vehículo, el peso del mismo, la velocidad de la corriente y la profundidad del cauce de agua que cruza la carretera. 

La profundidad del cauce es imposible de calcular. El agua correrá turbia, llena de barro, por lo que no podremos ver el fondo e, incluso is conocemos la zona, es posible que la fuerza del agua haya hecho un socavón en la carretera. En tal caso, el agua no solo discurre sobre el asfalto que ya conocemos, sino que lo hará a través del pasillo que se ha formado. La profundidad será mucho mayor de la esperada. 

Para algunos modelos de coche, los más ligeros, bastan corrientes de 40 centímetros de profundidad. Ni siquiera es preciso que el agua alcance la altura de los faros, arrastrará el coche. La mayoría de modelos restantes, más altos y pesados, se verán arrastrados por corrientes de 60 centímetros de profundidad.

La riada ya me ha arrastrado. Qué hacer para escapar

Interior recalca que lo primero que debemos hacer es evitar introducir el coche en la riada. No cruce. Sin embargo, si se viera arrastrado por la riada, trate de salir del vehículo. Hay tres posibilidades que recomienda el Ministerio.

- Salir por la puerta. Si el coche se encuentra parcialmente inundado no podremos abrirla en primera instancia. Será necesario esperar a que se igualen la presión del exterior y la interior. Será preciso mantener la calma. Tendremos un abolsa de air ene la parte superior del coche.

- Salir por el parabrisas. Los parabrisas modernos no se rompen en mil pedazos, pero es posible desencajarlos. Para hacerlo, deje correr su cuerpo en el asiento hasta colocar las plantas de los pies en el parabrisas con las rodillas flexionadas. Haga fuerza y empújelo hasta arrancarlo.

- Salir por la ventanilla. Otra posibilidad es escapar por la ventanilla. SI no podemos bajarla, podemos romperla con algún objeto punzante. Hay que salir por el lado contrario a la corriente para evitar que esta nos lance lejos del coche.

Ya he salido del coche ¿Y ahora?

Agárrese fuerte al vehículo para subir sobre el capó o incluso el techo. La riada lo arrastra, de modo que debemos abandonarlo. Mire a su alrededor y busque el lugar alto más próximo al que podría asirse. Nunca nade contra corriente, vaya siempre a favor en dirección al punto que ha visto. Puede ser un árbol al que agarrarse o trepar para esperar ayuda o la orilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?