Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

La segunda vida del Palacio de Liria

Abre sus puertas al gran público este jueves. Por primera vez podrá visitarse la biblioteca. 18.000 volúmenes entre los que se encuentran joyas bibliográficas como la Biblia de la Casa de Alba

Cayetana de Alba en 1930. Cuadro de Zuloaga /

El jueves abre al público el Palacio de Liria, una nueva etapa también como Palacio habitado (el único en España). "Se trata de mostrar los tesoros de la Casa de Alba y también de enseñar la historia de una familia y de nuestro país", explica Álvaro Romero, director cultural de la Fundación Casa de Alba. 

Biblioteca del Palacio de Liria / Almudena Lopesino

La visita guiada de este lunes, sólo para los medios de comunicación, ha transcurrido por la primera planta del Palacio, donde se encuentran las obras pictóricas más importantes de los Alba, y la biblioteca (situada en la planta baja). Por primera vez podrá ser visitada por el gran público. 18.000 volúmenes entre los que se encuentran joyas bibliográficas como la Biblia de la Casa de Alba, elaborada en 1442, la colección de autógrafos de Cristóbal Colón o el último testamento de Fernando el Católico que firmó en 1516, un día antes de fallecer. "La biblia es la pieza más preciada, fue encargada a principios del siglo XV y su historia es digna de una novela de enredo. La tuvo Enrique IV, Isabel la Católica y después cayó en manos de la Inquisición. El Conde duque de Olivares la recuperó, antepasado del duque de Alba, y gracias a eso hoy podemos admirarla", nos cuenta Juan Manuel Calderón, bibliotecario del Palacio de Liria. 

El recorrido dura unos 65 minutos, aproximadamente. Durante la visita se mezcla el legado de la Casa de Alba con imágenes familiares podemos decir que actuales. Cuadros de los ilustres Rubens, Goya, Velázquez y Zuloaga cerca de objetos personales de los Alba como la colección de figuritas de cerámica de la ya fallecida Cayetana de Alba. "Le gustaba mucho la cerámica y coleccionar cosas. Antes había muchas más a la vista, pero el actual duque ha retirado bastantes objetos", nos cuenta el bibliotecario. 

14 salas visitables en las que se pueden ver los cuadros de la duquesa de Alba y la marquesa de Lazán, ambos de Goya; la condesa de Miranda, de Pantoja de la Cruz, y- como no- el famoso retrato de la duquesa de Alba pintado por Ignacio Zuloaga en 1930. Este último, en el que se ve a Cayetana de Alba montada a caballo con 4 años, tiene tras él varias anécdotas. "Aparece un siniestro Mickey Mouse porque la duquesa era muy inquieta y cuando Zuloaga estaba haciendo la obra decidió darle sus juguetes para que se estuviera quieta, pero ella se los tiraba. Cuando acabó el cuadro el artista dijo que jamás volvería a hacer un retrato infantil", cuenta entre risas Romero Sánchez de Arjona. 

Salón de baile del Palacio de Liria / Almudena Lopesino

Anécdotas al margen, el Palacio de Liria (ubicado en pleno centro de Madrid y rodeado por unos jardines bien cuidados) ha tenido varias vidas. Se construyó en 1770, después fue destruido en la Guerra Civil quedando sólo las fachadas. Fue el entonces Duque Jacobo Fitz -James Stuart quien impulsó su reconstrucción junto a su hija Cayetana. 

El día 19 de septiembre se abre como museo. Las dependencias visitables están en la plata baja y en la primera planta. La residencia del actual duque de Alba, Carlos, se sitúa en la tercera planta. Por cierto, paseando por los jardines del Palacio nos hemos encontrado a Pepe, el perro salchicha de la finca. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?