Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Iñaki Urdangarin desvió fondos usando fundaciones como las que ahora le sirven para salir de prisión dos días a la semana

Urdangarin saldrá de prisión dos días a la semana para trabajar en un centro para discapacitados de una fundación católica

El sumario del caso Nóos desveló que el exduque de Palma usó la Fundación Deporte Cultura e Integración Social para desviar fondos a sociedades controladas por él y su exsocio

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria concede a Urdangarin salidas de prisión para ejercer el voluntariado. /

El sumario del caso Nóos es una radiografía de la trayectoria profesional de Iñaki Urdangarin. Trayectoria desde que dejó el deporte de élite y se casó con Cristina de Borbón, que ha estado vinculada a fundaciones y ONGs que contaban con las administraciones públicas como principales clientes. Los gobiernos de Valencia y Baleares y el Ayuntamiento de Madrid son los mejores ejemplos. La fundación más conocida es el Instituto Nóos de la que solo de desvinculó Urdangarin cuando intervino Zarzuela en la persona del conde Fontao. Con su salida en diferido de Nóos llegó otra ONG que tenía como objetivo lavar su imagen: la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis) que buscaba "realizar una contribución a la mejora de la sociedad mostrando cómo la cultura y el deporte pueden ser magníficos instrumentos para lograr la integración de colectivos desfavorecidos". Esta fundación nació para ayudar a niños en riesgo de exclusión, discapacitados y enfermos de cáncer. Sin embargo, la investigación del juez José Castro y del fiscal Pedro Horrach, reveló que de los más de 600.000 euros recibidos en donaciones entre los años 2007 y 2009 solo el 1,5% se destinó a fines sociales o a la ayuda de asociaciones relacionadas con la integración y que las salidas de dinero, desde esta fundación y a través de un entramado de sociedades, acabaron en gran medida en el paraíso fiscal de Belice, en las cuentas de una sociedad vinculada a Iñaki Urdangarin y a su exsocio. No sabemos si son estos trabajos en Fdcis a los que se refiere el informe de la educadora que aconseja las salidas de prisión cuando dice que el recluso "ya ha desarrollado ocasionalmente actividades de colaboración con personas en riesgo de exclusión".

Ahora el juzgado de vigilancia penitenciaria número uno de Valladolid ofrece al marido de Cristina de Borbón una nueva oportunidad en el mundo de las fundaciones, aunque esta vez como voluntario. El destino ha querido que Iñaki Urdangarin pueda trabajar dos días en semana en un centro para discapacitados de una fundación católica, el Hogar Don Orione de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. El juez considera que "la realización de una actividad en el exterior es más que positiva para reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, destrucción del individuo que conlleva la soledad absoluta a la que se le ha sometido". Añade que "el contacto con personas con una problemática en el ámbito de la discapacidad implica de por sí una asunción de valores prosociales" y concluye subrayando que "en el ámbito de la delincuencia económica, cuyo eje es el egoísmo, el afán desmedido de lucro, además del desprecio al interés comunitario, la toma de contacto con la vida real, con los problemas de los demás, coopera a generar un elemento de concienciación de la trascendencia de la propia conducta delictiva".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?