Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

El jurado declara por unanimidad a Ana Julia Quezada culpable del asesinato del pequeño Gabriel

El jurado ha declarado por unanimidad que Ana Julia Quezada mató al pequeño de forma intencionada y súbita, pero sin ensañamiento

Ana Julia Quezada llega a los juzgados de Almería. / ()

El jurado del caso de la muerte del pequeño Gabriel, compuesto por siete hombres y dos mujeres, ha emitido este jueves su veredicto sobre la acusada y ha encontrado a Ana Julia Quezada culpable del asesinato del menor el 27 de febrero de 2018 en la finca familiar de Rodalquilar, (Níjar, Almería).

Según los hechos probados por parte de jurado, la acusada mató al pequeño de forma intencionada y súbita, lo que se ajusta al relato de la fiscal Elena María Fernández, que pide prisión permanente revisable para ella por un delito de asesinato por alevosía, pero sin ensañamiento. 

El jurado ha considerado probado por unanimidad que Ana Julia, "de forma intencionada, cogió a Gabriel y lo lanzó, le tapó la boca y la nariz con fuerza y le provocó su fallecimiento", tal y como ha sido afirmado en la lectura del veredicto de este jueves.  Los miembros del jurado popular han estimado acreditado también que Gabriel, quien "confiaba" en la acusada por ser una persona "íntimamente ligada" a su entorno familiar, "no tuvo posibilidad de defenderse ni de reaccionar". 

En presencia de Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del menor, y en audiencia pública, las siete mujeres y dos hombres que integran el jurado han considerado probado por unanimidad que, de acuerdo con los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) que practicaron la autopsia, "tras el impacto" la acusada "procedió con sus propias manos" a la oclusión de los orificios respiratorios "con fuerza, hasta vencer su resistencia y provocar su fallecimiento" por asfixia mecánica por sofocación, aprovechándose de su "superioridad" por diferencia de edad y por complexión.

El jurado popular ha descartado que Ana Julia Quezada, tal y como ha mantenido la acusación particular ejercida por los progenitores, aumentase de manera deliberada e inhumana el sufrimiento del niño al darle muerte y rechaza que haya pruebas que respalden que le diera "golpes, dejándolo aturdido" entre 45 y 90 minutos para después "taparle la boca y la nariz hasta llevarle a la muerte".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?