Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Ciudadanos pierde un 4,5% de sus afiliados en el último año

Según cifras oficiales actualmente el partido no llega a los 31.000 militantes

Fuentes extraoficiales apuntan a que la caída ha sido muy superior al 20% en algunos territorios

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera / ()

Corría el mes de marzo de 2018 cuando el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, exhibía orgulloso ante el Consejo General de su partido el “crecimiento exponencial” que su formación estaba experimentando en los últimos meses. Por aquel entonces, el partido naranja alcanzó su cota máxima de inscritos con casi 160.000. La cifra recogía la totalidad de personas que de alguna u otra forma estaban relacionadas con Ciudadanos: tanto los simpatizantes, que no pagan cuotas, como los afiliados, que sí, y que entonces casi rozaban los 32.500.

Desde esa fecha hasta hoy, el partido está sufriendo una sangría en sus bases. Según los datos aportados por la dirección de Ciudadanos a la Cadena SER, en el último año el descenso de afiliados ha sido del 4,5%, hasta situar el número total actual en cerca de los 31.000.

Esa caída supone la cifra global del conjunto de España. Esta redacción ha solicitado datos desglosados por territorios pero de momento no han sido facilitados por la dirección del partido. En Ciudadanos explican que aunque la secretaría de Organización cuenta con ellos, no se difunden.

Sin embargo, otras fuentes extraoficiales aseguran que el descenso en el número de militantes en algunas zonas del país se sitúa “en la media” del 24%. Por ejemplo, en la región de Aragón la afiliación ha caído un 20%, según estas mismas fuentes. Pero en Canarias se habla incluso de un 30% de la militancia que ha decidido borrarse del partido. Provincias como Barcelona han pasado de 3.031 a 2.087 militantes, lo que supone una caída del 31%, según los últimos datos de los que disponen estas fuentes internas.

“Me he dado de baja de Cs porque Rivera ha virado hacia la derecha”

La decepción, por uno u otro motivo, podría ser la razón principal con la que se podría resumir el conjunto de motivaciones que han llevado a la gran mayoría de afiliados que lo han hecho a abandonar Ciudadanos. Pero, como se suele decir, cada caso es un mundo.

Esta redacción ha conversado con casi una decena de personas que han decidido darse de baja del partido durante el último año.

Luis de Arce se afilió a la formación naranja antes de las elecciones municipales de 2015 en Las Rozas, Madrid. Tras más de cuatro años como militante de base se ha desvinculado del partido este pasado 25 de junio. “Me he dado de baja de Ciudadanos porque Albert Rivera ha abandonado los ideales y valores fundacionales de Ciudadanos, virando hacia la derecha y abandonando el centro político”, apunta.

“Ha sido un error político de Albert Rivera abandonar el centro que es donde está el nicho de votantes y ahora los votantes de centro nos hemos quedado huérfanos”, añade.

Este ex militante es muy duro con la gestión interna que se hace en el partido: “Es un partido caudillista, lleno de reinos de taifas y con una escasa democracia interna”.

Es precisamente la razón por la que Antonio Barrilaro, otro dimisionario de las bases naranjas, ha decidido también coger el mismo camino. Se afilió en marzo de 2015 y se ha dado de baja justo cuatro años después, en marzo de 2019. “Me he dado de baja por la falta de libertad, por la nula posibilidad de expresarme sin ser represaliado internamente. Yo sentía que formaba más parte de una secta que de un partido”, argumenta.

“De regeneración, nada”, explica también a esta redacción otro militante de base de la Región de Murcia que prefiere no ser identificado y estuvo afiliado a la formación desde comienzos de 2018 hasta después de las elecciones primarias que el partido celebró en 2019, hace unos 6 meses. “Me he encontrado a un partido presidencialista donde la ejecutiva nacional lo quiere controlar todo, quiere direcciones territoriales sumisas, nada de baronías que hagan sombra al gran jefe”, asegura. Además apunta que en su caso “la gota que colmó el vaso” fue la celebración de las primarias de Murcia que, según dice, “descubrí que no son tal, sino una fachada hipócrita”.

Nicolás Campuzano, que llegó incluso a ser el coordinador de la agrupación de Los Corrales de Balbuena y secretario de actas del comité autonómico de Ciudadanos en Cantabria, dejó el el partido totalmente en marzo de este año. Lo hizo, además, semanas después de que dimitiera en pleno la Junta directiva de la agrupación que coordinaba y casi al tiempo de que se dieran de baja de la formación la práctica totalidad de afiliados de esa agrupación, casi una treintena.

Según relata a la Cadena SER, se ha dado de baja en Ciudadanos “porque me siento engañado, ya que Cs no es lo que se nos decía. Nos hablaban de que otra forma de hacer política era posible, de que el objetivo era atraer el talento, pero a día de hoy Cs se ha convertido en un refugio de mediocres, gente con escasa preparación, sin experiencia laboral y de gestión, dóciles y muy manejables”.

Preguntados por qué tendría que pasar para que todos ellos volvieran a Cs, los consultados descartan esta posibilidad en su mayoría o apuntan que tendría que producirse un “cambio drástico” en su forma de hacer política y en quienes las dirigen desde la dirección.

La dirección: las bajas responden a un “ajuste” normal tras las autonómicas y municipales

¿A qué obedece la caída en el número de afiliados a ojos de la dirección de Cs? Fuentes oficiales del partido explican a esta redacción que “está comprobado que, tras un proceso de elecciones autonómicas y municipales, se produce un ajuste entre la afiliación”.

Según la explicación de estas fuentes, Cs “compensa” esta caída del número de personas que pagan cuota con “un crecimiento” del número de simpatizantes que arroja un saldo positivo de 1.700 personas más en las bases de Ciudadanos. “El aumento del número de simpatizantes es más del doble que el ajuste en la afiliación”.

La dirección subraya que el crecimiento en las urnas ha sido “espectacular y extraordinario” con un millón de votos más en las generales de abril, duplicando el número de diputados autonómicos y de concejales “por toda España”.

Para la cúpula naranja también hay que tener en cuenta que “la fluctuación entre el afiliado y el simpatizante también está sometida a la coyuntura económica, que en estos momentos experimenta un frenazo importante”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?