Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Víctor Valdés se despide de sus jugadores y el lunes será cesado oficialmente

El entrenador del Juvenil A discutió con Patrick Kluivert, director deportivo del fútbol formativo, y Jordi Roura le comunicó este viernes que no seguiría en el banquillo del Juvenil A

Víctor Valdés antes de un partido de la Youth League. /

Esta mañana, Víctor Valdés se ha despedido de sus jugadores y les ha deseado suerte. Por su conversación de ayer con Jordi Roura, secretario técnico del fútbol formativo, sabe que el lunes lo despedirán oficialmente.

Roura llamó ayer por la noche a Valdés para comunicarle que hoy ya no se sentaría en el banquillo del Juvenil A. El detonante es la última discusión entre Valdés y el director deportivo del fútbol formativo, Patrick Kluivert.

Ayer ambos mantuvieron una discusión subida de tono, con gritos y golpes en la mesa, donde se echaron mutuamente en cara aspectos futbolísticos y de comportamiento.

Desde la directiva y la dirección deportiva aseguran que el comportamiento de Valdés era inaceptable, que le ha faltado al respeto a sus superiores y a varias personas de distintos departamentos y tampoco estaban contentos por cómo jugaba el equipo ni los futbolistas que utilizaba.

Valdés, por su parte, cree que desde el principio le han torpedeado el trabajo, que han filtrado cosas interesadas y sesgadas para desprestigiarlo y, en privado, asegura que se equivocó volviendo al Barça porque se ha encontrado un club que ya no es lo que era.

La acalorada discusión entre Valdés y Kluivert nace porque, en el club, entienden que Valdés debe respetar la manera de jugar que se marca desde la dirección deportiva y apostar por jugadores que el club considera estratégicos, como Ilaix Moriba.

Valdés considera que él es quien debe hacer el equipo porque es el entrenador. La gota que colmó el vaso, según Valdés, fue que perdió a algun jugador por cederlo al Barça B pero, en cambio, no le dejaron convocar a ningún futbolista del Juvenil B, equipo que está por debajo del suyo.

En la reunión Kluivert le reprochó aspectos tácticos, a lo que Valdés respondió que él era quien mejor conocía el equipo y, por tanto, las alineaciones eran su responsabilidad. La situación se fue tensando hasta el punto que Kluivert le reprochó que estaba siendo un mal ejemplo para los niños y Valdés respondió que Kluivert no era, precisamente, el más indicado para hablar de ejemplos. Los gritos y golpes se escucharon desde los pasillos cercanos al despacho.

La lista de conflictos entre Valdés y miembros del club es larga en estos dos meses y medio que llevaba en el cargo.

Como ya explicamos en Carrusel, la tensión en el club era latente por varios motivos como, por ejemplo, que Valdés utilizaba un sistema de entrenamiento propio, que no asistió a la primera reunión del área de metodología, donde sí estuvieron el resto de entrenadores del fútbol base, que jugaba con un 4-4-2 cuando en el club quería que utilizara un 4-3-3, que se enfrentó con el responsable de prensa porque le hizo atender a los periodistas de pie o que él quería que su equipo jugara siempre en el Estadi Johan Cruyff pero el club no se lo permitió porque el césped no aguantaría tantos partidos ahí.

En el club no gustaba la manera de jugar de Valdés pero, sobre todo, sus formas. Retiró a su equipo de un torneo en Holanda porque el campo estaba en mal estado y fue expulsado por insultar al árbitro en su primer partido oficial.

Valdés llegó al Barça hace tres meses, avalado por el presidente Josep Maria Bartomeu; pero desde que entró en el club no ha habido ninguna reunión entre ambos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?