Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

¿El fin de la televisión blanca? Las cadenas recurren al 'tomate' para subir sus audiencias

La competencia se fija en 'Sálvame' para mejorar sus resultados

Belén Esteban, colaboradora estrella de 'Sálvame' /

Corría 2011 cuando Antena 3 eliminó de su parrilla el programa 'DEC' (anteriormente conocido como '¿Dónde estás corazón?'). Fue una decisión que por aquel entonces se tomó tras observar el comportamiento que llevaba tiempo experimentando el programa presentado por Jaime Cantizano, que no sobrevivió al auge de 'Sálvame'. Pero la cadena tomó este mal como una oportunidad para cambiar su modelo, su imagen, convirtiéndose desde ese momento en la abanderada de la televisión blanca.

"Esta modificación de los contenidos de la cadena muestra que la sociedad está cansada de los contenidos que agreden a la dignidad de las personas y que hay que apostar por programas culturales y de entretenimiento no intrusivos, que igualmente pueden generar gran audiencia", dijo la asociación de padres Concapa en un comunicado en el que felicitaban a Antena 3 por la nueva dirección que habían tomado sus contenidos.

Se lo tomaron tan en serio que la de Planeta también aprovechó esta reconversión para juntar a todas sus estrellas en un anuncio viral donde defendían que hacían "entretenimiento que no humilla a nadie", dejando a Susanna Griso cantando aquello de "pone los informativos en los que el amarrillo no es más que un color".

El corazón, ¿una cosa solo de Telecinco?

Sin Antena 3 jugando en la liga de la crónica social y con TVE siendo prudente a la hora de tratar temas de la socialité, Telecinco hizo del corazón su bandera y de 'Sálvame' su talismán. La cadena liderada por Paolo Vasile se hizo de pronto con el monopolio del género rosa y eso les benefició absolutamene, tal y como corroboran los índices de audiencia de los dos últimos lustros.

Para bien o para mal, 'Sálvame' gusta y el corazón interesa a una gran parte del público, y de eso se ha dado cuenta ahora la competencia que, después de tantas críticas, no ha dudado en poner todos sus empeños en replicar el modelo que sigue el cortijo de Jorge Javier Vázquez. El blanco ya no es el color favorito de Antena 3 y tampoco el de otras televisiones que han recurrido al amarillismo para subir sus resultados.

En estas cadenas también hay tomate

Antena 3, por ejemplo, ha introducido esta temporada en 'Espejo público' una sección dedicada exclusivamente al corazón, con rostros tan destacados del mundillo como Ángel Antonio Herrera, Cristina Fernández, Fran Rivera, Saúl Ortiz, Karmele y Mariñas, entre otros.

Mariñas y Karmele en 'Espejo público' / Atresmedia

Próximamente también verá la luz en Antena 3 el programa 'Secretos del corazón', un espacio en el que Santi Acosta (el mítico presentador de 'Salsa Rosa') y sus colaboradores repasarán, al más puro estilo de 'Hormigas Blancas' (formato de Telecinco), la vida de los famosos más mediáticos.

Pero ojo, porque si Antena 3 ha empezado tímidamente a coquetear con el corazón, Telemadrid ha echado el resto en el último año: 'Aquí hay madroño' (ahora 'El madroño'), 'Aquellos maravillosos años', 'De todo corazón', 'Huellas de elefante'...Todos estos programas tienen el rosa en su ADN y casi todos superan el 5% que promedia la cadena.

En La 1, además del longevo 'Corazón', también se lanzaron este verano con el mundo de las sagas familiares en 'Lazos de sangre', presentado curiosamente por Boris Izaguirre. Este programa ha sido uno de los espacios más seguidos de este verano, superando notablemente la media que hace el canal de Televisión Española.

Para terminar conviene recordar que el tan criticado modelo de 'Sálvame' lo asumen hasta espacios que se dedican a información política y deportiva, como 'laSexta Noche' o 'El Chiringuito de Jugones', respectivamente.

Al final, lo de la televisión blanca es más un negocio (fallido) que un sentimiento, y a las pruebas me remito.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?