Jueves, 02 de Julio de 2020

Otras localidades

Mette Frederiksen

Cuatro elefantes, un camello y el desternillante ataque de risa de la primera ministra danesa

La primera ministra, Mette Frederiksen, no pudo contener la risa al hablar sobre el rescate de cuatro elefantes

La primera ministra no pudo contener la risa. / YouTube

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, demostraba, al comienzo de la sesión parlamentaria del pasado 3 de octubre, el compromiso de su partido con los animales. Todo ello a través de una proposición de ley, que será valorada a finales de año por la cámara danesa, que prohíbe a los circos usar ciertos animales exóticos en sus espectáculos. Desde camellos o tigres y leones hasta elefantes.

Con el objetivo de demostrar sus intenciones, Frederiksen comenzó a leer un informe sobre la adquisición de animales de circo por parte del Estado para jubilarlos. Concretamente cuatro elefantes y un camello, que se convirtieron en protagonistas por sorpresa de una de las sesiones parlamentarias más divertidas de los últimos tiempos.

La historia de Ali y Ramboline

En primer lugar, Frederiksen explicó a la cámara que el gobierno había comprado el pasado mes de septiembre a Ramboline, Lara, Djunga y Jenny, los cuatro últimos elefantes del Circo Dannebrog. Pero no solo eso. A pesar de que no estaba previsto, el gobierno también se hizo con el camello Ali por la estrecha relación que mantenía con Ramboline.

Según explicaba la primera ministra, Ramboline no podía separarse de su mejor amigo, con el que convive desde 2010 en el circo. Una relación que no ha pasado desapercibido para los medios locales, quienes han tratado sobre su historia en más de una ocasión. Por esa misma razón, el equipo de gobierno decidió hacerse con Ali para que Ramboline y él pudieran seguir adelante con su relación.

Objetivo: acabar con los animales exóticos en los circos

Esto provocó las risas de los allí presentes, quienes no daban crédito ante la noticia de Frederiksen. También la de la propia primera ministra, quien no pudo contener la risa en una de las sesiones más parlamentarias más divertidas de los últimos tiempos. Después de retomar la compostura, Frederiksen explicó que compraron a los cuatro elefantes y al camello por 11 millones de coronas danesas (unos 1,6 millones de euros).

Por lo tanto, Ramboline y Alí podrán continuar su historia más allá del circo danés. Una historia, cuanto menos curiosa, que sirvió para dar un poco de aire a una sesión que duró más de 15 horas. Mientras tanto, el partido socialdemócrata continuará con su proposición de ley para garantizar un futuro en el que los animales exóticos estén fuera de los circos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?