Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Pastel de Halloween (y sus fantasmas)

Un pastel de chocolate y calabaza es el colofón perfecto para la fiesta más misteriosa

Pastel de Halloween y sus fantasmas. /

La noche de Halloween es una de las celebraciones más esperadas del año, sobre todo por los niños. Algunos montan equipos para ir de casa en casa y, ante cada puerta que se abre, decir lo mismo: ¿truco o trato? Claro, hasta recibir su recompensa no se van de allí...

Halloween es una fiesta en la que se conjuga lo más divertido —ir disfrazado— con lo más goloso —la recaudación de chuches—, pero el hecho de pasar un buen rato en la cocina puede ser un premio en sí mismo y atreverse con este pastel de chocolate y calabaza puede ser el mejor colofón para la fiesta más misteriosa.

Pastel De Halloween (Y Sus Fantasmas)

Autor:

Categoría: Recetas de Halloween

Tiempo: 3 horas

Raciones: 12

Dificultad: Media-alta

Pastel de Halloween (y sus fantasmas)

Un pastel de chocolate y calabaza es el colofón perfecto para la fiesta más misteriosa

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 300 g de mantequilla en pomada
  • 200 g de azúcar
  • 8 yemas de huevo
  • 240 g de chocolate 70% cacao
  • 200 g de harina floja
  • 120 g de almendra en polvo
  • 16 g de levadura seca
  • Merengue (francés)
  • 150 g claras de huevo
  • 70 g de azúcar
  • Gotas de limón

Ganache de chocolate y calabaza (relleno)

  • 500 g de calabaza
  • 250 g de chocolate 85% cacao

Cobertura de la superficie de la tarta

  • 50 g de nata
  • 50 g de chocolate 85% cacao

Cristal de azúcar

  • 210 g de azúcar
  • 80 g de azúcar invertido
  • 60 g de agua

Culis de frutos rojos

  • 100 g de fresas
  • 40 g de arándanos
  • 40 g de moras
  • 60 g de azúcar
  • Gotas de limón

Merengue suizo para los fantasmas

  • 100 g de claras de huevo
  • 200 g de azúcar
  • 20 g de chocolate negro para los ojos

Elaboración

Para el bizcocho

  1. Batir la mantequilla y el azúcar o blanquear.
  2. Añadir a lo anterior las yemas, de una en una, sin dejar de batir, hasta integrarlas todas.
  3. Mientras, derretir el chocolate al baño María. Retirar del calor para bajar la temperatura sin dejar de remover.
  4. Mezclar el chocolate a la mantequilla, azúcar y yemas.
  5. Tamizar la harina, la almendra en polvo y la levadura para añadir en dos veces a la preparación anterior, hasta integrar.
  6. Por otro lado, montar las claras a punto de nieve y añadir el azúcar, casi al final de haberlas montado, pero sin dejar de batir.
  7. Las gotas de limón se incorporan antes de que se terminen de montar las claras.
  8. Mezclar las dos preparaciones, la masa y el merengue, con movimientos envolventes.
  9. Colocamos un papel de horno, bien pegado a la base y las paredes del molde, de 22 cm de diámetro, para desmoldar fácilmente.
  10. Es conveniente, dividir la masa del bizcocho en dos partes, para hornearlas por separado y así los bizcochos quedarán más esponjosos.
  11. Horneamos a 170° durante 45 minutos.
  12. Verificamos la cocción, pinchando con un palillo, hasta que salga seco.
  13. Desmoldamos y enfriamos.
  14. Solo entonces, cortamos las capas del pastel, una vez tengamos el relleno preparado.
  15. Con el pastel montado, recortamos los laterales para igualarlo.

Ganache de chocolate y calabaza (relleno)

  1. Pelamos la calabaza y partimos en trozos pequeños.
  2. Colocamos en bol adecuado para microondas y calentamos a máxima potencia, hasta que la calabaza esté cocida y podamos triturar con un tenedor, o batimos para que la consistencia sea la de un puré espeso.
  3. Derretimos el chocolate en el microondas, de 15 en 15 segundos, removiendo cada vez, hasta que se derrita completamente.
  4. Mezclamos los dos ingredientes y una vez atemperado, rellenamos el pastel.

Cobertura de la superficie de la tarta

  1. Calentar la nata, retirar del calor y verter sobre el chocolate troceado, hasta que se derrita completamente.
  2. Atemperar y cubrir la superficie de la tarta, para incrustar los cristales de azúcar.

Cristal de azúcar

  1. Calentar todos los ingredientes a la vez, a 145 °C.
  2. Verter sobre un tapiz de silicona, bien extendido.
  3. Hay que tener precaución al manipularlo, ya que puede quemar.
  4. Una vez bien frío, damos un golpe seco en el centro, para romper el cristal y así conseguir el efecto del cristal roto.

Culis de frutos rojos

  1. Calentar suavemente los ingredientes a la vez, removiendo a menudo, ya que tiende a pegarse en el fondo.
  2. Pasados 15 o 20 minutos, colar presionando el colador.
  3. Enfriar y decorar el cristal de azúcar.

Merengue suizo para los fantasmas

  1. Calentar las claras y el azúcar al baño María, removiendo sin parar hasta llegar a los 55°.
  2. No debe notarse granos de azúcar.
  3. Pasamos la mezcla caliente a una batidora, para montar el merengue, hasta que el bol de la batidora esté frío y el merengue tenga firmeza.
  4. Suele tardar unos diez minutos aprox.
  5. Rellenar una manga pastelera, con una boquilla lisa de 2 cm.
  6. Escudillar en la bandeja del horno, las formas de los fantasmas.
  7. Hornear a 70°C durante una hora aproximadamente, aunque dependerá del tamaño de los fantasmas.
  8. Deben quedar crujientes por fuera, y sin grietas.
  9. Para comprobar si están hechos, probamos uno de ellos.
  10. El chocolate para decorar los ojos se funde en el microondas, a golpes de calor, removiendo cada vez.
  11. Colocar el chocolate en una pequeña manga pastelera, y esperamos a que baje la temperatura.
  12. Decorar los ojitos de los fantasmas refrigerados, para que, al hacer los ojos con el chocolate, se endurezca rápidamente y no cambien de forma.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?