Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

¿Se puede superar el miedo a conducir?

Ansiedad, ataques de pánico, miedo físico a meterse en autovías, claustrofobia en los túneles. Es un miedo irracional, paralizante, que tiene nombre, Amaxofobia, y que se puede tratar

Es muy difícil dar una cifra exacta , pero el miedo a conducir lo sufre más de un 20% de las personas que tienen carné de conducir, según el estudio la ansiedad y su influencia en los conductores españoles. Es una fobia, como otra cualquiera, y como tal se puede tratar y superar. Y ese es el objetivo de los cursos, que de forma gratuita, se realizan en la Fundación del Comisariado Europeo del Automóvil en Madrid. Es como una catarsis de "conductores anónimos", conducidos por un psicólogo, Ignacio Calvo, quien desmonta el mito de que el miedo se produce cuando se ha sufrido un accidente. "Hay mucha más gente, en un porcentaje que supera el 65% de personas que no han tenido accidente y que desarrollan el problema por ataques de pánico, sensaciones de agorafobia al estar encerrados en un contexto de no poder escapar como en la autovía....", explica el experto. La persona que padece amaxofobia no solo desconfía de la conducción propia sino que también tiene miedo al comportamiento de otros conductores y se anticipa a situaciones que pueden darse o no.

Identificar el problema

Es el primer paso para superar el miedo, pero hay gente que tiene miedo y complejos para reconocerlo en público. En el curso nos encontramos 13 mujeres y solo 1 hombre. Y el psicólogo nos explica que no se corresponde la asistencia con las cifras del problema que sufren más mujeres que hombres pero no en una proporción tan desequilibrada. "Aproximadamente un 60% de mujeres y un 40% de hombres pueden tener el problema. Pero como la conducción, para mi punto de vista es un contexto machista, hay muchos hombres que les suponen mucho complejo reconocer que tiene un problema de ansiedad y por supuesto tenerlo en el coche. Y en los cursos nos encontramos que la afluencia de los hombres es minoritaria pero puedo decir que en las consultas privadas en las que atiendo a gente, sí que hay presencia de hombres de manera más equilibrada", explica Ignacio Calvo.

Sin dormir y con nervios

Así coge el coche María. "Sabiendo que voy a conducir el día anterior ya me encuentro mal. Ya te subes en el coche con tensión. Me duelen los brazos, la espalda. Se me agarran los nervios en el estómago. Tengo nauseas antes y después", nos cuenta. María no ha sufrido nunca un accidente y nos dice que ya se sacó el carné con miedo. Experiencia que comparte con Azucena, aunque en su caso hace nueve años dejó ya de conducir. "Me sentí obligada a sacarme el carné porque todos lo tenían y yo no iba a ser menos. Conduje un año. Nunca salí sola a la autovía, empecé a coger miedo y dejé de conducir. Aparte tuve un accidente de tráfico de pequeña con mis padres y aunque no me pasó nada me traumatizó la velocidad", cuenta Azucena. Además ella nos dice que responde al perfil de la persona que se anticipa a lo que puede pasar y que le dan miedo las consecuencias que puede acarrear para la gente que va con ella en el coche. "Tengo miedo por lo que me pueda pasar a mí y a los demás", cuenta. Y en esto no coincide con David, cuyo miedo es personal, de que le vaya a pasar algo a él. David es joven, técnico en prevención, que por su profesión tiene que viajar y que de repente se encuentra con un miedo irracional a conducir por autovía. "Llevo con carné más de 12 años. Nunca he tenido problemas pero desde hace cinco empecé a sentir miedo a meterme en autovía", explica. El sufre más consecuencias emocionales que físicas. Y es tanto el estrés que se ha puesto en manos de un psicólogo y se ha apuntado a este curso para superarlo. El proceso arranca identificando las dificultades que cada uno tiene, para ponerle solución.

Técnicas para vencer el miedo

El experto insiste que hay que sustituir las distorsiones de pensamientos que nos impiden pensar con la debida concentración y claridad. Hay que aprender a manejar los pensamientos anticipatorios, del tipo "me van a pitar, si freno me van a dar un golpe por detrás, voy a tener un accidente al cambiarme de carril..." y tratar de mejorar nuestra autoestima y confianza. Esto forma parte de un proceso psicológico que se completa con una parte práctica, en una pista de prácticas cerrada, en Alcalá de Henares. Con instructor y doble pedal, como si fuera el aprendizaje en una autoescuela. Jaime González explica a los alumnos técnicas para saber lo que hacer cuando el coche se va de atrás y da instrucciones, por ejemplo, para frenar cuando se llega a una curva. "En cada uno de estos ejercicios es muy importante el apoyo del profesor. Es fundamental que la persona que tiene amaxofobia se sienta segura y sea capaz de hacer los ejercicios y que además vea y pueda sentir que si perdiera el control el instructor tiene el mando del vehículo", explica González. La Fundación CEA (Comisariado Europeo del Automóvil) ha testado que la amaxofobia, con esfuerzo y determinación se pueda superar. Al año suele hacer 5 o 6 cursos. Hay que apuntarse previamente y son gratuitos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?