Miércoles, 23 de Junio de 2021

Otras localidades

Pactos postelectorales

Lo que decían el PSOE y el resto de partidos en julio y lo que dicen ahora

PSOE y Unidas Podemos han llegado a un acuerdo tan solo unas horas después de las elecciones pero llevan meses de continuos reproches, que prometen dejar atrás. No son los únicos que han cambiado de opinión en este tiempo

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados firmando el principio de acuerdo de u gobierno en coalición

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados firmando el principio de acuerdo de u gobierno en coalición / Jesús Hellín (Europa Press)

El abrazo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias este martes en el Congreso ya ha pasado a la Historia de la democracia española. Ese gesto ilustraba la confianza depositada en el documento conjunto que acababan de firmar y que marca la línea de un gobierno de coalición entre ambas formaciones. Esa vez fue muy fácil lo que hace no tanto parecía imposible.

Tras los comicios de abril, el PSOE y Unidas Podemos no llegaron a un acuerdo y eso abocó a una nuevas elecciones. Por el camino, la sentencia del procés, 52 diputados de Vox en el Congreso, la marcha de Albert Rivera y numerosos reproches mutuos. El Hemiciclo va a ser el mismo sitio pero un lugar distinto donde cada formación reajusta su posición. Repasamos los bandazos de los partidos políticos durante estos meses:

PSOE: Cataluña e insomnio

  • "Tenemos enormes discrepancias sobre temas de vigencia como Cataluña"

Pedro Sánchez daba una entrevista a la Cadena SER el pasado 15 de julio en la que daba por rotas las negociaciones con Unidas Podemos porque intuía que la formación estaba usando una "consulta trucada para justificar su votación contraria a la investidura". La desconfianza entre ambos se hacía patente una vez más y, aunque tuvieron todo el verano para reconducir la situación, el acuerdo cada vez estaba más lejos. En esa misma entrevista, Sánchez reconocía que "siempre había  dudado" de que Iglesias se incorporase al Gobierno: "Somos dos líderes con coincidencias pero también con enormes discrepancias sobre temas de enorme vigencia como Cataluña". Ahora parece que no son escollos insalvables.

  • "Yo hoy podría ser presidente, pero no dormiría por la noche"

El pasado 20 de septiembre, tras el anuncio de la repetición de elecciones, Pedro Sánchez daba una entrevista a La Sexta y dejaba una de las frases que le persiguiría durante toda la campaña: "Yo hoy podría ser presidente, pero no dormiría por la noche". Explicaba que para "ese gobierno sería una coalición en el que tenía que haber aceptado que el ministro de Hacienda, o de la Seguridad Social, fuera del círculo cercano al señor Iglesias" y eso sería lo que le quitaría el sueño. Pablo Iglesias recordaba esas palabras el mismo 10-N: "Se duerme peor con esta extrema derecha que con ministros de Unidas Podemos". Ahora según puede confirmar la SER, en ese acuerdo está contemplado que Iglesias ocupe una vicepresidencia de gobierno en el Ejecutivo de Sánchez e Irene Montero, una cartera previsiblemente de perfil social.

Unidas Podemos: historia de un desengaño

  • "Pedro Sánchez tiene que ganarse el sueldo y hablar con Torra"

Cataluña es uno de los temas donde más desacuerdos ha dejado patentes ambas formaciones. Tras la sentencia del procés y los disturbios en las calles, Sánchez no cogía el teléfono al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Pablo Iglesias le recordaba constantemente que se equivocaba con su actitud: "Pedro Sánchez tiene que ganarse el sueldo y hablar con Torra". Entonces, le parecía una "tomadura de pelo" que los mandatarios no hablaran pero más adelante, en el debate electoral, "alucinó" al oír las "dos locuras" propuestas por Sánchez para Cataluña. Uno de los retos de este gobierno de coalición será conjugar las distintas posiciones para hacer frente al problema catalán. De momento, solo han fijado un acuerdo de mínimos que contempla garantizar la convivencia en Cataluña.

  • "Sánchez nunca quiso un gobierno de coalición"

Tras la convocatoria de elecciones y esas palabras de Sánchez, Unidas Podemos enfocó su campaña dando por hecho que el PSOE en realidad lo que quería era pactar con las derechas. "Pedro me mintió, me dijo antes y después de las elecciones generales que haríamos un gobierno de coalición y yo confié en él... Si cometí un error fue confiar en su palabra", lamentaba en una entrevista Pablo Iglesias. Ahora ha sido muy fácil pactar ese gobierno en coalición.

ERC: de la abstención al 'no' si no hay mesa de negociación sobre Cataluña

ERC ha moderado significativamente su tono desde que Oriol Junqueras está en prisión. Tras las elecciones de abril, su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián manifestó en reiteradas ocasiones que su formación no votaría en contra de un gobierno de izquierdas y, en la investidura fallida de Sánchez en julio, ERC votó en contra en primera vuelta pero se abstuvo en la segunda, tal y como había anunciado. Animó, sin éxito, a que Sánchez e Iglesias llegaran a un acuerdo que evitara la vuelta a las urnas porque no querían "darle una segunda oportunidad a la derecha". Sin embargo, con la sentencia del procés sobre la mesa, tras conocer el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos este martes, volvieron las exigencias. El vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, advierte ahora de que ERC está instalada por ahora en el 'no' a la investidura de Pedro Sánchez, y añade: "O hay una mesa de negociación política (sobre Cataluña), o nosotros no podemos abstenernos".

Coalición Canaria: del 'no' a un posible 'sí'

Para Coalición Canaria no han cambiado mucho las cosas respecto a julio, cuando votaron en contra de la investidura de Sánchez, pero ahora sí se plantean votar a favor. Entonces, abrían las puertas a llegar a acuerdos con el PSOE de políticas de Estado y en gobernabilidad, pero se negaban en rotundo a facilitar la investidura. Para los nacionalistas "Podemos sigue siendo una línea roja" pero creen que el acuerdo firmado entre Sánchez e Iglesias es "una buena noticia" porque es el punto de partida para que haya Gobierno. De momento están a la espera de reunirse con Sánchezpara fijar su posición y ver qué tiene pensado para Canarias.

PP, VOX y Suma Navarra: no, no y no

PP, Vox y Suma Navarra votaron en contra de la investidura de Sánchez en julio y no parece que vayan a modificar su posición de cara a esta nueva legislatura. A pesar de que el PSOE y Unidas Podemos hicieron un llamamiento al resto de fuerzas políticas para que se sumen al acuerdo, las tres formaciones ya han manifestado su rotundo rechazo a este gobierno "rotundamente progresista".

Durante la campaña, Pablo Casado mostró un tono más calmado y más de centro respecto a los comicios anteriores pero descartó por completo una gran coalición con el PSOE y dejó claro que su socio preferente era Ciudadanos. Tras conocer el acuerdo con Unidas Podemos, Casado criticó que el presidente del Gobierno en funciones "ni siquiera" se haya "dignado a llamar al Partido Popular" y ha anticipado que el PP realizará una "oposición rotunda" si se constituye ese nuevo gobierno. Tras asegurar que "la cabra tira al monte", ha dicho que Sánchez ha cerrado la puerta a "cualquier colaboración" con los populares.

Vox nunca tuvo intención de apoyar un gobierno de Sánchez y, con Unidas Podemos, menos todavía. Su líder, Santiago Abascal, afirmaba en Twitter este martes que, con el acuerdo, "el PSOE se abraza al comunismo bolivariano, a los aliados de un golpe de Estado en mitad de un golpe de Estado". Su voto en contra está asegurado también en esta investidura.

Por su parte, Suma Navarra vuelve a señalar a los independentistas para apuntalar su rechazo a que Pedro Sánchez sea presidente: "Nosotros no vamos a estar nunca apoyando a un Gobierno que depende del independentismo", afirmó tras conocer el acuerdo su portavoz y presidente de UPN, Javier Esparza. La realidad es que, a día de hoy, no está garantizado ningún apoyo del independentismo a Sánchez.

Ciudadanos: del veto al PSOE a proponerle un acuerdo con el PP

Ciudadanos pasó del veto a Sánchez a abrise a pactar con él para que hubiera gobierno tras el 10-N. Incluso durante la campaña pidió a PP y al PSOE a que se comprometieran por escrito a pactar para que hubiese gobierno pero ambas formaciones desoyeron su propuesta. Ahora, tras conocer el acuerdo con Iglesias y ya sin Rivera a la cabeza, la formación naranja rechaza en rotundo cualquier tipo de apoyo a que "Sánchez y Podemos lleven las riendas del Gobierno de España". El partido apela una vez más al PSOE y al PP para lograr un acuerdo con Cs "moderado y constitucionalista".

JuntsxCat: decepcionados con Podemos

JuntsxCat ya votaron en contra de la investidura de Sánchez en julio y ahora volverán a hacerlo pero, a diferencia de entonces, el partido llegará a la cita con dos grandes decepciones: la sentencia del procés y que Podemos haya comprado el "marco mental" del PSOE: "Mientras haya presos, exiliados, represaliados y mientras no se pueda hablar del derecho a la autodeterminación, que parece que es el marco mental que ha comprado Podemos, es evidente que no podemos investir ni permitir la investidura de un presidente como Sánchez", aclaró la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, este martes.

PNV: ¿de la abstención al sí?

El PNV mantuvo la intriga hasta el final de cara a la investidura de julio. Estuvo alentando al PSOE y a Unidas Podemos a que llegaran a un acuerdo y, aunque entonces no salió, finalmente se abstuvo en la votación. Ahora, el partido nacionalista celebra que se quiera poner en marcha un gobierno de coalición y que el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ya haya llamado al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, para proponerle una reunión. "Hemos quedado en vernos en un futuro e ir buscando las complicidades entre todos para que esta vez sea la buena", señalaba este martes en Hora 25. Si encuentran esos puntos de unión es muy probable que la abstención de julio pase a ser un sí ahora.

PRC: mismos compromisos

El diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) fue el único que votó, junto al PSOE, a favor de la investidura de Sánchez en julio y tiene la intención de repetir siempre que no haya concesiones a los independentistas en relación a la celebración de un referéndum 'ilegal' y si ese Ejecutivo cumple los compromisos con Cantabria. Tras anunciar el acuerdo con Podemos, Sánchez escribió un mensaje al móvil al líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, en el que le aseguraba que los términos de su acuerdo con el PRC "permanecen intactos".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?