Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los Morancos revelan cómo se gestó el preacuerdo entre Sánchez e Iglesias

El dúo cómico recurre a Los Panchos para hablar sobre el acuerdo entre ambas formaciones

Los Morancos se hacen pasar por Iglesias y Sánchez en el tema 'Contigo ahora sí que quiero gobernar'. / YouTube

El pasado martes, 12 de noviembre, PSOE y Unidas Podemos firmaban un principio de acuerdo para un gobierno de coalición. Tras la victoria del partido presidido por Pedro Sánchez apenas unos días atrás, los dirigentes de ambos partidos alcanzaban un preacuerdo con diez puntos que tiene como objetivo formar un gobierno "rotundamente progresista" basado en "la cohesión y en la lealtad" y abierto a "otras fuerzas políticas".

Una semana más tarde, Los Morancos han revelado cómo se gestó este acuerdo. Todo ello a través de una versión del clásico tema Maria Cristina, titulado Contigo ahora sí que quiero gobernar, que habla sobre el pacto entre ambas fuerzas y el auge de Vox, el principal beneficiado de estas nuevas elecciones.

"En realidad no nos podemos ni ver"

En primer lugar, y después de presentar a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias como los Más Panchos, el dúo cómico reconoce que es un matrimonio por conveniencia que surge como consecuencia de la escalada de Vox: "En realidad no nos podemos ni ver, y nos odiamos los dos profundamente. Pero es que Vox ha subido de repente y forzosamente lo tengo que querer".

A continuación, Pablo Iglesias le pide tres ministerios a Pedro Sánchez a cambio de su apoyo. También la viceprsidente, un cuarto en la Moncloa y dos kilos de langostinos. Después que Sánchez acepte cada una de las propuestas de Iglesias, el líder de la formación morada le pide su avión privado. Es entonces cuando el líder del PSOE le dice que no, lo que lleva al líder de Unidas Podemos a hablar con Vox.

"¡Qué ven mis ojos, mandan los rojos"

Sin embargo, Santiago Abascal le explica que no quiere pactar con él porque quiere nuevas elecciones: "Con cada una gano más sillones, vuestras peleítas nos vienen genial". Por esa misma razón, Iglesias vuelve con Sánchez, quien reconoce que el día que dijo que no dormiría tranquilo con un gobierno junto a Unidas Podemos estaba de broma: "Fue una bromita que hice entre amigos y con dormidina se me quita tó".

Gracias a ello, Iglesias y Sánchez retoman las negociaciones. Pablo Iglesias pide diez ministros, Sánchez le da veinte. También la vicepresidencia, dos cuartos en la Moncloa y seis kilos de langostinos. Y Sánchez no solo se los da, sino que se compromete a pagarle las dietas e incluso de pelarle los langostinos. Sin embargo, a la hora de negociar por el avión privado, Sánchez vuelve a decir que no.

No obstante, y tras el auge de Vox en las últimas elecciones, este recula y le dice que pueden compartirlo. Gracias a ello, los líderes de ambas formaciones llegan a un acuerdo que se sella con el tan comentado abrazo. Todo ello ante un Santiago Abascal que lamenta la oportunidad perdida: "¡Qué ven mis ojos, mandan los rojos!".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?