Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Muere Marie Fredriksson, la cantante de Roxette

La artista sueca luchaba contra un tumor cerebral desde 2002 que le obligó a aprender a hablar y cantar de nuevo. Eso no impidió que años más tarde volviera a subirse a los escenarios

La cantante, en un concierto en Londres en 2015 / ()

La cantante Marie Fredriksson, la mitad del duo sueco Roxette, ha fallecido este lunes a los 61 años, según ha informado su mánager. "Fredrisksson fue diagnosticada con un tumor cerebral en 2002 y se le dieron pocas posibilidad de sobrevivir en ese momento. Más tarde abordó sus problemas de salud en un álbum en solitario en inglés lanzado en 2004", recuerda Radio Sweden en Twitter, en referencia al disco The Change, con el que volvió a los escenarios tras años alejada de ellos, aquejada de ese tumor que le obligó a volver a aprender a hablar.

Fredriksson, junto a su compañero en Roxette, el cantante y compositor Per Gessle, firman algunos de los éxitos de los 90 como The Look, Sleeping in my car, How do you do! o Crash! Boom! Bang! y todavía a día de hoy el grupo tiene una media de casi 6 millones de oyentes mensuales en Spotify. La imagen de Julia Roberts en Pretty Woman llorando en el taxi con It Must Have Been Love de fondo es parte de la memoria audiovisual de todos.

La enfermedad hizo que la carrera musical de Marie se viera interrumpida en varias ocasiones y no fue hasta 2010 se vio con fuerzas para emprender una gira europea con Roxette de nuevo, casi diez años después de la última vez. En 2011, el grupo tocó en Madrid con un nuevo disco bajo el brazo, Charm School, pero solo las canciones antiguas brillaron en el palacio de Vistalegre aquella noche en la que la voz de Marie sonaba más apagada de lo habitual pero la guitarra de Gessle y los coros del público le arropaban.

En 2016, lo volvían a intentar. Roxette cumplía 30 años y quería celebrarlo con una gira mundial pero a los pocos meses el grupo se vio obligado a cancelarla por los problemas de salud de Marie. Entonces, la cantante hacía balance y aseguraba que habían sido "30 años sorprendentes" y que sentía mucha "alegría y felicidad" cuando echaba la vista atrás: "Con el paso de los años, todos nuestros espectáculos y recuerdos seguirán siendo una parte importante de mi vida", decía. "Simplemente no estoy lo suficientemente fuerte para la vida de gira, pero espero la publicación del nuevo álbum", explicaba a sus fans poco antes de la salida de Good Karma, el décimo y último disco de estudio de la banda, que incluso se atrevió con el español en un disco de baladas publicado en 1996.

Per Gessle también ha compartido en Twitter un mensaje de despedida a su compañera en el que recuerda todo lo compartido: "El tiempo pasa tan rápido. No hace tanto tiempo que pasamos días y noches en mi pequeño apartamento compartiendo sueños imposibles. ¡Y qué sueño llegamos a compartir! Me siento honrado de haber conocido tu talento y generosidad. Todo mi amor va para ti y tu familia. Las cosas jamas serán las mismas", sentencia el músico.

Marie Fredriksson siempre sintió que había sido un milagro haber superado la enfermedad y que debía aprovechar cada día de su vida. Así lo plasmó en un libro autobiográfico que publicó este año, Listen to my heart, donde cuenta que su espíritu de lucha en realidad está con ella desde mucho antes del tumor, ya que su hermana mayor murió con 20 años en un accidente de tráfico. "Las dificultades de la vida no terminan nunca. No se puede vivir sin dolor", dejó escrito en ese libro, pero sus ganas de vivir siempre vencían.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?