Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Polonia impide la unidad de los Veintisiete en la lucha por el Clima

Varsovia acepta los objetivos de reducción de CO2 pero solo si no le afectan: se queja de que la inversión en ayudas es muy inferior a lo que necesita

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. / ()

El acuerdo anunciado por Charles Michel para que Europa consiga la "neutralidad climática" en 2050 llega sin unanimidad. Polonia acepta los objetivos de reducción de CO2 para la UE sólo si a ella no la afectan argumentando que lo que prometen invertir en ayudas económicas es muy inferior a lo que necesitan.

El gobierno polaco ha hecho un cálculo de costes sobre la transición y ha anunciado que por su dependencia del carbón necesitaría unos 500.000 millones de inversiones mientras Von der Leyen promete 100.000 para los Veintisiete.

El Fondo para la Transición preanunciado por la presidenta de la Comisión no es la única vía de financiación pero Polonia teme que el programa del Clima acabe utilizando el dinero de los fondos estructurales y de la Cohesión y que los países hoy más beneficiados por estas dos partidas acaben perdiendo ayudas.

Más dinero

Contra ese riesgo, el gobierno polaco pedía garantías vinculadas al debate del futuro marco presupuestario, pero los gobiernos que aportan más dinero al presupuesto han rechazado quedar condicionados por ningún compromiso y al final, ya con los resultados de las encuestas a pie de urnas indicando la victoria electoral de Boris Johnson, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha ofrecido esta especia de tregua hasta el próximo junio.

La decisión evita que Polonia bloquee los acuerdos del resto de gobiernos pero debilita la imagen de una Unión que llevará el acuerdo a la COP25 sin garantías de poderlo aplicar en todo el territorio y sabiendo que el rechazo polaco a las presiones del resto de gobiernos confirma una vez más los problemas internos, acrecentados desde que 2015 los gobiernos de Polonia y Hungría con el checo rechazaron asumir el reparto de refugiados de la guerra de Siria.

Hungría y República Checa levantan el veto

Son los mismos gobiernos que han obligado a alargar hasta pasada la medianoche, las discusiones, esta vez por el Clima, confirmando que el objetivo de reducción de CO2 será muy complicado y puede agrandar los problemas internos aunque por el momento, Hungría y la República Checa han levantado su veto tras conseguir una referencia sobre la energía nuclear en el texto que aplaza también para otro día el debate para determinar si la energía nuclear podrá recibir subvenciones del paquete previsto en la lucha por el Clima.

Y todo esto, sabiendo ya que Boris Johnson puede contar con mayoría para dejar la UE el 31 de enero, "hemos de esperar la confirmación de los resultados pero podemos ya felicitar al vencedor", ha dicho Von der Leyen sin nombrarlo y pendiente de la reunión de hoy en la que el brexit será el tema central y de la que los gobiernos quieren salir con el mensaje de que están preparados para seguir sin Londres en su proyecto, agradeciendo que el resultado permita clarificar las cosas tras muchos meses de caos.

Un discurso preavanzado por la secretaria de Estado para la UE del gobierno de Francia en un intento de rebajar el impacto político no ya de la salida sino de la victoria electoral de quien se ha convertido en líder del neopopulismo antieuropeo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?