X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Sociedad
Iglesia

Los consejos de los obispos para una mejor vida sexual en el matrimonio

La Iglesia ha presentado un nuevo curso prematrimonial de dos años, alternativo al actual de 20 horas

En él llaman a los maridos a un mayor esfuerzo y asumir más tareas los días que quieran tener relaciones sexuales para que la mujer pueda estar descansada, una frase que ha sido retirada posteriormente

Los consejos de los obispos para una mejor vida sexual en el matrimonio / Getty Images

La Conferencia Episcopal (CEE) ha presentado un nuevo curso para "acompañar y formar " a los novios católicos. Dura dos años - lo mismo que un máster - aunque es voluntario. Para casarse por la iglesia, en principio, seguirá valiendo el actuar cursillo de 20 horas aunque los obispos han dejado claro que eso no les parece suficiente y esta es una mejor alternativa: "Una preparación matrimonial no se puede resumir en 20 horas. Para ser sacerdote hacen falta siete años de seminario y para ser esposa, esposo, madre y padres ¿20 horas?", ha subrayado el obispos de Bilbao , Mario Iceta, presidente de la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la CEE que ha elaborado el documento.

El curso "Juntos en Camino, + Q2" lo forman doce temas para que los novios católicos aprendan y reflexionen sobre la comunicación en la pareja, la fidelidad o la sexualidad. Lo realmente llamativo son algunos de los consejos que aparecen en los materiales de trabajo. En el tema 3 "Hombre y mujer los creó", que trata sobre las diferencias entre hombres y mujeres, se señala que "los estudios de - a la que se cita varias veces - muestran cómo el área encargada de pensar en el sexo es 2,5 veces mayor en el hombre que en la mujer".

"Es por esto - continua el texto - por lo que se aprecia un mayor deseo o pensamientos más recurrentes en ese sentido en el varón que en la mujer. Por su parte, los cuerpos también son diferentes. Frente al cansancio, corporalmente el cerebro del varón se despierta ante la posibilidad de tener relaciones. Sin embargo, la mujer necesita estar descansada para tener una relación sexual".

Para salvar esas diferencias en torno al deseo sexual la primera versión del texto afirmaba que "el varón los días que quiera tener relaciones sexuales deberá hacer un esfuerzo mayor y asumir ciertas tareas (por ejemplo, llevar a los hijos por la tarde al parque o pasear un par de horas para que la mujer pueda dormir la siesta) y la mujer deberá liberarse de ciertas cargas de trabajo y descansar para encontrarse ambos preparados para el encuentro sexual cuando llegue el momento". Estas afirmaciones han sido retiradas de la página web de la Conferencia Episcopal después que la SER haya publicado la información. La CEE no ha dado ninguna explicación sobre por qué se ha retirado el contenido sólo señalan que los materiales se van a estar actualizando de forma permanente.

En el tema 7 "La belleza de la sexualidad" se censura la pornografía, de la que dice "crea adicción", y se advierte sobre la masturbación: "puede suceder que alguien que esté acostumbrado a la masturbación no pueda descubrir la belleza de compartir la sexualidad con otra persona, o que no sea capaz de acompasarse a la otra persona". Estas frases también han desaparecido de los contenidos.

El curso y los materiales han sido elaborados con la colaboración de doce matrimonios católicos. Iceta ha insistido en que no es obligatorio, el material se va a ofrecer se a las diócesis o parroquias que lo quieran, pero ha destacado su importancia: "No es que sean obligatorios sino que es una insensatez no venir a estos cursos porque el matrimonio es algo muy importante y si fracasa hace daño a mucha gente". Además ha explicado que son las diócesis las que fijan la preparación de los novios por lo que puede ser que alguna lo exija.

Durante la presentación el obispo de Bilbao ha lamentado que a los 5 años de la boda el 40 % de los matrimonios se han roto y este porcentaje asciende hasta el 60 % a los 15 años. "Queremos evitar esto", ha dicho.

Los matrimonios religiosos se han desplomado en España en la última década. En 2008 eran el 50% mientras que en 2018 han caído hasta el 23,2% según datos del INE.