Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

"El desprecio público a la figura de Valverde por parte de su club es incalificable"

Los miembros de El Sanedrín de El Larguero ofrecen su punto de vista acerca de la destitución de Ernesto Valverde

Ernesto Valverde, durante un partido del Fútbol Club Barcelona /

El Fútbol Club Barcelona le ha comunicado de manera oficial a Ernesto Valverde que no continuará como entrenador del equipo azulgrana. Quique Setién será el entrenador que cogerá el testigo del 'Txingurri' como técnico del primer equipo azulgrana.

Los miembros habituales del Sanedrín de El Larguero han querido ofrecer su punto de vista acerca de la destitución del técnico extremeño tras conocerse la transcendental noticia.

Jordi Martí. "Me parece que en la destitución de Valverde el Barça, por lo menos, perdió las formas y se le faltó al respeto. Y en el fondo la destitución no se entiende estando líder el equipo y tras buen partido ante Atlético. Si se le mantuvo en verano,- que es quizá lo discutible-, había que confiar ahora. Se le desea lo mejor a su sucesor que debe afrontar el difícil reto de tomar el mando a medio camino".

Lluís Flaquer. "El momento elegido no ha sido el mejor. Las formas utilizadas han dejado mucho que desear. Y acabarán firmando a un relevo que no era la primera opción. Las dotes de liderazgo de Bartomeu se han mostrado de nuevo surrealistas en la crisis que el propio club creó. Los motivos que no encontraron para destituir a Valverde tras Roma o Anfield, los ha hallado la directiva azulgrana en Yeddah. Le costará mucho a Bartomeu justificarlo todo en su comparecencia de mañana. Valverde puede gustarte más o menos, pero siempre se comportó como un hombre de club. Ahora el Barça le ha ninguneado, faltándole al respeto aireando su despido y las quinielas de sus sustitutos sin tener la decencia de comunicarle antes la decisión al hasta ahora técnico. La crisis azulgrana evidencia, una vez más, la falta de rumbo de un presidente que sigue priorizando los volantazos al ser incapaz de diseñar y respetar una hoja de ruta".

Marcos López. "Las formas han perdido al Barça. El estilo, también ha perdido al Barça. Un club que presume de valores, un club que se distingue, o al menos se distinguía, por hacer las cosas bien. Es legítimo que la directiva de Bartomeu entienda que el ciclo de Valverde se haya agotado, aunque sorprenda el momento y el escenario, justo después de completar uno de sus mejores partidos y tras caer eliminado de la Supercopa de España. Lo que no parece honesto, leal y digno con la institución que representan es el trato que han dado a Ernesto Valverde, al que han convertido durante estos tres o cuatro días, durante menos de 100 caóticas horas, en un personaje absolutamente debilitado que no podía seguir al frente del equipo. Primer contactando con Xavi (les dijo que no), segundo contactando con Koeman (les dijo que no) y hoy incluso haciéndoles entrenar. El Barça ha perdido una excelente oportunidad de demostrar que se pueden hacer bien los relevos en el banquillo, pero le faltó tacto, estilo y clase".

Antonio Romero. "Es el resultado de entregarle el club a los jugadores y sobre todo a Messi. Desde el principio de la temporada ya no querían a Valverde, solo lo sostuvo que lo quería tener Messi y el resto de futbolistas importantes, seguramente porque con él vivían mejor, pero la Directiva desde la derrota de Liverpool habían perdido totalmente la confianza en él. Más allá de buscar un nuevo entrenador, el esperpento ha sido la manera en la que han televisado la destitución de Valverde. Ha sido impropio de una entidad como la del Barcelona que ha vuelto a demostrar que su directiva está muy alejada de la grandeza y de los títulos que consigue este equipo. Insisto en que creo que lo importante no es la destitución, lo grave ha sido la manera en la que han televisado la destitución de un entrenador que lo único que ha hecho desde que llegó al Barcelona es ser prudente, ganar títulos y pensar más en el club que en sí mismo".

Antón Meana. "Valverde no es el culpable de los problemas del Barça pero tampoco la solución. Su ciclo acabó en Liverpool y alargar la situación no ha beneficiado a nadie. Será recordado como un gran entrenador y un magnífico deportista que se encontró un club donde los jugadores mandan más que el club, y por tanto también más que él".

Miguel Martín Talavera. "La salida de Valverde en el día de hoy era la única salida mínimamente digna que le quedaba al bochornoso culebrón, que arrancó con las dudas a la continuidad del Txingurri en verano y terminó con el gol de Correa en Jeddah, que terminó desencadenando el casting de entrenadores de Bartomeu. El desprecio público a la figura de Valverde por parte de su club es incalificable. Puedes destituir a tu entrenador si has perdido la confianza en que revierta una situación, en la que los jugadores ya tampoco creen....pero estás obligado, por la grandeza del club al que representas, a hacerlo con clase y con unos principios que han faltado desde el pistoletazo de salida. El relato telegrafiado a los cuatro vientos de la búsqueda del inquilino al banquillo culé, demuestra la clara degradación que desde hace mucho tiempo se ha apoderado de la directiva azulgrana. Ernesto Valverde tendrá detractores y defensores, pero seguro que nadie podrá reprocharle sus formas y su compartimiento al frente de la primera plantilla del Barça. Suerte para el nuevo entrenador, sea quién sea, la va a necesitar".

Pablo Pinto. "La destitución de Valverde es el final al ‘Mès que un club’. Al menos para esta directiva. Siendo discutible la decisión deportiva, las formas son indefendibles. El entrenador que te deja 2 Ligas ganadas y líder en la tercera merecía otro final que enterarse por la SER de lo que estaba pasando en Doha".

Mario Torrejón. "No por esperado y no por estar cantado desde hace días, la noticia de la destitución de Valverde deja de ser sorprendente. ¿Tanto revuelo por un partido perdido? No, la realidad es que la defensa a ultranza de Bartomeu hacia la figura de su entrenador tras los desastres de Roma y Liverpool, había sufrido un desgaste brutal. Así que, por favor, no digamos más eso de que las Champions no marcan la política deportiva de un club, no digamos más eso de que lo que importa es la Liga. Hagamos un ejercicio de honestidad. La regularidad es fundamental para el éxito continuado, claro que sí, pero lo que de verdad te da el éxito es lograr ganar la mejor competición de todas, que es la Champions. Esa ha sido la verdadera tumba deportiva de Valverde. Honestamente, al margen de las formas, con las que no estoy de acuerdo, entiendo perfectamente las dudas deportivas en el club y la decisión final. Valverde tuvo que hacer frente a la marcha de Neymar y a un equipo que se deshacía y empezó por los cimientos, por la defensa, acabando con lo poco que quedaba del famoso estilo. Tenía que hacer un trabajo muy concreto y complicado, y lo hizo ganando dos Ligas. Mucho mérito. Pero sin Champions y sin estilo, este desenlace era cuestión de tiempo... de poco tiempo."

Jesús Gallego. "Creo que lo de Valverde era la historia de una destitución anunciada. Cuando el equipo ha tenido unas desconexiones tan graves como las de Roma o Liverpool, la cual creo que todavía no ha superado, lo que sucedió el otro día en Cornellá y lo que sucedió el otro día con el Atlético de Madrid... el vestuario ha habido un momento en el que se ha visto sin herramientas. Y cuando se señala mucho al técnico y ellos no tienen respuestas, dejan que pase un cambio. Necesita un impulso el Barcelona de alguna manera y lo van a buscar en Quique Setién. También creo que Valverde es víctima de la plantilla del Barcelona: que Luis Suárez, Griezmann y Messi son fijos en este equipo y le ha costado mucho equilibrarlo. No ha sido capaz de encontrar la fórmula y eso vamos a ver si lo consigue Quique Setién, que no lo va a tener fácil".

Julio Pulido. "Destitución injusta, decisión equivocada. Los dirigentes del Barca colocan a la misma altura de los que se toman sus decisiones en virtud de los resultados. Nada de esto estaría sucediendo si el gol de Luis Suárez anulado por fuera de juego de Arturo Vidal hubiese subido al marcador. El futuro de un entrenador y de un proyecto no pueden depender de un gol o un resultado concreto. Valverde no merecía un análisis tan simple. Todo esto sin entrar en las formas impropias de una entidad como el Barca. El ridículo viaje de Abidal y Grau a Arabia para convencer a Xavi, los contactos con otros entrenadores ante la negativa de Xavi. El esperpento que atrapa y devora a un presidente sin un rumbo fijo y sin criterios deportivos firmes. Y a todo esto ... ¿qué dice Messi?",

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?