Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

BORRASCA 'GLORIA'

Catástrofe en el Delta del Ebro tras el paso de la borrasca 'Gloria': el antes y el después

Devastación y graves daños en los arrozales y el ecosistema. El mar penetró hasta 3 kilómetros tierra adentro

El Delta del Ebro, antes y después del paso de la borrasca 'Gloria'. / CADENA SER

La borrasca 'Gloria', que se ha ensañado con el litoral catalán, ha engullido el Delta del Ebro en la peor tormenta de levante de este siglo. El temporal ha hecho desaparecer innumerables playas bajo el oleaje y ha causado estragos en el Delta del Ebro, donde algunas de sus zonas más sensibles han quedado completamente inundadas por el mar, que ha cubierto 3.000 hectáreas de arrozales y ha penetrado 3 kilómetros tierra adentro.

El alcalde de Deltebre, Lluís Soler, ha explicado que el río Ebro se ha desbordado en la zona del Garxal, en la desembocadura, y que la zona más afectada es la Bassa de l’Arena, que ha quedado engullida por el agua salada. "No recordamos nada parecido. Es dramático ver cómo se desborda el río y entra el mar kilómetros adentro", lamenta. En la imagen de radar del satélite Sentinel 1 del martes 22 de enero se observan los daños causados por el temporal en la desembocadura del Ebro. El Delta del Ebro, que es uno de los humedales más importantes de España, con 7.700 hectáreas, aparece totalmente sumergido bajo agua del mar. Su importancia radica en que aportan agua dulce, mantienen la biodiversidad y son un almacén de CO2.

Atunes a kilómetros del mar

Pescadores, agricultores y productores de marisco con los que ha hablado la SER coinciden en aplicar los mismos adjetivos a la situación: "dramática", "catastrófica" y "desastrosa". Los sectores afectados hablan de "tristeza" por ver un delta totalmente hundido y esperan a que las autoridades cuantifiquen los daños económicos. El agua salada es muy dañina para los arrozales y los agricultores deberán vaciar esos campos de arroz de agua del mar e inyectar lo antes posible agua dulce. Un arrocero del Delta del Ebro explicaba que han encontrado atunes a kilómetros del mar

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha explicado que una vez termine el temporal harán un análisis de los daños para evaluar la gravedad: "Es evidente que ha estropeado parte importante del litoral". Buch destaca especialmente la devastación en la zona de les Terres de l'Ebre, (el Delta del Ebro): "El mar ha crecido hacia el interior de forma muy importante". "Evidentemente habrá supuesto consecuencias, en algunos lugares más graves", ha dicho, recalcando que este temporal ha sido "un episodio excepcional e insólito".

"Llueve sobre mojado"

Este miércoles se ha desbordado el río Ter en varios puntos de la provincia de Girona y se busca a dos desaparecidos, uno en Palamós (Girona) y otro en Begues (Barcelona).

Por si lo caído hasta ahora no fuera suficiente, el jefe del área de predicción del Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), Santi Segalà, ha avisado de que el temporal deja este miércoles un segundo frente de lluvias que afectará de forma "extensa e intensa" a gran parte de Cataluña. Los aguaceros serán más débiles y el foco acabará quedando restringido a la mitad nordeste de Cataluña. "Lloverá sobre mojado y se incrementará mucho el riesgo de inundaciones y el desbordamiento de los ríos. No podemos bajar la guardia", ha resaltado la directora de Protección Civil, Isabel Ferrer. La previsión es que la cota de nieve, que ha afectado esta noche a muchos valles pirenaicos por encima de los 700 metros, vaya aflojando su intensidad, así como el viento, que soplará con menos fuerza. En principio, sólo se registrarán rachas de 100 kilómetros por hora en momentos puntuales y debido al episodio de tormentas. Si se cumple el pronóstico, "el miércoles podremos dar por finalizado el episodio de viento, lluvia, nieve y oleaje" del temporal Gloria.

Inundaciones en la zona del delta del Ebro por la borrasca 'Gloria'. / @LLUIS_SOLER

Otra de las imágenes que deja este temporal se veía el martes en la localidad gerundense de Tossa de Mar, donde el paseo marítimo y las calles más próximas al mar quedaron inundadas por espuma marina, batida por la fuerza de las olas.  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?