Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Salario mínimo

Los 950 euros, la confianza de Sánchez y la llamada de Iglesias a Garamendi: así se fraguó la subida del SMI

Sánchez dio su visto bueno a la cifra de 950 euros, sugerida por Iglesias, siempre que se lograra a través del dialogo social

El presidente confió en el líder morado y en la ministra de Trabajo la negociación con sindicatos y patronal

Una conversación entre Iglesias y Garamendi la semana pasada dio el último impulso al acuerdo

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz y los representantes de los agentes sociales.

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz y los representantes de los agentes sociales. / Andrea Zamorano (ACN)

Entre el 12 de noviembre y el 30 de diciembre de 2020, PSOE y Unidas Podemos se conjuraron para sacar adelante un Gobierno progresista de coalición por primera vez en nuestra democracia mas reciente. Casi dos meses, entre la firma del preacuerdo y el acuerdo definitivo, de reuniones constantes, perfilando el texto definitivo, mientras los socialistas trabajaban paralelamente en el diálogo con ERC para lograr su abstención en la investidura.

En una de esas reuniones, llevadas a cabo bajo la máxima discreción y evitando filtraciones que pudieran hacer descarrilar el pacto, se dio también el primer paso para incrementar el salario mínimo con el consenso de los agentes sociales. Una medida “estrella” que ambos partidos ansiaban poder anunciar en los primeros compases de la legislatura para incidir en el carácter social que pretenden dar al nuevo ejecutivo.

El planteamiento de Iglesias

Fue en diciembre cuando Iglesias planteó por primera vez la cifra a Sánchez, explican fuentes del Ejecutivo. 950 euros. Una cantidad que, aunque no llegaba a los deseados 1.000 euros, el líder de Unidas Podemos consideraba susceptible de facilitar el acuerdo con los empresarios a través del diálogo. Una necesidad, la del acuerdo con los agentes sociales, en la que coincidía Sánchez para dar el visto bueno a esa cantidad.

La premisa, aunque no sea necesario para sacar adelante la medida, era lograr el pacto con todos. El líder socialista dejó en manos del propio Iglesias y de Yolanda Díaz la negociación del acuerdo. Con su beneplácito comienzan las conversaciones con sindicatos y CEOE, en coordinación con la máxima responsable de los asuntos económicos, la vicepresidenta Nadia Calviño.

El silencio como máxima

Las fechas del calendario van pasando, los hitos se van cumpliendo y, siempre con el silencio como máxima, tal y cómo explicaba la propia Díaz en Hora 25, el trabajo para lograr el objetivo de incrementar el SMI se desarrollaba día a día. Con Sánchez nombrado ya presidente y el nuevo Gobierno dando sus primeros pasos, la prometida actualización de las pensiones sería finalmente la primera medida, llega el último impulso. Iglesias y Antonio Garamendi, líder de la CEOE, conversaron la semana pasada por teléfono y dejaron encauzado el compromiso, acercándose ya al acuerdo anunciado ayer por Yolanda Díaz.

Tras apenas dos horas de reunión, la ministra de Trabajo, el presidente de la CEOE, su homónimo de CEPYME y los secretarios generales de CCOO y UGT firmaron el compromiso. “Ha sido muy importante para llegar a este acuerdo la confianza de Pedro Sánchez en Iglesias y Díaz, la capacidad de diálogo de la ministra de trabajo, de los sindicatos y de la patronal especialmente de Garamendi, un gran negociador que ha facilitado el diálogo” aseguran fuentes del Gobierno. El salario mínimo alcanzará, finalmente, los 950 euros en 2020.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?