Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Combustibles fósiles

2.000 millones en beneficios fiscales a los combustibles fósiles

El gobierno mantendrá las reducciones al impuesto de hidrocarburos para transporte, agricultura, pesca o producción de electricidad

La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, comparece en rueda de prensa ante los medios de comunicación tras el primer Consejo de Ministros.

La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, comparece en rueda de prensa ante los medios de comunicación tras el primer Consejo de Ministros. / Eduardo Parra - Europa Press (Europa Press)

La Administración central y las autonómicas dejan de recaudar cada año en España unos 1.800 millones de euros por los denominados "beneficios fiscales" incluidos en los presupuestos del Estado que se aplican a los combustibles fósiles. Son datos de un informe de la Asociación de Técnicos de Hacienda GESTHA.

Esos beneficios van a ser revisados -ha dicho la vicepresidenta de Transición Ecológica- pero no se van a reducir a corto plazo, transmite su departamento. Si se suman otras reducciones fiscales, como la exención al queroseno en los vuelos internacionales en Europa, las bonificaciones en el impuesto de hidrocarburos superan los 3.000 millones de euros al año.

Las reducciones y exenciones del impuesto de hidrocarburos sobre los combustibles fósiles (gasóleo, queroseno y otros) alcanzan los 912 millones de euros, según el presupuesto de beneficios fiscales de 2018 de los presupuestos del Estado, los últimos aprobados en el Congreso. Pero esa cantidad se eleva al doble con lo que dejan de ingresar las autonomías, explica José María Mollinedo, secretario general de GESTHA. "La parte que corresponde al Estado es el 42% de la cuenta, el 58% del impuesto está cedido a las comunidades autónomas, y son éstas las que soportan el coste mayoritario de esas exenciones".

Se benefician de esas bonificaciones (en forma de exención, reducción o devolución parcial del impuesto de hidrocarburos) los gasóleos para transporte por carretera y ferrocarril, y para su uso en agricultura y pesca. También el queroseno de aviación para vuelos domésticos, el fueloil para transporte marítimo y el biogás también para su uso en determinados motores, así como el uso de varios de estos combustibles para la producción de elecricidad.

Dejan de ingresarse además casi 1.200 millones de euros por el queroseno de los vuelos internacionales, destaca GESTHA. Pero en este caso es la Unión Europea la que establece la exención fiscal y no el Estado español. Sin todas estas reducciones de la fiscalidad se encarecerían el transporte por tierra, mar y aire; la producción de alimentos y la de electricidad. Y en paralelo perderían competitividad esas actividades económicas.

Sin cambios

Pero fuentes de la vicepresidencia de Transición Ecológica han transmitido a la Cadena Ser que la revisión de esos beneficios fiscales anunciada por Teresa Ribera sólo se plantean a largo plazo, y que a corto plazo esas bonificaciones se mantienen.

GESTHA recuerda que el gasóleo de calefacción también goza de una fiscalidad reducida, generando a los usuarios un ahorro acumulado de más de 200 millones de euros al año. Pero en los presupuestos del Estado no se considera un beneficio fiscal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?