Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Ausbanc

Las treinta extorsiones que la Fiscalía atribuye a Ausbanc y Manos Limpias

Este miércoles arranca el juicio contra la red de extorsión supuestamente liderada por Luis Pineda

Los bancos afectados van desde el BBVA o el Santander hasta Unicaja, que pagó para levantar una imputación en el caso ERE

Las treinta extorsiones que la Fiscalía atribuye a Ausbanc y Manos Limpias

Este miércoles arranca en la Audiencia Nacional el juicio contra Ausbanc y Manos Limpias con la Fiscalía acusando a ambas organizaciones de perpetrar decenas de extorsiones a bancos. El escrito de calificación del Ministerio Público pide condenas de hasta 118 años y 5 meses en el caso de Luis Pineda, líder de la asociación, desgranando todas las acusaciones de las que les acusa.

BBVA: entre 2003 y 2007 el banco suscribió contratos anuales con AUSBANC desembolsando 808.965,05 euros y las publicaciones negativas iban y venían en función de si pagaba o no pagaba. Pineda llegó a comprar acciones del banco para criticar a la entidad en la Junta e intentando cruzar el camino del banco con el del 'caso Nóos'. El banco ha decidido retirar la acusación y Pineda se ha personado como acusación contra el banco en el 'caso Villarejo'.

Caja Madrid: la entidad y Ausbanc tuvieron un contrato publicitario hasta 1996 y los correos supuestamente amenazantes llegaron un año después. "Las decisiones tienen consecuencias", dijo Pineda al Director General de Comunicación Juan Manuel Astorqui en un email en 2010 exigiendo el pago de 1.240.000 euros en distintos conceptos publicitarios. Mientras tanto, recoge la Fiscalía, Manos Limpias impulsó acusaciones contra Miguel Blesa en Plaza de Castilla por el caso City National Bank o la concesión de un crédito a Gerardo Díaz Ferrán, terminando incluso en prisión el presidente de la caja.

Bankia: Pineda tenía abierto un proceso en un juzgado de Madrid por sus acciones en el banco y pidió 85.000 euros a la directora general adjunta de comunicación. Pineda desistió después de que Bankia hiciera una transferencia de 102.850 euros a una de sus empresas, presionando posteriormente a la entidad para hacer lo mismo el año siguiente, amenazando con acudir a la Junta de accionistas.

Credit Services: sufrió una "campaña negativa" después de negarse a pagar 300.000 euros a Pineda en 2007. "Habrá algún cliente de Credit Services descontento y si no me lo invento", dice la Fiscalía que llegó a asegurar Pineda al presidente de la compañía, Francisco Javier López.

Novagalicia Banco: en 2011 Pineda exigió 300.000 euros en publicidad a Manuel Vázquez, director de comunicación del banco, a lo que se negó el presidente José María Castellano. En ese momento, las publicaciones "elogiosas" se convirtieron en "críticas", también cuando pasó a llamarse Evo Banco.

Catalunya Banc: una representante de Ausbanc se reunió en 2008 con el director de la asesoría jurídica del banco, Ramón Lluís García, exigiendo 500.000 euros, a lo que el banco se negó. Luis Pineda organizó una manifestación ante la sede del banco relativa a las conocidas como cláusulas de redondeo, declaradas nulas por el Tribunal Supremo.

Unicaja y los ERE: según la Fiscalía, Pineda se valió de Manos Limpias y su posición como acusación popular en el caso de los ERE de Andalucía para poner precio a la propuesta de archivo de imputación de la causa contra el presidente de Unicaja, Braulio Medel. La entidad pagó en total un millón de euros en 2016 en dos tandas de transferencias, antes y después de su declaración, y después de un aviso de Luis Pineda al secretario general de la entidad: "O no respondo". El juzgado archivó la causa contra él en junio de ese año.

La Caixa, la Infanta y el caso Nóos: una operación similar, pero fallida, intentó poner en marcha Ausbanc a través de Manos Limpias en el caso Nóos, pidiendo dinero a cambio de retirar la acusación contra la Infanta Cristina. Miguel Bernad, líder del pseudosindicato, se reunió con el responsable de reputación de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, exigiendo dos millones de euros que más tarde Luis Pineda subió a tres millones en conversaciones con Gonzalo Barettino, del Sabadell. Nadie aceptó la oferta, Cristina de Borbón se sentó en el banquillo acusada sólo por Manos Limpias y fue finalmente absuelta aunque condenada a devolver los 136.950 euros que obtuvo de la trama corrupta.

Banco Sabadell: en este caso, según la Fiscalía, Pineda usó otra estrategia. Conseguir que Manos Limpias retirase una acusación contra el Sabadell y "quedar en buena posición" para exigir dinero a la entidad. Hasta el año 2015 el banco había aportado 2,2 millones a Ausbanc pero la cantidad "descendió" y los acusados fueron detenidos en 2016 cuando el banco ya había pagado 135.000 euros de los 250.000 acordados.

Baco Santander: en el mismo sentido, siempre según la Fiscalía, el tándem Ausbanc-Manos Limpias intentó extorsionar al Banco Santander en 2015. Fue Miguel Bernad el que se dirigió por email directamente a Ana Patricia Botín en torno a unas acciones judiciales impulsadas por ellos mismos asegurando que Emilio Botín había sido asesinado, y fue Luis Pineda el que públicamente desacreditó esta investigación "consiguiendo instaurar el temor de las represalias que conllevaba no atender a sus peticiones". En 2003 la entidad pagó 437.782,54 euros a la entidad a cambio de inserciones publicitarias y otros 826.445,83 euros en 2016, después del contacto de Manos Limpias.

Caixabank: Manos Limpias presentó una denuncia por administración desleal contra el presidente Isidro Fainé, retirándola por orden de Luis Pineda. El líder de Ausbanc "se presentó ante Jaume Giró", director general de la Fundación La Caixa, pidiendo que Abertis y Adeslas les tratasen "como nos merecemos" a cambio. Posteriormente modificaron unas fotos para que Giró creyese que habían organizado un Foro en Washington patrocinado por el banco, consiguiendo 24.200 euros.

Gas Natural Fenosa: la entidad, a través de su director de comunicación Jordi García, rechazó comprar 30.000 ejemplares de una revista ligada a Ausbanc a cambio de favorecerles en un proceso judicial en Córdoba. "Te ruego estudies de nuevo la posibilidad de la compra de 20.000 ejemplares para redondear y podríamos dar por finiquitado ese asunto tan antiguo y que parece imperecedero", le sugirió Pineda sin éxito.

Volkswagen: en 2015 la Audiencia Nacional empezó a investigar el supuesto trucaje de los motores diésel de la marca, causa en la que se personó Manos Limpias. Ante la falta de respuesta de la compañía para negociar, Pineda dio la orden de pasar "al ataque" con ruedas y notas de prensa llegando a mezclar este asunto con una demanda por publicidad engañosa del Skoda Octavia. El grupo Volkswagen rechazó la propuesta de pagar 30.000 euros a cambio de un estudio que ofreció Pineda.

Caja España: Ausbanc consiguió una sentencia en un juzgado de León que tumbaba cláusulas suelo en hipotecas de la entidad. A partir de ahí, Luis Pineda exigió el pago de "Informes Trimestrales de Consultas y Reclamaciones" (ITCRA) y convenios a cambio de no plantear la ejecución provisional de la sentencia. El Banco Ceiss pagó 242.000 euros por esos informes ITCRA. "No tenemos que esperar a una sentencia que os va a dar una hostia importantísima", dijo Pineda a un interlocutor del banco.

Liberbank: en 2013, y ante el aluvión de demandas de usuarios en Extremadura, el banco formalizó un acuerdo con Ausbanc para hacerse cargo de lo expedientes, dando dinero a la asociación para que lo repartiera entre sus asociados. Ausbanc recibió 1.145.000 y se quedó con un total de 917.000: además, "para evitar daños reputacionales", el banco firmó acuerdos de patrocinio y colaboración por valor de 306.500 euros.

Caja Jaén: también a través de un interlocutor de Unicaja, Ausbanc negoció la retirada de un pleito sobre cláusulas redondeo a cambio de dinero. "O lo resolvemos o tiramos para adelante y luego vendrá el llorar y el crujir de dientes y ya no habrá solución", dijo Pineda. Se pactó un convenio de 600.010 euros y un patrocinio de 20.000 más por unas jornadas de aceite de oliva. El proceso se repitió con respecto a un procedimiento judicial en Málaga, pagando la entidad dos facturas por valor de 968.012,10 euros. 

Nissan-RCI Banque: a cambio de retirar una demanda contra las condiciones de lectura del texto legal en un anuncio para financiar la compra de coches, la compañía terminó pagando 36.300 euros en publicidad.

Barclays Bank: Ausbanc ganó un proceso por publicidad ilícita en un juzgado de Sevilla contra la entidad y acordaron poner fin al procedimiento judicial a cambio de 149.750 euros por inserciones publicitarias "para llegar a un acuerdo económico que pusiera fin al procedimiento judicial".

Caja Castilla-La Mancha: Ausbanc pidió dinero a la caja para instar el archivo de un proceso abierto en un juzgado de Madrid por los tipos de interés en hipotecas a interés variable. Entre 2006 y 2007 el banco pagó 680.000 euros entre indemnizaciones, convenio y publicidad.

Caja de Ahorros del Mediterráneo: la Caja, cuyos directivos han sido objeto de varias condenas en la Audiencia Nacional, también accedió a pagar a Ausbanc a cambio de instar el archivo de una causa sobre cláusulas de redondeo en un juzgado de Madrid. En total se libraron facturas por cantidad de 676.104,40 euros.

Europistas: Ausbanc demandó a esta concesionaria de un peaje de la AP-1 en Burgos por las retenciones por las nevadas de 2004, consiguiendo una sentencia parcialmente estimatoria de la Audiencia Provincial. La empresa terminó pagando 200.000 euros.

Cajasur: en este caso el litigio giraba en torno a una demanda colectiva por cláusulas suelo en un juzgado de Córdoba, estimando el juez las pretensiones de Ausbanc. A partir de entonces se produjo el desembolso de más de medio millón de euros.

Caja Vital: más tarde fusionada con la Kutxa, Caja Vital "se vio obligada a firmar un convenio" con Ausban por 100.000 euros, realizando transferencias que sumaron 546.701,84 euros para frenar una demanda por el redondeo al alza en hipotecas.

Caixa Geral: Ausbanc demandó a la entidad por publicidad ilícita, pidiendo Pineda 7.800 euros y convenios publicitarios para retirar el proceso judicial.

Citibank: el banco rechazó la propuesta de Ausbanc de pagar 100.000 euros "para hacer frente a demandas colectivas" y en recomendar a la asociación ante las filiales de la entidad en Colombia y USA.

Mare Nostrum: se vio "compelida" a firmar acuerdos publicitarias con Ausbanc "para evitar daños reputacionales" pagando 302.500 euros por cuatro informes ITCRA.

Caja Rural del Sur: entre 2014 y 2015 hubo acuerdos entre la caja y la asociación "para evitar daños reputacionales" pagando 90.750 euros por cuatro informes ITCRA, llegando a pactar 150.000 euros por año por convenio publicitario.

Banca March: la entidad "se vio obligada" a desembolsar 9.377 euros por diversas inserciones publicitarias en las revistas ligadas a Ausbanc.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?