Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Sigue en directo la última hora del coronavirus minuto a minuto
Liga Santander

El Barcelona se olvida de la crisis con una manita

El conjunto de Quique Setién venció por 5-0 al Eibar con cuatro goles de Messi y un gol de Arthur

El Barcelona venció por 5-0 al Eibar en un partido dónde los números castigaron en exceso a los de Mendilibar. A pesar de las ocasiones de los visitantes, un imparable Messi sumado a Arturo Vidal le otorgaron la victoria a los suyos. 

En pleno revuelto institucional, el fútbol regresaba al Camp Nou con un encuentro que enfrentaba a Barcelona y Eibar. Ambos equipos llegaban con lesiones importantes en sus filas: Luis Suárez, Dembelé y Jodi Alba en el conjunto local, y Ramis y Kike García en el conjunto visitante. Esto hizo que tanto Quique Setién como Mendilibar tuvieran que introducir novedades en el once titular.

Con un inicio impuntual que estuvo marcado por una gran pañolada con gritos de “Bartomeu dimisión” y problemas con el funcionamiento del VAR, finalmente arrancó el juego. Unos primeros minutos dónde se pudo ver a un Barcelona renqueante con problemas para salir de su zona, y un Eibar tremendamente metido en el partido que con toques rápidos de balón fue capaz de llegar al área rival e incluso marcar gol, aunque el tanto fue anulado por fuera de juego de Sergi Enrich.

Pero no tardaron los culés en soltarse sobre el verde y sentirse en casa. Con los once jugadores azulgranas remando a favor de obra, comenzaron a dominar la posesión y llegó el primer gol oficial de la tarde con una jugada maestra de Leo Messi para romper su sequía goleadora. Caño para sortear la defensa armera y balón picado y cruzado que dejaba sin opciones a Dmitrovic.

Con el marcador en contra (1-0), el Eibar comenzó a ejercer mayor presión arriba, lo que hizo que tuvieran varias ocasiones pero sin demasiada fortuna. A los visitantes, que estaban siendo superiores en recuperaciones de balón y tiros a puerta, solo les faltaba dos cosas: Posesión y Messi en sus filas. La pulga estaba siendo un dolor de muelas para los armeros, con menos de cinco minutos de diferencia marcó un doblete para agrandar la brecha del marcador (3-0). Primero con un balón que llegaba desde la izquierda y chutó cruzado, y luego con el remate de un rechace.

A la vuelta de vestuarios se pudo ver al conjunto local con algo más de chispa en el juego. A pesar de que los de Mendilibar pudieron recortar distancias con una ocasión de Escalante, no tardaró el Barcelona en cortarle las alas a los visitantes. Con dominio del juego, Rakitic pudo hacer más grande la herida pero Dimitrovic se hizo grande.

Aunque los números estaban castigando en exceso a los visitantes, la realidad sobre el verde era otra. Un equipo que no se achicó en ningún momento y lo intentó de todas las formas posibles. Primero con un gol de Arbilla que fue anulado por juego peligroso.

En el minuto 72 de juego, se produjo el cambio que todos estaban esperando, Se retiró del terreno de juego Griezmann y entró el su lugar Braithwaite. Los últimos compases del encuentro fueron una locura marcada por ocasiones de ambos equipos. Pero la suerte le estaba sonriendo a los locales.. Era la tarde de la pulga, Messi estaba de dulce y lo que tocaba lo convertía en gol. El danés robaba un balón en el área y desde la línea de fondo se la cedía al delantero argentino que remataba desde la frontal. Pero ahí no acabaría la agonía del Eibar, Arthur puso la puntilla dejando el marcador 5-0, haciendo olvidar a los culés la crisis institucional por la que pasa el club. 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?