Viernes, 07 de Agosto de 2020

Otras localidades

Por qué China es un ejemplo de contención del coronavirus y el resto del mundo "no está listo"

La Organización Mundial de la Salud elogia la rápida y contundente actuación del país asiático, todo un ejemplo para el resto del mundo

El metro de Shanghai

El metro de Shanghai / Yifan Ding (Getty Images)

El 31 de diciembre de 2019 se reportaron varios casos de neumonía a la Organización Mundial de la Salud (OMS) procedentes de Wuhan, al este de China. Tan solo una semana después, el virus ya tenía nombre 2019-nCoV, que más tarde pasaría a llamarse COVID-19 o, comúnmente, coronavirus. La velocidad con la que se propagaba hizo saltar todas las alarmas. China pasó de 44 casos a 3.000 en 20 días y a 35.000, en un mes.

Mientras comenzaban a registrarse positivos en otros lugares del mundo, el país asiático puso pronto en marcha una serie de medidas extremas que han hecho que la epidemia se controle. Se han registado más de 80.000 positivos y unos 3.000 fallecidos por el coronavirus en China pero el número de nuevos contagios se reduce cada día de forma significativa, al tiempo que aumentan los casos de curación. Todo en tiempo récord: "China ha cambiado el curso del brote dentro del país. Lo que era un rápido crecimiento, se estabilizó y ha comenzado a bajar más rápido que lo que uno puede esperar si hubiéramos estado observando las dinámicas naturales de este tipo de casos. Cientos de miles de casos se han prevenido en China gracias a esta agresiva intervención", aseguró este martes Bruce Aylward, jefe de la misión de expertos de la OMS y China.

Este epidemiólogo ha visitado varias ciudades en el país asiático para conocer de primera mano la evolución del brote y reconoció que no había visto nada igual en 30 años de carrera: "Es el resultado de la aplicación de lo que algunos estiman son viejas y básicas normas de salud pública con un rigor y de una forma nunca vista antes en la historia. Básicamente lo que han hecho es encontrar los casos de contagio, los han aislado y han aplicado limitaciones de movimiento". 

La evolución del coronavirus en China por inicio de síntomas y fecha del informe al 5 de febrero (gráfico superior), 12 de febrero (gráfico central) y 20 de febrero de 2020 (gráfico inferior) / OMS

Qué medidas adoptó China

La OMS enumera cinco estrategias que ha puesto en marcha China y que han sido claves para aplacar el brote:

  • La restricción de movimientos "estricta" en Wuhan, el epicentro del brote
  • Cierres de fábricas y la reanudación ordenada de la producción
  • El uso de datos para encontrar cada foco
  • Construir hospitales especializados en la lucha contra el Covid-19 
  • Un tratamiento científico "muy ágil"

En un amplio informe de la OMS centrado en la situación de China, la institución alababa "la notable velocidad con la que los científicos chinos y los expertos en salud pública aislaron el virus causal, establecieron herramientas de diagnóstico y determinaron parámetros clave de transmisión, así como la ruta de propagación y el período de incubación, proporcionando la base de evidencia vital para la estrategia de China y ganando un tiempo invaluable para la respuesta". También ha podido ayudar a la contención que varios países hayan cerrando sus fronteras con China, pero eso ya no ha sido decisión del gobierno.

Ese informe resalta además la buena organización a la hora de llevar a cabo todo el protocolo: "Las estructuras de respuesta en China se implementaron rápidamente de acuerdo con los planes de emergencia existentes y se alinearon de arriba a abajo. Esto se repitió en los cuatro niveles de gobierno (nacional provincial, prefectura y condado / distrito)". Un organigrama heredado del régimen comunista que en este caso ha tenido sus frutos.

"El resto de países no está listo"

Una vez analizado el caso de China, Bruce Aylward señalaba rotundamente que el resto del mundo todavía "no está listo" para frenar esta epidemia. El experto de la OMS es positivo y piensa que todavía se está a tiempo "si hay un cambio de mentalidad sobre cómo vamos a manejar la enfermedad". Para ello, anima a seguir los pasos de China: "¿Cuántos países tienen planes para tener camas de hospital, ventiladores, suministro de oxígeno, capacidad de laboratorio?", se preguntaba.

El caso de China no solo ha asombrado a la OMS sino que ha dado una lección al mundo entero. Ha demostrado que las alarmas que se cernían sobre el país asiático eran infundadas y que tenemos mucho que aprender de él: "La naturaleza novedosa y nuestra comprensión en constante evolución de este coronavirus exige una agilidad tremenda en nuestra capacidad para adaptarnos rápidamente y cambiar nuestra preparación y planificación de respuesta como se ha hecho continuamente en China. Esta es una hazaña extraordinaria para un país de 1.400 millones de personas", concluye el informe de la OMS.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?