Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 04 de Abril de 2020

Otras localidades

Internet

Cada vez más conectados por el confinamiento: ¿podemos llegar a colapsar las redes?

Las redes IP están experimentando incrementos de tráfico cercanos al 40%

El consumo de Internet ha crecido durante los últimos días.

El consumo de Internet ha crecido durante los últimos días. / Getty Images

El pasado 14 de marzo, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez decretaba el estado de alarma en España para hacer frente a la crisis sanitaria derivada del brote del coronavirus que mantiene en vilo a todo el planeta. Un virus que ha infectado a 39.673 personas hasta el momento en nuestro país y acabado con la vida de 2.696: "El Covid-19 ha creado unas circunstancias extraordinarias para dotar al Gobierno de recursos extraordinarios".

Un escenario que, entre otras cosas, ha supuesto la limitación de la libertad circulatoria para todos los ciudadanos salvo por razones de estricta necesidad. A partir de entonces, la sociedad tan solo puede salir a la calle para ir al trabajo, para comprar en el supermercado, para hacer gestiones en el banco o para pasear al perro, entre otras cosas. Desde entonces, las redes IP están experimentando incrementos de tráfico cercanos al 40%.

Un problema que afecta principalmente a Europa

Pero no solo eso. Según un comunicado conjunto de los principales operadores de red (Movistar, Orange, Vodafone, Grupo MasMóvil y Grupo Euskaltel) las llamadas telefónicas han aumentado un 50% respecto al mes pasado y los datos un 25% como consecuencia de la crisis del coronavirus. Un incremento que también han vivido otros países europeos como Italia, donde la sociedad lleva confinada en sus casas desde el pasado 9 de marzo, Francia, Dinamarca, Bélgica o Noruega, entre otros. 

Debido a ello, la Comisión Europea ha pedido a las distintas plataformas de streaming que difundan sus contenidos en calidad estándar y no en alta definición para «prevenir una congestión de Internet. Concretamente, el comisario europeo de Industria, Thierry Breton, quien ha pedido la colaboración de las distintas empresas para garantizar el mejor de los servicios para la sociedad europea.

Y la gran mayoría de ellas han seguido sus indicaciones. Desde Netflix o Amazon Prime Video hasta Apple TV+, Disney+ o YouTube, quienes han comprometido la calidad de imagen su contenido para reducir la utilización general del ancho de banda en al menos un 25 % en todos los mercados de la Unión Europea. A pesar de ello, cada vez recurrimos más a plataformas de vídeo en streaming y gaming: ¿se podría dar un colapso de las redes?

El botón mágico para evitar el colapso

Según Álvaro Ausín, director de canal y ventas de TP-Link en España, es poco probable: "Creo que una situación de colapso es francamente complicada. En todo caso se podrían dar picos de congestión en la red". En caso de que los sistemas estuvieran al borde del colapso, tan solo habría que limitar los servicios por tipología de tráfico. Es decir, tan solo habría que limitar el streaming de vídeo, uno de los servicios que más recursos consume, para revertir la situación: "Del mismo modo que se ha optado que determinados negocios sigan abiertos al público, como son aquellos relacionados con la alimentación, se limitaría el tráfico por tipología de servicio".

Una opinión compartida por portavoces de Vodafone, quienes reconocen que, a pesar de que podrían darse episodios de lentitud en la descarga de algún contenido, no atisban la posibilidad de un colapso de la red: "La red dispone de mecanismos para regular el tráfico de manera que el acceso se garantiza para servicios esenciales como la voz o el teletrabajo, y en casos en que la congestión pudiera llegar a ser severa en algún tramo de la red, se regularía momentáneamente la velocidad y/o calidad con la que se sirven los contenidos no esenciales".

Tal y como explica Ausín, sería bastante sencillo controlar un hipotético colapso: "A día de hoy, prácticamente todos los routers domésticos disponen de una función de QoS, responsable de analizar la tipología de tráfico. Algo que también pueden hacer distintos firewalls, ya que están habilitados para ellos. Por lo tanto, no resultaría complicado apagar por completo el streaming de vídeo para evitar un colapso. A pesar de ello, no creo que vaya a pasar. 

Las recomendaciones para evitar picos de congestión en red

A pesar de que no es posible llegar al colapso, sí que podemos congestionar la red. Por esa misma razón, y para evitar este tipo de escenarios que comprometan tanto el teletrabajo como el telestudio, los distintos operadores aconsejan un uso racional y responsable de las redes de telecomunicaciones. 

Entre ellas, descargar únicamente los documentos o archivos que de verdad sean necesarios: "Descarga solo los documentos o archivos que de verdad necesites, y si pueden esperar, hazlo por la noche o en las 'horas valle' con menos concurrencia de tráfico". Es decir, entre las dos y las cuatro de la tarde y entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana.

Por otro lado, los distintos operadores han pedido que no mandemos ficheros de mucho peso. Desde las distintas compañías nos invitan a compartir enlaces o rutas con terceros hacia donde estén almacenados. También que utilicemos herramientas de colaboración como Teams o Slack, que evitemos los mails masivos y que utilicemos el teléfono fijo en vez del móvil para realizar llamadas.

Por último, las operadoras nos recomiendan optimizar el tráfico para lo que de verdad necesitemos. Desde enviar correos electrónicos o trabajar en remoto hasta realizar conferencias, recurrir a aplicaciones escolares y educación o acceder a información. Mientras tanto, desde las distintas operadoras recomiendan dejar las herramientas de ocio, así como los videojuegos, el streaming o la reproducción de vídeo en directo para horas de menos tráfico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?