Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

Zizek, el filósofo pop, y su libro sobre el coronavirus: el comunismo es la solución

El filósofo pop, uno de los más conocidos por su faceta mediática, acaba de publiar, en tiempo récord, un primer ensayo sobre la crisis de esta epidemia del coronavirus

Imagen de archivo del filósofo Zizek en Madrid

Imagen de archivo del filósofo Zizek en Madrid / EFE

Slavoj Zižek nunca ha sido un intelectual al uso. Influido por Lacan y Hegel, es un filósofo youtuber que los millennials adoran, tanto que en su última visita a Madrid había colas para entrar en las conferencias que ha impartido en el Círculo de Bellas Artes. Zižek es un pensador contradictorio con alma de provocador. Sus tics nerviosos le acompañan en cada exposición y hasta en sus vídeos en YouTube, a través de los que ha llegado a los millennials desencantados con el capitalismo y donde desmonta los blockbuster de Hollywood.

Ahora sabemos que en un pensador rápido, capaz de analizar minuto a minuto la crisis actual del coronavirus y todo lo que esta epidemia está suponiendo. El filósofo esloveno ya ha publicado, en la segunda semana de confinamiento global, un ensayo sobre el coronavirus. El primer libro dedicado analizar este momento de crisis mundial. Se titula Pandemia! COVID-19 shakes the world, con una portada fuscia y letras grandes, está disponible en papel y para pantallas en la editorial O/R Books y los 10.000 primeros ejemplares han sido distribuidos online de manera gratuita.

"A medida que se extiende el pánico al coronavirus, tenemos que tomar una decisión definitiva: o bien promulgamos la lógica brutal de la supervivencia del más apto, o bien alguna forma reinventada de comunismo con coordinación y colaboración global", escribe Zizek, un filósofo que vivió de niño en un país comunista y que siempre se ha declarado socialdemócrata y muy crítico con el capitalismo. Ahora más.

Zizek pone de ejemplo a China en lo que respecta a la pandemia y pide una reflexión grande una vez salgamos de esta. Para el filósofo, esta crisis nos obliga a decidir entre las leyes de la jungla (un mercado no regulado, donde solo sobreviven los animales más fuertes y ricos), o el comunismo regulado. "La epidemia no es solo una señal de los límites de la globalización mercantil, también señala el límite, aún más fatal, del populismo nacionalista que insiste en la soberanía absoluta del Estado".

Se acabó, por tanto, el 'América first', porque no vale que cada país compre o se rearme de material sanitario, esto es una epidemia que rompe con el concepto de globalización, como hasta ahora lo hemos entendido.

Sin embargo, matiza que el comunismo de China no es elque tiene en mente, que no confía en que se estén dando todos los datos sobre el alcance de la pandemia. Para él, debería consistir en más presencia del Estado para garantizar la sanidad a todos los ciudadanos. "Más que la barbarie abierta, temo la barbarie con rostro humano: despiadadas medidas de supervivencia impuestas con pesar e incluso simpatía, pero legitimadas por opiniones de expertos", escribe.

La epidemia de coronavirus nos confronta con algo que consideramos imposible, define este filósofo. "No podríamos imaginar que algo así suceda realmente en nuestra vida cotidiana: el mundo que conocimos ha dejado de girar, países enteros están encerrados, muchos de nosotros estamos confinados en el departamento de uno (pero ¿qué pasa con aquellos que no pueden pagar ni siquiera este mínimo? ¿precaución de seguridad?) frente a un futuro incierto en el que incluso si la mayoría de nosotros sobrevivemos a una mega crisis económica nos espera", añade.

Acostumbrado a explicar la filosofía y la política desde la cultura pop, el cine, la literatura y otros fenómenos culturales, Zizek cuenta incluso una anécdota sobre el papel higiénico, publicada en un artículo en inglés en RT: "En mi juventud, en la Yugoslavia socialista, empezó a correr un rumor que decía que no había reservas de papel higiénico. Las autoridades respondieron: hay papel higiénico suficiente. Sorprendentemente, la población lo creyó". Ahí tienen la explicación, desde la más alta filosofía a la locura por este producto de higiene.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?