Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Julie, de 16 años, la víctima más joven por coronavirus en Francia: "Tuvo una leve tos"

Los médicos del país alertan de casos de jóvenes sanos que empeoran rápidamente

Personal médico de Francia trasladan a un enfermo con coronavirus.

Personal médico de Francia trasladan a un enfermo con coronavirus. / EDDY LEMAISTRE (EFE)

Julie, una adolescente de 16 años, es la víctima más joven de Francia por coronavirus, según informan medios franceses. Los médicos del país vecino advierten de la presencia de varios casos de jóvenes sanos que empeoran rápidamente y tienen que ser ingresados en las UCI. El caso de Julie ha conmocionado a Francia y llama la atención por la rapidez con la que se produjo su deceso. 

"Debemos dejar de creer que esto solo afecta a los ancianos. Nadie es invencible ante este virus", dijo la hermana mayor de Julie al periódico 'Le Parisien'. Según cuentan sus familiares, la joven tuvo una tos leve la semana anterior a su fallecimiento. El fin de semana empeoró y comenzó a presentar más síntomas que concuerdan con los del COVID-19 y finalmente el lunes decidieron ir al médico. Allí le diagnosticaron una clara "deficiencia respiratoria", aún así Julie no había tenido patologías previas. De hecho, aunque esos dos días en los que empeoró (lunes y martes) las pruebas que le hicieron por coronavirus inicialmente dieron negativo. 

"Estaba luchando por recuperar el aliento"

Cuando el médico, ese mismo lunes, detecta la insuficiencia respiratoria de Julie llegan efectivos de los bomberos equipados con los trajes protectores contra el virus: máscaras, guantes y una bombona de oxígeno. La joven es trasladada al hospital Longjumeau, el más próximo. Sabine, su madre, llama al hospital esa misma tarde para saber sobre el estado de su hija: la tomografía no arroja nada claro, "no es grave", le dicen. 

Con esa insuficiencia respiratoria y los test hechos de COVID-19 trasladan, de nuevo, a la joven adolescente al hospital pediátrico Necker de la periferia de París. Sabine encuentre a su hija con ansiedad. Habla despacio, pero habla y se cansa rápidamente. Los resultados del test, los dos últimos que se ha hecho dan negativo. Todo parece ir bien, de hecho los médicos se quitan las blusas y todo el material de protección contra el coronavirus, según cuenta la propia Sabine a medios franceses. 

Horas más tarde, llegan los resultados de otro test que se realizó en el primer hospital. Positivo en coronavirus. Julie permanece ingresada todo el martes en la unidad de cuidados intensivos del hospital Necker. Pasada la medianoche Sabine recibe una llamada del hospital y acude rápidamente. A la una de la madrugada Julie ha muerto, "en apenas una hora", dice Sabine. "Estaba ya gris", coge la mano de su hija y "nota la piel aún tibia". La hermana mayor de Julie declara al periódico 'Le Parisien' que sus pulmones "no han aguantado", aunque los médicos todavía no comprenden la causa de la muerte es posible que la inflamación pulmonar provocada por el coronavirus haya desencadenado este fatídico final. 

Francia tiene 32.964 contagiados y 1.995 fallecidos a causa del coronavirus, uno de los países europeos con más casos. Además, tiene 5.700 recuperados. El país ya ha adoptado medidas de confinamiento y distanciamiento social de entidad. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?